Dieta cuando hay Cáncer

Muchos estudios realizados sobre la relación de la dieta con el cáncer han demostrado que ésta es un factor muy importante y que un 35% de los tumores tenían su origen o estaban relacionados con los alimentos.

La unión más fuerte entre dieta y cáncer es la del cáncer de colon y recto y una dieta pobre en fibra. La fibra ayuda a retener agua y favorece el movimiento intestinal con lo que la eliminación de residuos es fácil.

El Fondo Internacional para la Investigación del Cáncer, junto con el Instituto Americano para la Investigación del Cáncer, ha realizado un informe sobre la relación entre la dieta y el cáncer. En él se dice que cambiando la dieta se puede disminuir entre un 30 y un 40% la incidencia del cáncer. Se ha comprobado que dietas ricas en frutas y vegetales pueden ayudar a prevenir muchos tipos de cáncer como son los de estómago, páncreas, boca, pulmón, hígado, ovario, próstata y riñón, entre otros.

Otros factores que tienen una relación negativa con el cáncer son el alcohol, la carne, las dietas grasas y la obesidad.

fritada

]

Algunas recomendaciones generales para la prevención del cáncer :

    * Tomar una dieta rica en verduras y frutas variadas.

    * Diariamente se deben consumir alimentos farináceos: pan, pasta, arroz y legumbres.

    * Disminuir el consumo de grasas especialmente las de origen animal.

    * Prevenir la obesidad.

    * Limitar el consumo de bebidas alcohólicas.

    * Evitar tomar alimentos ahumados, salados y crudos.

    * Limitar el consumo de azúcar refinado.

    * Realizar ejercicios diariamente, se recomienda caminar una hora diaria.

Efectos de una alimentación inadecuada. Cada vez son más numerosas las evidencias de que una alimentación inadecuada (teniendo en cuenta el consumo de alcohol), junto con la inactividad física y la obesidad, constituyen factores fundamentales en el desarrollo de un número importante de enfermedades crónicas como la diabetes, las enfermedades cardiovasculares, la osteoporosis y el cáncer entre otras.

La información aquí contenida no intenta ser un substituto del CONSEJO MÉDICO PROFESIONAL, por lo que se recomienda al Usuario buscar siempre el consejo de su médico particular u otro profesional de la salud cualificado antes de comenzar cualquier nuevo tratamiento o ante cualquier inquietud relacionada a su salud o condición médica. Particularmente, el Usuario no debe descartar nunca el consejo médico profesional así obtenido por alguna información que hubiera podido hallar en este Sitio.

También te puede interesar:



Secciones