Embarazo: Alimentación

Será necesario llevar una dieta equilibrada y con los nutrientes necesarios, mas especialmente en el caso de las futuras mamás.

Se tratará de comer las cantidades justas y equilibradas de cada grupo de alimentos imprescindibles. Pues se trata de obtener los nutrientes, minerales y vitaminas de cada alimentos, por lo que hay que evitar comer en exceso.

Alimentos a incluir en el embarazo:

  • Productos lacteos
  • Carnes, pescados y huevos
  • cereales
  • Frutas, verduras, hortalizas
  • Líquidos

La leche descremada habrá que incluirla en la dieta diaria, por su alto contenido en calcio.
Igualmente en el caso del queso rico en vitamina A y D, proteínas y calcio: quesos frescos, blandos y de untar. Evitando los quesos altos en contenido graso como son los quesos curados.

Los alimentos como mantequillas y natas tienen alto contenido en grasas por lo que se sustituirán por los quesos citados anteriormente.

Aqullas mujeres que no toleren la leche o no sea de su gusto, pueden sustituirla por yogures.

En cuanto a las carnes, están las rojas (que deberán ser magras) y las blancas como pollo y pescados (estas mas bajas en grasas y fáciles de digerir), todas contienen gran cantidad de proteínas y hierro y deberán ser incluidas en la dieta como mínimo una vez al día.

Las carnes, lácteos y huevos ricos en proteínas deben complementarse con los cereales, pan y derivados que son los alimentos energéticos. Siempre como hemos observado en las cantidades adecuadas.
alimentacion embarazadas Hay que evitar abusar de aquellos alimentos muy calóricos como son dulces, azúcar y las grasas. Sobre todo aquellas mujeres que ya tengan algo de sobrepeso.

Los huevos ricos en hierro, calcio, proteínas, vitaminas A y D serán también incluidos en la dieta y son un alimento que pueden reemplazar a la carne. La cantidad de huevos en la dieta será de 2 huevos semanales, pudiendo, además, incorporar una clara por día.

Los cereales si son consumidos de forma integral constituyen una fuente importante de fibra y carbohidratos (pan de centeno, pan o galletas integrales).
Siempre en cantidades moderadas son un complemento bueno en la dieta, puesto que contienen fibras vegetales y mucha más cantidad de vitaminas del complejo B.

Las verduras o vegetales de hoja tienen una importante cantidad de vitamina C y fibras vegetales. Para evitar la pérdida de sustancias nutritivas es mejor consumir los vegetales en crudo o bien cocinados al vapor. Por ejemplo las zanahorias y la calabaza poseen gran cantidad de betacarotenos precursores de la vitamina A.

En cuanto a las frutas, también imprescindibles, los cítricos, frutillas y los kiwi poseen la cantidad adecuada de vitamina C. Se recomienda consumir por lo menos dos piezas de fruta diarias.

Líquidos. Se debería beber al menos 2 litros de líquidos por día, de zumos naturales, té, agua mineral, caldos desgrasados...

Control de peso y embarazo

La embarazada con sobrepeso deberá reducirlo bajo estricto control médico, ya que una dieta inadecuada en calorías puede condicionar un bajo aporte de nutrientes esenciales lo que influirá negativamente en el normal desarrollo bebé y en ella misma.

Las proteínas de la dieta deben ser, fundamentalmente, proteínas de alta calidad (carne, huevos, lácteos) pues son las que el bebé mejor aprovecha para formar sus propios tejidos.

Seleccionando adecuadamente fuentes proteicas con bajo porcentaje de grasa (leche descremada, pescado, carnes magras), se garantiza un buen aporte de proteínas, vitaminas y minerales esenciales sin aumentar mucho las calorías de la dieta.
Paralelamente, el sobrepeso durante la gestación requiere reducir la ingestión de alimentos muy energéticos (dulces, azúcares, miel, confituras, grasas) y, en menor medida, las harinas, limitándolas a las cantidades mínimas previstas para cubrir el valor calórico que fije el nutrólogo en cada caso.

La información aquí contenida no intenta ser un substituto del CONSEJO MÉDICO PROFESIONAL, por lo que se recomienda al Usuario buscar siempre el consejo de su médico particular u otro profesional de la salud cualificado antes de comenzar cualquier nuevo tratamiento o ante cualquier inquietud relacionada a su salud o condición médica. Particularmente, el Usuario no debe descartar nunca el consejo médico profesional así obtenido por alguna información que hubiera podido hallar en este Sitio.

También te puede interesar:



Secciones