Gastronomía de Lombardia

El abanico de posibilidades que ofrece la cocina lombarda es muy amplio.

recetas de esta regionLa excelente cocina de Lombardía propone combinaciones y elaboraciones refinadas preparadas con sabiduría, gracias a las cuales ingredientes simples se transfoman en platos cuyo sabor y elegancia son inimitables.

Como ejemplo basta nombrar el famosísimo "risotto alla milanese con ossobuco", que solo es digno de su nombre si después de haber tostado el arroz de la manera adecuada, una vez cocido, se efectúa la "mantecatura", lo que dará al risotto aquella consistencia cremosa deliciosa e irresistible cuando se une al ossobuco (hueso con carne de las patas anteriores de la ternera); el azafrán y el tocino le dan el toque final.

Las especialidades gastronómicas van desde el espléndido arroz con azafrán a la chuleta a la milanesa, la sopa paviana al huevo o a la cassoeula (cazuela) con carne de cerdo y berzas.

Gastronomia de Lombardia

Los pizzoccheri (un tipo de tallarín) y la bresaola (un tipo de embutido) ambos típicos del Valtellina. El salchicón crudo de Varzi y los famosos lavarelli, pescado de agua dulce, secados y asados a la parrilla.

Entre los quesos más conocidos y sabrosos están el gorgonzola, de la homónima ciudad, el mascarpone, el lodigiano, el grana, la robiola y el bel paese.

Gastronomia y Cocina LombardaTienen fama mundial los dulces navideños como el panettone de Milán, pero también los amaretti de Saronno, la tarta sbrisolona de Mantua y el turrón de Cremona.

Descubrir la cocina lombarda significa estar seguros de encontrar también los excelentes vinos que la región produce gracias a sus microclimas especiales.

La producción comenzó en las turberas alrededor del lago de Garda en época protohistórica y ello fue la causa, según varios historiadores, que provocó la invasión de los celtas en Lombardía.

Actualmente en la región existen excelentes vinos, algunos de ellos famosos en el mundo, como los maravillosos espumantes brut de Franciacorta o del Oltrepò pavese, San Colombano al Lambro, Valcalepio, Valtellina y Valtellina Superiore.

El abanico de posibilidades que ofrece la cocina lombarda es muy amplio: los "pizzoccheri" de Valtellina, que son tallarines de trigo sarraceno condimentados con queso y verduras, el arroz con filetes de perca rebozada con pan rallado, los "tortelli di zucca", ravioles rellenos de calabaza típicos de Mantua, la “mostarda” de Cremona, la "zuppa pavese", la "polenta taragna" de Bérgamo.

Las especialidades de Milán, además del risotto, son la “cazzöla” (cassoeula), estofado de carnes de cerdo y coles, y la "cotoletta" a la milanesa. Y para terminar, algunos entre los famosísirnos postres lombardos: el suave y delicioso "panettone" de fama internacional, los "amaretti" (amarguillos) de Saronno, la torta "sbrisolona" y el "pan de mèi".

Además de la cocina lombarda, en Milán se pueden probar todas las cocinas del resto de Italia y de muchos países extranjeros.

Es en Milán donde la “nouvelle couisine” italiana comenzó y en donde se desarrolló de manera magistral.

Además Milán es famosa porque ofrece pescado de mar fresquísimo que llega directamente de los varios puertos de pesca para luego ser distribuido a toda Italia.

Lombardía es la patria de una increíble variedad de quesos típicos, con sabores y perfumes diferentes, como el "quartirolo", con bajo contenido de grasas y de sabor delicado, o el "taleggio", cremoso y picante, o los quesos de cabra, quesillos cilíndricos de leche de cabra.

Sin olvidar además aquellas obras de arte de la industria del queso que son el "grana padano", nacido aproximadamente hace mil años, o el "gorgonzola", un queso con un aroma y un sabor especiales.

Cocina y Gastronomia de LombardiaA estos exquisitos quesos se agregan los sorprendentes jamones y embutidos como la "soppressata", los “salami” de los valles y las “salamelle”, chorizos largos y delgados. Además, la "mortadella" de hígado y la "bresaola", filete de novillo salado y secado, todas ellas especialidades lombardas.

Lombardía como para la mayor parte de las regiones italianas también la cocina lombarda es muy variada y en las distintas provincias y territorios: las razones de esta diversidad son geográficas e históricas.

Por un lado la Lombardía tiene la gran llanura Padana, donde encontramos Milán: y en esta zona se cultivan maíz, y un tiempo, trigo en abundancia, luego tenemos las arrozales de Pavia largo todo el terreno que el río Ticino  inunda.

Cocina LombardaLuego encontramos las zonas de los lagos, en particular, el gran lago de Como, con su pescado. Pero la Lombardía es también territorio de montañas, donde cría de bovinos y cerdos es más difícil, y empiezan a parecer también ovejas y cabras.

Donde los hongos y las castañas tienen un papel importante, y donde vemos aparecer también el "alforfón”, prácticamente desconocido fuera de la Valtellina.

Por esta rica región han pasado prácticamente todos en curso de la historia: los antiguos Romanos, los Celti, los Hunos, los Franceses, los Españoles, los Austríacos. Y luego los inmigrantes italianos por las regiones del sur. Todos llevando consigo su patrimonio de recetas, condimentos, hábitos alimenticios...  

Gastronomia y Alimentos de LombardiaHabría luego recordar todos los "pequeños señores" locales, que en el tiempo se repartieron el territorio: así se consigue a entender por qué un bergamasco y un pavese hablan lenguas tan diversas, y comen de manera tan diferente... y por último, las distintas culturas económicas: una parte de la región es históricamente "industrial”, otra más agrícola y artesanal.

A pesar de todas las diferencias algunos puntos en común les podemos encontrar: antes de toda la leche. La leche que se transforma en tantos buenos quesos, madurados y frescos. La leche que pasa a ser mantequilla: el rico aderzo de toda la cocina del norte de Italia, símbolo, hasta hace poco tiempo, de cocina rica y refinada. La crema, muy empleada en las recetas tradicionales dulces y saladas de tradición regional.

Cocina y Alimentos de LombardiaLuego la carne bovina y de cerdo. Pero sobre todo de ternera y buey, casi siempre cocinada a largo, probable herencia de la cocina española y francesa.

Otro punto en común la pasión por los dulces fritos: en las diferentes ciudades lombardas encontrarán miles de tortitas, cada una con su particular sabor y su historia. Una curiosidad en la historia de cocina: Milán es la patria del “bocadillo italiano" caliente y muy rico, con el pan crujiente. El tráfico de la ciudad y los ritmos de la vida moderna han creado la necesidad de comidas rápidas, y este novo "plato” se está convirtiendo una tradición milanes y lombarda apreciada en el mundo.

También te puede interesar:



Secciones