DENOMINACIONES DE ORIGEN ESPAÑA - LEGUMBRES 

JUDIAS DE EL BARCO DE ÁVILA

Judías secas separadas de la vaina procedentes de la familia de las leguminosas, especie Phaselous vulgaris, L, de las variedades 'Blanca redonda', 'Blanca riñón', 'Morada larga', 'Morada redonda', 'Arrocina', 'Planchada' y 'Judión de Barco', enteras y destinadas a consumo humano.

Zona Geográfica
La zona de producción se encuentra situada al suroeste de la provincia de Ávila.

Coincide esta zona de producción con la comarca agrícola denominada Barco de Ávila-Piedrahita, extendiéndose además al pueblo del Tejado de la provincia de Salamanca.

La zona de elaboración y envasado coinciden con la de producción.

Método de Obtención

Condiciones de cultivo:

Preparación del terreno:
En la preparación del terreno antes de la siembra se lleva a cabo una labor de arado, seguida de una de grada (discos) y se completa con otra de grada de gancho, terminando con la preparación del terreno en caballón o plano, según la disposición del agua de riego.
El abonado es orgánico, con estiércol, bianual, de unos 30.000 Kg. /Ha

Siembra:
La siembra se realiza en la segunda quincena de Mayo, sembrándose todas las variedades en la misma época.

Según el tamaño y peso de la variedad empleada se utilizan de 80 a 100 Kg. /Ha para conseguir un marco de plantación de 50 cm de separación entre surcos y 30 cm entre plantas, lo que da una densidad de 12 plantas por metro cuadrado.

Riego:
Las aguas empleadas en el riego de las plantas, son superficiales, exentas de cal. La ausencia de cal origina en las judías secas una epidermis más fina y un bajo contenido en oxalato cálcico en las paredes de las células cúbicas situadas bajo dicha epidermis. Estas características de la epidermis influyen en el tiempo de cocción, disminuyendo este de forma considerable Los riegos se dan en número de siete a ocho y lo más usual es dos en Julio, tres en Agosto y dos en Septiembre.

El volumen de agua utilizada es de 3000 m3 por hectárea y el método más usado, es el llamado "en cadena" que supone unas tomas o "caceras" intermedias para regar el surco en tres o más etapas para conseguir mayor uniformidad y aprovechamiento del agua.

Recolección:
La recolección manual es mayoritaria y consiste en la recolección de vaina a vaina, sin arrancar la mata dando una mayor calidad al producto. Este tipo de recolección puede realizarse arrancando la mata, separando posteriormente las vainas.

La recolección mecanizada es minoritaria y se realiza en dos fases. En primer lugar, antes de la madurez, una separadora-hileradora siega y acordona las matas evitando la perdida de granos. A los dos o tres días una recogedora-trilladora separa los granos.

La recolección mecánica o manual ha de realizarse cuando el Consejo Regulador lo determine a fin de que los granos estén maduros.

La trilla:
Separación del grano de la vaina, mecánica o manual, se realiza cuando el grano está seco y maduro.

Limpia:
Separación de pajas, semillas extrañas, etc.

Una vez que las judías, con destino a la Denominación, se encuentran en los almacenes o plantas envasadoras han de pasar por un proceso constituido por las siguientes fases:

Control de calidad intrínseca de la materia prima para unificar los diferentes lotes, incluyendo

Limpieza para separar cuerpos extraños por medio de aire y vibración.

Cribado y selección; separación de granos defectuosos.

Calibrado; Clasificación por tamaños.

Envasado mediante dosificadoras automáticas o semiautomáticas.

Control de calidad extrínseca para garantizar que los envases estén correctos en cuanto a peso, materias extrañas, granos con defecto, calibre... etc. y que cumplen con las tolerancias señaladas en las normas correspondientes.

Etiquetado: Colocación de etiquetas y contraetiquetas al envase.

Histórico

El cultivo en esta zona ha sido tradicional, su conocimiento y divulgación se debe a los propios agricultores que se desplazaban a los alrededores y a grandes distancias para vender su producto, a la vez que fueron la primera fuente de divulgación del nombre "Barco de Ávila" ligado a las judías secas, caracterizadas por estos primeros comerciantes como suaves y de fácil cocción.

Natural

Orografía:
La orografía de esta zona viene determinada por una gran superficie de Sierra, de terrenos bastante quebrados entre los que se alternan bosques y laderas de pastos, con cultivos de terrazas.

Los materiales que forman esta zona están constituidos por rocas ígneas.

La altitud media de la zona de cultivo se encuentra entre los 600 y los 1200 metros.

Suelos:
Los suelos de la zona de producción proceden de la degradación de rocas de granito y gneis, predominan por lo tanto los suelos arenosos y ácidos con un pH entre 4,5 y 6.

Son suelos ligeros y bien constituidos, sin problemas de drenaje, con bajo contenido en calcio y fósforo, contenido variable de nitrógeno y potasio y alto contenido en materia orgánica, lo que les proporciona una buena estructura.

Clima:
El clima de la zona es continental muy acusado, con inviernos fríos, suavizados en la zona por la protección de la montaña, favoreciendo el cultivo de legumbres en las laderas soleadas y en el fondo de los valles.

La temperatura media es de 11ºC. La máxima absoluta es de 36ºC y la mínima de -l0ºC. La precipitación media anual es del orden de 400-450 mm

Hidrografía:
La zona de producción está atravesada por el río Tormes, en su tramo inicial y por los afluentes de éste, el río Arevalle por la izquierda y el Corneja y el Almar por la derecha.

Consejo Regulador de la I.G.P. 'JUDÍAS DE EL BARCO DE ÁVILA'
C/ Mayor, 33
05600 - Barco De Ávila (Ávila)
Tlf: 920 340 667
Fax: 920 340 667
javiersanchez@ibermed.es
www.judiasdelbarco.es

También te puede interesar:



Secciones