Cortar para platos orientales

Quitar la grasa de la pechuga y los tendones. Poner la pechuga entre dos hojas de papel sulfurizado y aplanar con la hoja de un cuchillo de carnicero. Quitar el papel y cortar la pechuga transversalmente, en tiritas finas contra la dirección de las fibras de la carne.

También te puede interesar:



Buscar


Secciones