Ir al contenido

Recetas, Gastronomía y Cocina

4 Truquis de repostería a tener en cuenta los aficionados a la cocina

 

Pasteles en capas

Los pasteles en capas resultan idóneos para mezclas batidas, con crema o con frutas.

Es imprescindible que las capas del pastel y el grosor del relleno sean iguales.

Para facilitar el corte del bizcocho es conveniente meterlo en el frigorífico entre 4 y 5 horas para que se endurezca.

Después se coloca sobre una superficie plana y dura y con la ayuda de un cuchillo aserrado y de filo largo se corta en dos, tres o cuatro capas. La palma de la mano se debe apoyar sobre el bizcocho para que éste no se mueva.

Para levantar la capa sin que se rompa es necesario ayudarse con la base de un molde desmontable.

reposteria

Nata montada

El mejor de los trucos cuando montes nata para que quede con buen volumen es conservar el recipiente a utilizar para montarla en el congelador hasta el momento de usarlo, y la nata bien fría en la nevera.

Si por lo que fuese te cuesta montar la nata, añade unas tres o cuatro gotitas de limón sin dejar de remover.

También es aconsejable para que la nata mantenga su volumen, echar el azúcar a la mitad del proceso de batido, no hacerlo antes ni al final.

La nata no se te cortará si al batir lo haces siempre en la misma dirección.

 

Forrar los moldes

Para que el pastel no se pegue y sea fácil de desmontar es necesario preparar el molde con antelación.

Primero, con la ayuda de un pincel, hay que engrasar el molde con mantequilla derretida.

Después se forra con un papel encerado al que, previamente, se le habrá dado la forma del molde según sea redondo, cuadrado o alargado.

Para que el pastel no se tueste demasiado por los lados, se puede forrar el molde por fuera con una hoja de papel de embalar sujetada con un hilo.

 

Derretir el chocolate

Cuándo se quiere derretir chocolate con el fin de utilizarlo como cobertura o baño es necesario trabajarlo con cuidado.

Lo primero es elegir un chocolate con gran concentración de cacao y poca leche.

Después se parte y se pone al baño María a fuego muy lento. Mientras se revuelve de atrás hacia delante con frecuencia, hasta que queda homogéneo y brillante. Si toca el agua o se transforma en una masa áspera y compacta se la pueden añadir 2 cucharaditas de aceite vegetal.

 

Recetas de Repostería >>> Clic AQUÍ

Guardar

Guardar


Votación:
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Votos: 2) 5,00 sobre 5
Loading...
Visitas totales: 3


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Blog | Anúnciese en Arecetas | Mapa Web | Contactar | Información legal | Política de Cookies

Arecetas 2002 - 2018 Síguenos en: facebook twitter blogger
Nuestros portales: Arecetas.com | Tnrelaciones.com | Publiboda.com | Ablysex.com