Fresas

Hay diferentes clases de fresas.

Fresas del bosque: Son de un perfume muy intenso y un sabor extremadamente dulce, aunque de tamaño diminuto. Su color así mismo es rosa-rojizo intenso.

Aunque el principal consumo de fresa se realiza en fresco, también se consume en conserva, y se emplea en la elaboración de confituras y mermeladas, tartas y pasteles.

Fresas cultivadas: Es de forma similar a la mora, aunque de mayor tamaño, su color es rojo brillante y su pulpa suculenta, con un delicioso sabor agridulce y fuerte perfume.

Fresón: Su tamaño es tres o cuatro veces mayor que la fresa de cultivo, con forma de corazón y un color rojo vivo cuando está perfectamente maduro.

El fruto esta recubierto por una película finísima que protege la pulpa, siendo esta de un sabor dulce y refrescante muy grato al paladar.

Las fresas y los fresones son frutas que aportan pocas calorías y cuyo componente más abundante, después del agua, son los hidratos de carbono (fructosa, glucosa y xilitol).
Destaca su aporte de fibra, que mejora el tránsito intestinal. En lo que se refiere a otros nutrientes y compuestos orgánicos, las fresas y los fresones son muy buena fuente de vitamina C y ácido cítrico, ácido málico y oxálico, potasio y en menor proporción contienen vitamina E.

También te puede interesar:



Secciones