Aproveche este ESPACIO ÚNICO y llegue a su público objetivo.

Un GRAN ESCAPARATE donde mostrar en exclusiva sus productos o servicios, justo aquí donde se encuentran interactuando sus potenciales clientes. ¡NO BUSQUE MÁS!

Su espacio para Vender, Promocionar, o hacer Branding de marca.

-Joan, Josep y Jordi- Roca, alta cocina a tres bandas.

Joan, el arquitecto del gusto

Le hemos preguntado a Joan, el hermano mayor, el chef, el investigador y maestro de cocina, el arquitecto de las creaciones culinarias, el alfa de la constelación rocallosa.

Josep, la magia de El Celler

La visión sistemática de quien tiene que explicar cada día a los clientes la realidad de esta máquina de generar placer que es El Celler. Quien conversa las bebidas y los manjares, los ilustra y los hace mejores: el poder de la palabra, la magia de comunicar valores elididos.

Jordi, dulce anarquía

Le toca al omega, el hermano menor y el que se encarga de cerrar los banquetes con un regusto fresco y dulce.

Hermanos Roca

En su restaurante el vino y la cocina forman un todo inseparable. El fenómeno de los hermanos Roca es irrepetible. Ellos lo saben y potencian ese extraño caso que representan tres cabezas brillantes trabajando con libertad en campos separados. Un gran reparto de papeles. Y todo ello con naturalidad, con enorme sencillez, sin darse la importancia que se merecen. En sus menús hay talento, imaginación, sensibilidad, curiosidad, pensamiento, creatividad,  humildad y sabiduría. Nada nuevo.

Lo de siempre pero con media vuelta de tuerca. Cocina con alma y memoria que mira al Mediterráneo, en la que se suceden platos elegantes y sutiles rematados con técnicas a la última.

Para muchos, El Celler de Can Roca, en Gerona, era desde hace tiempo el mejor restaurante del mundo. Desde 2013, también lo fué para el jurado de la revista «Restaurant», que lo eligió como el nuevo número uno de la gastronomía mundial, por encima del «Noma», el ganador de los últimos años.

Nada extraño si tenemos en cuenta que este restaurante familiar de Gerona, que ostenta las anheladas tres estrellas Michelin, es punto de peregrinación de gastrónomos de todo el mundo que han leído o escuchado maravillas sobre él.

Y lo mejor es que nadie sale decepcionado. Porque este es uno de esos pocos sitios en el que las expectativas siempre se ven colmadas. La casa de los tres hermanos Roca se acerca por momentos a la perfección.

El trabajo de Joan en la cocina es impecable, con tanta técnica como capacidad creativa. El de Jordi con la repostería abre nuevos caminos al mundo de los postres. Y el de Josep con la sala y la bodega es ejemplo perfecto de cómo deben funcionar estos dos apartados en un restaurante para que la satisfacción del cliente sea máxima. Un lugar mágico donde la cocina, la bodega y la sala se integran en un todo armonioso, perfecto, en el que no cabe el más mínimo fallo.

En Can Roca no hay lugar para la improvisación, todo parte de un trabajo meticuloso e impecable, de una reflexión profunda e inteligente, de una pasión admirable, de la implicación absoluta de una familia que vive de y para hacer felices a los demás. Y mientras otros chefs con muchos menos méritos se creen dioses, los hermanos Roca asumen el éxito desde la humildad y la modestia, casi disculpándose de que todo les vaya tan bien.

El Celler de Can Roca

Mucho tienen que ver en ello sus padres y la formación humana que les han dado, y mucho tiene que ver el esfuerzo que les ha costado llegar a la cima. Una familia tan querida en la ciudad que el día que se conoció que habían recibido la tercera estrella Michelin se formó una manifestación espontánea de gente que se acercó hasta el restaurante sólo para aplaudirles.

