Cómo utilizar el sacacorchos

Para sacar el tapón limpiamente debemos introducir el sacacorchos verticalmente y sin llegar al final para evitar que se desprendan fragmentos. Los expertos en vino defienden la postura de que lo que se debe girar es la muñeca y no la botella, ya que resulta mucho más estético. Pero hay quien opina que no supone ningún problema girar la botella si no tiene depósitos en el fondo (la mayoría de los casos) y que favorece que la espiral se introduzca verticalmente. Se estima que un buen sacacorchos tiene que tener un paso largo en la espiral y los bordes poco afilados para facilitar la extracción. Del mismo modo, su punta no debe ser aguda para evitar desmigar el corcho.

También te puede interesar:



Buscar


Secciones