Buscador Arecetas


El mundo está engordando

Entrevista a: Mario Rosemberg

El nutricionista de la Universidad de California de Los Angeles, UCLA, advierte sobre los peligros de la comida ”demasiado barata y tentadora“, de preferir ir a un restaurante de pizza en vez de cocinar con verduras, y de los riesgos que trae para la salud: cáncer de mama, de próstata y diabetes infantil.

Al paso que vamos, en vez de caminar, vamos a rodar. Literalmente. Mucha papa frita dando vueltas, muy económica para todos los bolsillos, poco ejercicio, y escasa conciencia sobre el cuidado del cuerpo. Cuatro valiosas razones que dio a conocer recientemente el nutricionista Mario Rosenberg en una visita al país.

—La obesidad es un fenómeno epidémico, global, que empezó hace 20 años. El país con más altos índices es Estados Unidos, donde afecta al 60% de los adultos y al 45% de los niños. A partir de esto, han surgido enfermedades que no había antes, como la diabetes y osteoporosis en menores de cuatro a ocho años. Nadie se está escapando”, aclara Mario Rosenberg, académico de Universidad de California de Los Angeles, UCLA.

En el marco de un seminario organizado por la compañía Herbalife, aseguró también que Chile no se queda atrás pues sobre el 25% de hombres y niños son obesos.

—¿Existen razones que expliquen este aumento?
—Claro. La alimentación en los niños ha cambiado dramáticamente durante los últimos 20 años, consumen comida rápida, alta en azúcar y grasa, e ingieren mucho refresco. Además, el uso del computador y la televisión fomentan la inactividad infantil. Por último, la gente está alimentándose más porque la comida es muy barata; la gente pobre es la más gorda.

—¿Porque comen más pan, por ejemplo?
—Sí, comen pan, pero también les sale más económico ir a un restaurante de hamburguesas que cocinar en casa. No es comida con alto contenido nutricional, sino con mucha grasa y azúcar. 

—¿Cuáles son los países con más altos índices de obesidad?
—Estados Unidos encabeza la lista. Existe el fenómeno de la obesidad mórbida, gente que pesa 180 kilos, que no puede ni entrar a un elevador
porque les sobra hasta 60 kilos. En ningún otro país se da esto. Luego sigue Alemania, que tiene un problema serio con los niños, muchos con diabetes.

—¿Qué tiene que comer un niño de cuatro años para llegar a ser obeso?
—Una rebanada de pizza tiene alrededor de mil 200 calorías. Si a eso le sumamos tres bebidas (160 calorías), la comida de casa (las pastas que son almidón y azúcar), pueden terminar consumiendo alrededor de dos mil 500 calorías. Una persona debe consumir hasta mil 600 a mil 800 calorías y hay niños que comen el doble. Ahora, se pueden quemar calorías si se hace ejercicio, pero pocos lo hacen. 

—Y en Alemania.
—En Alemania ya empezaron a consumir mucha comida rápida, además de pan. Hace poco estuve también en Noruega y en una de las calles principales, en dos kilómetros, había casi 20 locales de comida rápida de la misma compañía, uno junto a otro.

—Si están, es porque la gente va.
—La gente va porque es muy barato y está de moda. Acá en Santiago, fui a un mall buscando comida chilena y sólo me encontré con hamburguesas, papas fritas y pizzas. Pasa en todo el mundo. En México, el 30 por ciento de su población está obesa.

—¿México sigue a Estados Unidos y a Alemania?
—Creo que todos están más o menos parejos. La Organización Mundial de la Salud está muy preocupada para se tomen medidas. El costo social de las enfermedades derivadas por sobrepeso, es altísimo. Los obesos pierden el trabajo porque les duele su cuerpo, se enferman más frecuentemente y eso afecta al funcionamiento de todo el sistema. La autoestima es muy importante para un país, porque si están bien, salen adelante.

—Países como Finlandia, por ejemplo, regalan ensaladas en los restaurantes para combatir el sobrepeso. ¿Sabe de otras medidas como ésta?
—Los restaurantes de comida rápida también están regalando verduras para no perder clientela. He leído que hay gobiernos que subvencionan el pago de las ensaladas, pero los niños no las comen. Estados Unidos ha incentivado a la gente a que baje de peso deduciendo de sus impuestos el costo de lo que cuesta bajar. Pienso que hay que empezar por educar en las escuelas, por hacer que se alimenten nutritivamente.

—¿Qué pueden hacer las escuelas?
—Bueno, en Estados Unidos las compañías de comida rápida venden sus productos adentro de los colegios. A cambio, donan computadoras y gimnasios. En el estado de California salió una ley que dice que a partir del año 2005 no van a permitir que vendan comida chatarra en las escuelas públicas. Deben esperar hasta esa fecha porque ahora no tienen dinero para los programas actuales y las compañías deben pensar en otro tipo de alimento para ofrecer a los niños.

Si no cambiamos los malos hábitos alimenticios no vamos a caminar, sino que a rodar. En el estado de Louisiana, por ejemplo, el 80 por ciento de la gente sufre de obesidad mórbida. Los autobuses tienen puertas más anchas y los cines están haciendo 
asientos más grandes”, dice Rosenberg.

 

También te puede interesar:



Secciones


Blog | Anúnciese en Arecetas | Mapa Web | Contactar | Información legal | Política de Cookies

Arecetas 2002 - Síguenos: facebook twitter blogger
Nuestros portales: Arecetas.com | Tnrelaciones.com | Publiboda.com | Ablysex.com