Restaurante con 3 estrellas Michelin

Hace años se trasladaron del local que tenían junto al modesto bar de sus padres, donde empezaron, a un espacio de lujo en el que la impresionante cocina de 200 metros cuadrados es tan grande como la bodega, que alberga una de las mejores colecciones de vinos que hay en España, verdaderas joyas enológicas recolectadas con mimo y paciencia por Josep Roca.

can-roca

El Celler es un restaurante de estilo libre, de cocina en libertad, comprometida con la vanguardia creativa, sin renunciar a la memoria de las generaciones de antepasados de la familia dedicadas a dar de comer a la gente.

Fue fundado por los hermanos Joan i Josep Roca a finales de agosto del año 1986, en Girona. Joan, en la cocina, y Josep, en la sala. Casi inmediatamente, en 1987, Encarna Tirado, hoy esposa de Josep Roca, se sumó al proyecto, en la sala. Y en 1998, el hermano menor, Jordi, se incorporó a la cocina del Celler.

El Celler nació en un pequeño local justo al lado del establecimiento de sus padres, Josep Roca i Montse Fontané, propietarios de Can Roca, un popular bar-restaurant establecido en 1967 a Taialà-Germans Sàbat, entonces un barrio popular en los suburbios de Girona.

El restaurante comenzó en un local de reducidas dimensiones, por lo que, ya en 1991, se ojeó can Sunyer, situada a escasos metros de la casa de los padres. Se trataba de una antigua casa de campo, híbrida entre los estilos modernista i colonial, construida en 1911 por el arquitecto Isidre Bosch i Bataller. Tras comprar-la, fue adaptada como sala de banquetes y se llamó la Torre de Can Roca. Quince años más tarde, en noviembre de 2007, el nuevo Celler abrió en la Torre. Se cambió un establecimiento de 170 metros cuadrados por otro cuatro veces mayor y mucho más confortable, tanto para el personal como para los comensales: 200 metros cuadrados de cocina, 200 de bodega, 200 de comedor i 60 de recepción, y un jardín acogedor.

El compromiso de El Celler de Can Roca con la cocina y con la vanguardia, además de su vinculación con el academicismo, ha conllevado a una defensa del diálogo permanente con los productores y con los científicos, al diálogo total. Hay que remarcar que los tres hermanos han sido alumnos de la Escuela de Hostelería de Girona, y creen  en la pedagogía como base para los profesionales del futuro.

Precisamente, El Celler de Can Roca es la consecuencia evolutiva de una familia dedicada a la restauración durante diversas generaciones, de conocimientos heredados de tatarabuelos a bisabuelos, de bisabuelos a abuelos, de abuelos a padres y de padres a hijos. Y de la consiguiente actualización vanguardista de cada uno de los momentos vividos.

Hoy los tres hermanos son Premio Nacional de Gastronomía y comparten el título de Doctor Honoris Causa por la Universitat de Girona.

Las principales guías de restaurantes y los críticos de gastronomía han reconocido el trabajo del Celler durante su primer cuarto de siglo de existencia.

En 1995 llegó la primera estrella Michelin; en 2002 la segunda. Y el 25 de noviembre de 2009, la tercera. Tienen además, tres soles de  la Guía Repsol; 19/29, de 5 a Taula, de La Vanguardia; 9,5, de Gourmetour; 9,75/10, de las guías Lo Mejor de la Gastronomia y Gourmand. En 2009 la revista inglesa Restaurant Magazine situó Can Roca como el 5º de los 50 mejores restaurantes del mundo. En 2010 subieron hasta la cuarta posición, y en 2011 y 2012, a la segunda. En 2013, a la primera.

Contacto

http://www.cellercanroca.com

También te puede interesar:



Secciones


Blog | Anúnciese en Arecetas | Mapa Web | Contactar | Información legal | Política de Cookies

Arecetas 2002 - Síguenos: facebook twitter blogger
Nuestros portales: Arecetas.com | Tnrelaciones.com | Publiboda.com | Ablysex.com