Equinácea (Echinacea angustifolia)

La equinácea comprende varias especies de plantas que se encuentran principalmente en los grandes llanos de norteamérica.  Era probablemente la planta medicinal más usada por los indios de esta región.

Estudios científicos modernos realizados en Europa han demostrado que la raiz de la equinácea posee propiedades antivirales.  Sin embargo, su principal acción es como estimulante del sistema inmunológico.  Este efecto se debe aparentemente a la presencia de ciertas sustancias conocidas como polisacáridos.  En Alemania la equinácea se ha convertido en uno de los remedios más utilizados contra los catarros y la influenza.  En adición la equinácea ayuda a sanar heridas, en el tratamiento de infecciones de los oídos, en la sinusitis, el herpes e infecciones vaginales y de la vejiga.  Algunos estudios de laboratorio sugieren que la equinácea posee una acción antitumoral, por lo que podría ser beneficiosa en el cáncer.  Sin embargo esto no ha sido comprobado en estudios llevados a cabo en seres humanos.

equinacea plantas medicinales

Se emplea externamente en el tratamiento de heridas, quemaduras, eccema, psoriasis y herpes simplex.

La equinácea se consigue comercialmente en forma de cápsulas y extractos líquidos.

Precauciones

La equinácea no presenta ningún riesgo en la gran mayoría de los casos.  Sin embargo, contiene una sustancia llamada inulin que puede agravar la psoriasis por lo que no debe ser utilizada por personas que padezcan esta condición.  Tampoco se recomienda su uso contínuo.  Esta planta debe usarse a lo sumo durante unas tres semanas seguidas.

También te puede interesar:



Secciones