Profesionales Médicos

Confiar el tratamiento de la obesidad a personas que, "aún siendo profesionales de la salud, carecen del título de médico y, por lo tanto, de los conocimientos suficientes para diagnosticar, prescribir un tratamiento y hacer, con garantías, el seguimiento evolutivo del mismo, es un error potencialmente peligroso" para la salud del paciente, según afirmó la Sociedad Española para el Estudio de la Obesidad (SEEDO).

La enfermedad "debe ser evaluada y su tratamiento controlado por un médico de Familia, internista o endocrinólogo. Asimismo, la indicación de los diferentes tipos de terapias, la valoración de los posibles efectos secundarios y la supervisión global del tratamiento corresponde exclusivamente al facultativo médico", informa la SEEDO en un comunicado.

Según esta sociedad, "banalizar el problema de la obesidad o intentar resolverlo con el empleo de alguna de estas medidas de forma aislada (fármacos, cirugía, balón intragástrico, etc.), como ocurre en algunos ámbitos fuera del marco médico habitual y como promocionan algunas campañas publicitarias, además de ineficaz, puede originar peligrosos efectos adversos".

En este sentido, los procedimientos "que prometen, y a veces consiguen, resultados espectaculares y en breve plazo, suelen originar graves desequilibrios nutricionales o metabólicos y siempre propician una recuperación de peso posterior superior al peso perdidoinicialmente", explicaron.

En opinión de la SEEDO, "no se puede poner en riesgo la salud tomando productos o fármacos prescritos por personas que, con indudable intención de ayudar, no poseen los conocimientos médicos necesarios y, por lo tanto, no están capacitados para manejar enfermedades tan complejas como son la obesidad y el sobrepeso".

La obesidad típicamente se trata mediante cambios en el estilo de vida, entre ellos dieta y ejercicio. Muchos médicos han cambiado la manera de encarar la reducción de peso de sus pacientes. Los estudios han demostrado que incluso una leve reducción del peso corporal —de un 10 por ciento— puede contribuir a la reversión de algunos de los riesgos de la obesidad. En lugar de establecer objetivos que los pacientes posiblemente no puedan lograr, esta «solución del 10 por ciento» ha pasado a ser el objetivo de la mayoría de los programas de tratamiento.

En algunos casos, los médicos pueden recetar medicamentos para adelgazar junto con un programa de dieta y ejercicio. Pregúntele al médico si estos medicamentos serían apropiados para usted.

En casos graves, podría recomendarse una intervención quirúrgica.

Fuente: Sociedad Española para el Estudio de la Obesidad (Europa Press)
www.seedo.es

La información aquí contenida no intenta ser un substituto del CONSEJO MÉDICO PROFESIONAL, por lo que se recomienda al Usuario buscar siempre el consejo de su médico particular u otro profesional de la salud cualificado antes de comenzar cualquier nuevo tratamiento o ante cualquier inquietud relacionada a su salud o condición médica. Particularmente, el Usuario no debe descartar nunca el consejo médico profesional así obtenido por alguna información que hubiera podido hallar en este Sitio.

También te puede interesar:



Secciones