Ir al contenido

Recetas, Gastronomía y Cocina

Cómo celebrar el Día de San Valentín y recetas

Historia de Cupido

Cuando hablamos del Día de los Enamorados y San Valentín no es posible visualizar dicha festividad sin la presencia del legendario, tradicional y simpático Cupido. La leyenda nos cuenta y nosotros nos damos cuenta que Cupido es un travieso y alado niño, que se nos presenta armado de dardos, arcos y flechas. Su propósito es "flechar" corazones y unirlos a través de ésta mágica acción invisible. Su imagen surge junto con los corazones, como símbolos de la fecha del Día de los Enamorados y aparecen en papeles de regalo, decoraciones, cajas de chocolates, postales y otros adornos y decorados propios de la ocasión. Mucho antes de la celebración del Día de San Valentín, ya Cupido ocupaba un lugar protagónico en las festividades griegas y romanas dedicadas al amor y a los enamorados. Era hijo de Afrodita "la diosa del amor" y los griegos lo llamaban Eros. Para los romanos Afrodita era conocida como Venus y su hijo Eros lo llamaban Cupido.

Por cualquiera de sus nombres, representa un símbolo del amor el cual logra y consigue lanzando "flechazos" invisibles a sus víctimas elegidas las cuales, irremediable e inexorablemente... se enamoran! De allí que muchas veces decimos... De verdad que están enamoradísimos, ...fue como un flechazo...! Mis deseos para que Cupido lance sus flechas acertadamente y una muchos corazones...vale?

cupido

Historia de San Valentín

En los Estados Unidos, la señorita Esther Howland es conocida como la primera persona que envió las originarias postales de San Valentín. Hoy en día dicha fecha es para muchos una celebración más de tipo comercial que sentimental, sin embargo siempre es grato recordar ese día con algún detalle o felicitación alegórica y simbólica...porque... siempre estaremos enamorados de la vida!.

Durante el año 270 AD. el emperador romano, Claudio II, prohibió que los jóvenes contrajeran matrimonio. Este decreto se basaba en su criterio de que los hombres casados no eran buenos guerreros pues al alejarse de sus familias estarían pensando mucho en ellas y poco en pelear. Lo reforzaba el hecho de no ser cristiano y su deseo de ser honrado como el Dios Supremo. El obispo Valentín, de la zona de Interamma, se opuso tenazmente a ésta ley que iba en contra de sus principios. A pesar de éste decreto, el obispo Valentín continuó casando en secreto a muchas parejas hasta que el Emperador lo arrestó y lo envió a prisión, no sin antes reconocer su valor por defender firmemente el Cristianismo. El Emperador ordenó su ejecución en tres partes: primero una paliza, luego le apedrearían para terminar decapitándolo el día 14 de Febrero. Estando en la cárcel, Valentín se hizo amigo de la hija del carcelero que era ciega y logró milagrosamente que recuperara la vista. La mañana de su ejecución se dice que le envió a la joven una nota que decía..."De tú Valentin"... De allí empieza la tradición de enviar tan hermosas y cálidas tarjetas ese preciso día. El día de San Valentín.

También se cuenta que en el lugar donde fue enterrado, creció un árbol de almendro que de inmediato floreció como símbolo del amor eterno. Por aquel tiempo se celebraba en Febrero la festividad romana de Lupercalia, y existía la costumbre de escribir los nombres de las muchachas solteras en papelitos que se colocaban en una cesta. Los jóvenes tomaban uno de esos papeles y esa joven seleccionada sería su compañera durante dichas festividades. Con el tiempo, el 14 de Febrero, fecha del envío de la carta de Valentín antes de su ejecución a la otrora ciega hija del jefe de la prisión, se instauró como el Día de los Enamorados donde el intercambio de tarjetas y flores se instituyó como una tradición.

