Dieta de la mujer que trabaja

La información aquí contenida no intenta ser un substituto del CONSEJO MÉDICO PROFESIONAL, por lo que se recomienda al Usuario buscar siempre el consejo de su médico particular u otro profesional de la salud cualificado antes de comenzar cualquier nuevo tratamiento o ante cualquier inquietud relacionada a su salud o condición médica. Particularmente, el Usuario no debe descartar nunca el consejo médico profesional así obtenido por alguna información que hubiera podido hallar en este Sitio.

La dieta de la mujer que trabaja permite estar en forma con comidas fáciles de llevar a la oficina.

Primer día

Desayuno

- Infusión de té común o de hierbas (manzanilla, melisa, peperina o boldo), con leche descremada y edulcorante.
- Una tostada finita de pan negro untada con quesillo. 
- Una manzana.

Media mañana

- Una fruta a elección.
- No hay límites en tomar té en la oficina, aunque conviene medirse con el café.

Almuerzo
- Un salpicón de ave preparado con media pechuga de pollo, ajíes, zanahoria, cebolla y tomate. Puede llevar de aderezo, una cucharadita de aceite, sal y jugo de limón. 

Media tarde
- Un yogur descremado.

Cena

- Sopa de verduras o caldo desgrasado.
- Un bife a la plancha sin el costado graso.
- Una ensalada de zanahoria rallada, lechuga, tomate, betarraga y huevo duro.

Segundo día

Desayuno

- Un tazón con leche descremada.

Media mañana

- Una taza de café con leche descremada.

Almuerzo
- Una latita chica de atún al natural (sin aceite) mezclada con cebolla, picada o con rodajas de tomate. Otra opción puede ser una pechuga de pollo y un tomate partido al medio. 
- Un yogur descremado.

Media tarde
- Una taza de café con leche descremada.
- Una galleta de arroz dietética.

Cena

- Caldo desgrasado
- Una ensalada completa (betarraga, lechuga, tomate, zanahoria, perejil, ajo, pepinos, con daditos de quesillo). 
- Gelatina dietética o una fruta.

Tercer día

Desayuno

- Un vaso grande de leche descremada.
- Una galleta de arroz con queso blanco.

Media mañana
- Una fruta o un tomate.

Almuerzo
- Un bife magro con una ensalada mixta, o un sandwich de pan integral tostado con quesillo, dos rodajas de tomate, lechuga y huevo duro picado. 
- Una fruta a elección.
- Yogur descremado.

Media tarde
- Una taza de café con leche descremada. 
- Una galleta integral.

Cena

- Una taza de caldo descremado o un licuado de naranjas con agua y edulcorante. 
- Una pechuga de pollo sin piel a la plancha (para que no le quede muy seca, puede ir rociándola con jugo de limón y perejil picado) y verduras cocidas; acelga, zanahoria, zapallitos. 
- Una manzana al horno o un flan dietético. 

También te puede interesar:



Secciones