Aceite bien conservado

Para que el aceite no se ponga rancio pon en la botella un terrón de azúcar. Si es el aceite que sobra de los fritos colócalo en un recipiente de boca ancha y echa encima un chorro de coñac o aguardiente, esto formará una capa en la superficie que reservará el sabor del aceite.

También te puede interesar:



Buscar


Secciones