En los Estados Unidos, la señorita Esther Howland es conocida como la primera persona que envió las originarias postales de San Valentín. Hoy en día dicha fecha es para muchos una celebración más de tipo comercial que sentimental, sin embargo siempre es grato recordar ese día con algún detalle o felicitación alegórica y simbólica...porque... siempre estaremos enamorados de la vida! El cariño y el amor se debe expresar a todos nuestros seres queridos no sólo ese día sino todos los días del año, de verdad es hermoso y grato poder manifestarlo y escucharlo...

san-valentin

Cómo celebrar el  Día de San Valentín

Aunque para muchas personas ésta fecha no tiene mayor significado y la consideran un día netamente comercial instaurado por los comerciantes para aumentar sus ventas algunos otros, como yo, abrimos un paréntesis en nuestra rutina diaria (que no suene como aburrida...vale?) para celebrar de alguna forma éste día musicalmente romántico. Encuentro a personas que dicen nostálgicamente, con una cara larga y con una sonrisa forzada, que, como no tienen pareja, pasan la fecha por alto, yo les digo que su opinión es válida pero que nada cuesta decir, aunque sea balbuceando o con un tono "esforzadamente" alegre y festivo la palabra ...Felicitaciones! Pueden hacer lo que quieran, desde llorar a rabiar en su cama frente al televisor viendo una película (paradójicamente de "amor") en blanco y negro de los años cincuenta, con un sándwich y su inseparable refresco hasta irse a madrugar en una fiesta, bar o club con un grupo de amigos.

Para los que quieren tomar está fiesta como motivo simplemente como una ocasión para reunirse con los íntimos o únicamente con su amado o amada, no significa que se tenga que hacer un evento grandiosamente cinematográfico con una escenografía tipo Hollywwod y que cueste una fortuna. Si desean celebrar de una manera sencilla pero significativa, le recomiendo que ponga a volar su ingenio, creatividad y amor. Empiece por decidir si la celebración será "intima para dos" o lo que se desea es una reunión más grande pero con motivos de San Valentín. Si es para reunirse con un grupo, les recomiendo un buffet u obsequiar sólo pasapalos y bebidas.

Puede regalar a cada invitado un motivo "cariñoso" al momento de llegar o hacerlo a la hora de salida. Desde luego que lleven "obligatoriamente" algo tan simbólico como Cupidos y rojos y ardientes corazones. La decoración es básicamente con los motivos tradicionales antes descritos y lo original va a ser como colocarlos y ubicarlos. Si se planea bailar, tenga su música ya a la mano para no tener que brincar por todos los cuartos tratando de encontrar "aquella" canción que tanto busca.

Si la reunión se planificó con un amoroso entusiasmo e ilusión, tenga por seguro que la misma será un éxito garantizado y que a nadie se le olvidará su fiesta. Si es para dos, lo primero es hablar con su pareja para que se pongan de acuerdo si van a un restaurante o se quedan en la casa. Si es éste el caso, asegúrese de montar una bella mesa, con velas y adornos propios de la fecha. El menú no debe ser tan elaborado, pero si escogido y preparado con mucho cariño (ver nuestras recetas).

La casa la puede adornar, sin recargo para que no llegar a lo cursi, con algunas bombas de corazón, velas rojas, música súper romántica (o simplemente que les sea significativa par a la pareja) y algo que hacía mi abuela y mi mamá para terminar la cena (no la noche...), una torta en forma de corazón. Los moldes se venden en los comercios del ramo. Lo que debe predominar es un entorno cálidamente amoroso, de buen humor y empatía, elementos que llenarán el ambiente de un ambiente mágicamente romántico difícil de olvidar...

tarta-amor

Recetas para San Valentín:

Alegres galletas de pascua y San Valentín

Amor de frutas

Cóctel de pasión para enamorados

Cóctel San Valentin

Tarta De San Valentín


Votación:
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Votos: 8) 5,00 sobre 5
Loading...
Visitas totales: 5


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Blog | Anúnciese en Arecetas | Mapa Web | Contactar | Información legal | Política de Cookies

Arecetas 2002 - 2018 Síguenos en: facebook twitter blogger
Nuestros portales: Arecetas.com | Tnrelaciones.com | Publiboda.com | Ablysex.com