Cómo hervir verduras

Para conservar gran parte de sus nutrientes y un sabor fresco, es necesario hervirlas solo hasta que estén tiernas. Poner agua en una olla grande y llevar a ebullición. Salar a gusto y añadir las verduras. Hervir sin tapar hasta que estén tiernas, de 1 a 4 minutos. Escurrir las verduras y colocarlas en un recipiente con agua helada para enfriarlas. Escurrir y servir frías o calentadas otra vez en aceite o manteca.

También te puede interesar:



Buscar


Secciones