Ruta Gastronómica del Cochinillo en Peñaranda de Bracamonte

El cochinillo asado o tostón es la receta más popular de Peñaranda de Bracamonte, en Salamanca. Un elemento incluido en el paquete turístico de la localidad y que recluta, cada vez más, a nuevos comensales que no se resisten a probar el plato.

Los restaurantes, conscientes de este hecho diferenciador, apuestan por ofrecer cochinillo de primera calidad, basándose en la receta tradicional y en la elaboración artesanal. En definitiva, partiendo del buen hacer. A ello suman el origen de la materia prima: animales de calidad de ganaderos de la zona, por lo que hay un vínculo a una zona geográfica concreta. Con ello garantizan toda la seguridad del plato que llega a la mesa del comensal. Los cochinillos se sacrifican cuando alcanzan la edad de los 21 días y con un peso de entre cuatro y seis kilos. Estos animales sólo se alimentan de leche materna.

Peñaranda de Bracamonte completa, junto a Segovia y Arévalo, el triángulo de los asadores de cochinillo en Castilla y León, una tradición que se pierde en el recetario de estos tres lugares.

Los maestros asadores de Peñaranda preparan el cochinillo tan sólo con agua y sal, y en horno de leña sobre una cazuela de barro. Lo sirven en esta cazuela y en raciones abundantes, siempre con la piel bien tostada y la carne tierna. Es en este aspecto donde reside el arte y el secreto del maestro. Aunque el plato se mantiene a lo largo del año en la carta, es conveniente reservar mesa con antelación.

Dirección
Provincia: Salamanca
Localidad: PEÑARANDA DE BRACAMONTE

Junta de Castilla y León - Dirección General de Turismo
www.turismocastillayleon.com

También te puede interesar:



Secciones