Deshuesar aves

Esta técnica es indispensable para preparar el pollo para hacer pollo arrollado. Romper el hueso del muslo para dislocar las patas. Con un cuchillo de deshuesara, quitar con cuidado la espoleta. Con el pollo sobre la tabla y las pechugas hacia abajo, cortar a lo largo del centro del espinazo, desde el cuello hasta el extremo de la cola. Empezando por la parte delantera del pollo hasta la trasera, ir raspando la carne a un lado del espinazo y cortándola para exponer la caja torácica. Repetir la operación en el otro lado del espinazo, con cuidado de no cortar la piel de la pechuga. Retirar la caja torácica de la carne. Separar la carne de los huesos del muslo y cortar la articulación con un cuchillo o tijera. Raspar la carne de las alas hasta llegar a la primera articulación. Quitar el hueso del ala que ha quedado expuesta, cortando el resto de la misma por la articulación. Quitar el hueso del ala que ha quedado expuesta, cortando el resto de la misma por la articulación. Cortar los tendones de los filetes y las pechugas. El pollo está listo para rellenar y enrollar.

También te puede interesar:



Buscar


Secciones