El vino y cambio climático

El cambio climático ha modificado el color, estructura y cuerpo del vino

El cambio climático ha hecho que en los últimos cien años se hayan producido modificaciones en la vid y, como consecuencia, en el vino, que se traducen en cambios en aspectos fundamentales como el color, la estructura, el cuerpo y capacidad para su crecimiento.

Así lo ha puesto de manifiesto el profesor de Viticultura de la Universidad de las Islas Baleares (UIB), José Escalona, quien ha ofrecido la conferencia "Efectos del cambio climático en la fisiología de la vid y en la calidad de los vinos", en las XXXI Jornadas de Viticultura y Enología de Tierra de Barros, organizadas por el Centro Universitario Santa Ana de Almendralejo (Badajoz).

Según ha dicho, estas modificaciones son consecuencia directa del incremento de concentración de azúcar en el grano y del grado alcohólico de los caldos, una disminución progresiva de la acidez de los mostos y un desequilibrio entre la madurez industrial y la madurez fenólica, que permiten elaborar vinos más alejados del gusto de los consumidores, puesto que tienen una mayor graduación.

vinos_uvas

Por ello, los nuevos escenarios del clima que se prevén a medio plazo, en los próximos cincuenta o cien años, "plantean nuevos retos en la viticultura mundial" y, específicamente, en España y en las zonas cálidas, "nuevas estrategias que permitan minimizar el impacto" que puedan provocar esas nuevas condiciones climáticas.

Esas estrategias pasan, según Escalona, por "una modificación de las variedades" que se cultivan en esas zonas, una modificación de sistemas de plantación y manejo de cultivo y por una modificación en procesos tecnológicos, que permitan modificar las condiciones de los mostos y, por tanto, "conseguir vinos que sean más aceptados por el consumidor".

En cuanto a las zonas vinícolas más vulnerables a este cambio climático, Escalona aclaró que son las de climas más cálidos, como el sur de Europa, y dentro de la península ibérica, citó el sureste español y también el sur de Extremadura y Andalucía, "que son zonas especialmente sensibles a esos cambios".

También te puede interesar:



Secciones