BRIOCHES PARA RELLENAR EN MERIENDAS DULCES O SALADAS

Table of Contents

BRIOCHES PARA RELLENAR EN MERIENDAS DULCES O SALADAS

Brioches para rellenar en meriendas dulces o saladas. Alimento Base: harina, Lo primero es cortar la mantequilla en dados, y la volvemos a meter en la nevera para que se mantenga fría hasta que la necesitemos. Excepto la mantequilla, unos 30 ml....
Tiempo de preparación 2 h
Tiempo total 2 h
Plato Harina
Cocina Francia
Raciones 8 comensales

Ingredientes
  

  • 1/2 kilo de harina de fuerza
  • 100 gr. de azúcar
  • 3 huevos
  • 10 gr. de sal
  • 100 gr. de mantequilla fría
  • 120 - 130 ml. de agua según nos pida
  • 40 gr. de levadura fresca o 13 gr. de levadura seca de panadería
  • 1 cucharadita de canela en polvo
  • La ralladura de 1 naranja
  • La ralladura de 1 limón

Elaboración paso a paso
 

  • Lo primero es cortar la mantequilla en dados, y la volvemos a meter en la nevera para que se mantenga fría hasta que la necesitemos.
  • Excepto la mantequilla, unos 30 ml. de agua y la levadura, ponemos el resto de los ingredientes en el bol de la amasadora y a velocidad baja amasamos durante unos minutos hasta obtener una masa homogénea. Si no tienes amasadora, mezcla bien con una cuchara de madera, y amasa con las manos.
  • Sin dejar de amasar iremos añadiendo los dados de mantequilla fría poco a poco, dejando que se vaya integrando. Cuando haya absorbido la mantequilla añadimos la levadura fresca deshaciendo con los dedos y a continuación el agua restante.
  • Continuar amasando debe deshacerse bien la levadura y la masa tendrá una consistencia elástica y suave. Es un amasado largo que nos puede llevar unos 10 o 15 minutos.
  • Cuando ya está la masa, haremos una bola con ella y la colocamos en un bol engrasado con un poco de aceite de girasol. Lo tapamos con film transparente y metemos en la nevera durante 1 hora.
  • Pasado ese tiempo sacamos la masa y la dividimos en porciones individuales haciendo bolas del mismo tamaño y las colocamos una junto a otra en un molde alto para horno al que habremos untado con mantequilla. Lo dejamos en un lugar cálido y sin corrientes hasta que casi doblen el tamaño.
  • Ahora pintamos con huevo batido y hornearemos a 210ºC en horno precalentado unos 12-15 minutos, hasta que veamos que tienen un color bastante dorado. Cuando esté, sacamos del horno, desmoldamos en caliente y dejamos enfriar sobre una rejilla.