Gastronomía de Eslovenia

La gastronomía de Eslovenia es muy variada y tradicional

Hay que destacar productos como la carne, lacteos y el vino de las tres regiones vitivinícolas eslovenas. La cocina eslovena ofrece una gran variedad de especialidades culinarias y cada región tiene la suya propia: en la región del nordeste pasteles dulces y unos vinos blancos de gran calidad, en el Oeste del país destacar el aceite y en el Sudeste vino rosado llamado cvicek y en la región alpina son conocidos los quesos, la carne ahumada y los pasteles preparados con rellenos cárnicos.

Entre los platos típicos de Eslovenia hay que destacar la sopas, la Borscht es una sopa de vegetales con dos variables, fría o caliente, en ambos casos tiene un color rojizo debido a las raíces de remolacha, la wiener schnitze (ternera empanada), y el pohana piska(pollo frito empanado) son dos platos muy populares en Eslovenia, un país que cuenta  con una importante tradición como productor de embutidos, de entre los que cabe destacar el jamón y el salami.

Otro plato típico de la zona es el Mlinci, que se elabora con unas tiras finas de pan en forma de pasta que se cocinan hervidas en agua junto con un poco de sal, la polenta, es un potaje originario del norte de Italia y muy consumido en Eslovenia y en países vecinos, puede llevar o no carne. Al oeste, en la provincia de Primorska, se pueden degustar platos tradicionales a base de pescado.

photo by Sl-Ziga

En lo referente al dulce destacar el 'prekmurska gibanika' (pastel de requesón, manzana, nueces y granos de amapola); pasteles y bollos como el 'potika' (bollo relleno de chocolate).

En cuanto a los vinos los más populares son los que proceden de las uvas Riesling y Cabernet Sauvignon.

Además de los excelentes vinos hay que mencionar también los aguardientes elaborados con manzanas, peras, miel, bayas de arándano, ciruelas y cerezas. 

También te puede interesar:



Secciones