Ir al contenido

Recetas, Gastronomía y Cocina

Necesidades nutritivas según el estilo de vida que se lleva

Dime como comes y....

No tener en cuenta cuáles son las necesidades nutritivas según el estilo de vida que se lleva puede ser perjudicial.

Para estar en plena forma sin descuidar las obligaciones diarias hay que conocer en profundidad los ingredientes de la dieta y saber qué proporciona cada uno.

El tipo de vida marca unas necesidades y revela las carencias o excesos de la nutrición. Los alimentos son los envases naturales de las sustancias nutritivas, y cada uno tiene una función que desarrollar.

Los ricos en azúcares, como cereales o frutos secos, tienen una misión energética; los de mayor contenido en proteínas –carne, huevos, pescado, legumbres- mantienen los órganos, músculos y el sistema inmunológico. Los abundantes en vitaminas y sales minerales –frutas, verduras y hortalizas- regulan el funcionamiento del organismo.

nutritivas-comer

Vivir en la ciudad

Una persona que vive en una ciudad está rodeada de una polución que aporta al organismo elementos químicos –unos inofensivos y otros no- que el cuerpo se ve obligado a eliminar, privándose de una energía que podría ser utilizada en otra cosa.

Por tanto, se recomienda ingerir nutrientes que contrarresten estos efectos dañinos: los ricos en minerales como el selenio –mariscos o carnes- y el hierro –aves y huevos-. También deben elegir menús con mayor cantidad de vitamina A (zanahorias y mantequilla), C (zumos y verduras crudas) y E (maíz y coco).

Estrés

Lo mismo ocurre con personas sometidas a fuerte estrés y que dedican poco tiempo a la comida: suelen ingerir productos rápidos de preparar, por ejemplo, carnes o embutidos, que aportan proteínas en cantidad adecuada, pero también una mayor cantidad de colesterol y grasa saturada, perjudiciales para la salud.

En tal caso, es fundamental limitar el consumo de excitantes (tabaco, café o té y los dulces), tomar frutas o zumos y aumentar el consumo de legumbres, pescados y verduras, que ayudan a afrontar el nerviosismo, insomnio, mal humor y fatiga propios del estrés.

Tarea intelectual y trabajos fuera de casa

Quienes realizan un gran esfuerzo intelectual necesitan tener una alimentación rica y variada que aporte suficiente oxígeno al cerebro y fortalezca la memoria. Para estimular la concentración es recomendable, no obstante, ingerir vitaminas y minerales. En concreto, las vitaminas del grupo B como la B-6 - presente en la levadura o los cereales- influyen sobre la memoria.

Las personas a las que el trabajo les hace comer siempre fuera de casa se suelen caracterizar por su nerviosismo, alteraciones del sueño y disminución del apetito. Deben seguir una dieta variada que limite el consumo de carnes y dulces. En estos casos, lo ideal es ingerir pescados azules, frutas y verduras. Alimentos ricos en vitamina A (aceite de hígado de bacalao o espinacas), B (sardinas o huevos) y C (frutas). Minerales como fósforo, magnesio y calcio, presentes en los lácteos y cereales.

Deportistas

Los deportistas, cuyas necesidades energéticas se ven incrementadas, deben hidratar el organismo bebiendo líquidos antes y después del ejercicio, y seguir una alimentación rica en hidratos de carbono que proporcionan energía. Además, deben complementar su dieta con minerales como el potasio –leche y patatas- y el sodio- sal común-. También es fundamental un adecuado aporte de vitaminas y proteínas a través de carne, pescado o vegetales como la soja.

Las personas que no realizan ejercicio físico de manera continuada y, por tanto, tienen menos necesidades energéticas, suelen engordar y padecer problemas circulatorios como la aparición de varices o celulitis, hipertensión y debilidad muscular. En su caso, lo más acertado es seguir una alimentación variada, evitando grasas animales que tienen un alto porcentaje de colesterol.

No tienen por qué suprimir el azúcar, las legumbres o la pasta, pero sí se debe controlar la cantidad. Además, se recomienda tomar lácteos descremados y productos que lleven fibra, como frutas y verduras crudas. También alimentos ricos en vitamina B (cereales integrales y legumbres) y en E (huevos y lechuga).


Votación:
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Votos: 1) 5,00 sobre 5
Loading...
Visitas totales: 1


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Blog | Anúnciese en Arecetas | Mapa Web | Contactar | Información legal | Política de Cookies

Arecetas 2002 - 2019 Síguenos en: facebook twitter blogger
Nuestros portales: Arecetas.com | Tnrelaciones.com | Publiboda.com | Ablysex.com