Ir al contenido

Recetas, Gastronomía y Cocina

El Coco. Color, olor, sabor… ¿y qué más?

Algo más sobre el "coco"

El cocotero es una palmera de elástico tronco que danza cuando el viento la agita que ni las tormentas más furiosas pueden partir su grácil cuerpo. Su fruto es capaz de resistir vivo mucho tiempo, incluso de flotar cientos, miles de kilómetros y llegar a tierra, mejor si es roja y algo arenosa, y germinar de forma natural.

Se piensa que esta planta es originaria de las islas del Pacífico. Después fue llevada al Este de África y la costa atlántica americana y africana. En la Península del Yucatán, México, hay grandes plantaciones que, actualmente están siendo diezmadas por la enfermedad "amarillamiento letal". Hoy en día vive en zonas litorales con clima tropical y subtropical. Su cultivo se localiza en Indonesia, India, Filipinas, Malasia, Caribe, Centroamérica y África tropical.

El cocotero es considerado en muchas culturas como el "árbol de la vida", junto a él no faltará de nada, tal y como lo describe un proverbio de allende los mares de Sur: "Quien planta un cocotero, planta comida y bebida, vasijas y ropa, una casa para sí mismo y una herencia para sus hijos". Y es cierto, porque con el tronco y las hojas de este bello árbol se pueden construir cabañas, sandalias, techos, incluso vestimentas, las hojas también sirven de forraje para el ganado, aprovechando sus fibras se pueden confeccionar cuerdas y sus frutos son utilizados como alimentación.

coco

Cocos nucifera pertenece a la familia de las Palmáceas o Arecaceae, su elástico tronco, muy resistente incluso a los huracanes, alcanza hasta 20 metros de altura. Sus hojas pinnadas, unas 30, se encuentran solamente en la copa de esta planta. El fruto del cocotero es el coco, una drupa que puede pesar hasta 2,5 kg.
El coco está formado por una cáscara externa amarillenta y correosa (exocarpo), una capa intermedia fibrosa (mesocarpo), otra capa más dura (endocarpo), donde se encuentra la semilla: pulpa blanca comestible que contiene en su cavidad central un líquido azucarado conocido como agua de coco.

Lo que más conocemos es ese fruto de cáscara marrón y algo peludo, llamado nuez de coco. Es la semilla a la que se le ha despojado de su capa externa (exocarpo) y de la intermedia (mesocarpo). Su capa fibrosa, la cáscara marrón, (endocarpo) no tiene valor alimenticio. Tanto la pulpa blanca como el líquido contenido en ella se utilizan en la alimentación, pero también con otros usos industriales.

Los productos que se obtienen de la manipulación de la pulpa del coco son la copra, el aceite y la harina.

La copra es la pulpa blanca desecada. La nuez del coco madura se utiliza para conseguir la copra, de la cual se obtiene mantequilla y aceite. La grasa de copra contiene un 65 % de aceite, el cual tiene ácidos grasos sin saturar.

El resultado final de presionar la copra es el aceite de coco. Se utiliza tanto en la alimentación humana como con fines industriales. A fines del siglo XIX con el descubrimiento de la hidrogenación se comienza a utilizar para la elaboración de alimentos como sopas o margarina.

El aceite de coco forma parte de la clasificación de grasas saturadas, las cuales deben ser evitadas siempre que sea posible ya que favorecen la aparición del colesterol.

En el campo de la cosmética también se ha utilizado esta sustancia oleaginosa, como para la elaboración de champús, cremas y bronceadores. Una buena receta casera para conservar el bronceado por más tiempo es mezclar a partes iguales manteca de cacao con aceite de coco, aplicarla como una crema.

La harina de coco se utiliza como alimento para el ganado. Suministrado a las vacas se consigue que la leche aumente su contenido en grasa, afectando también a la mantequilla, es más dura y con un sabor muy agradable.

Además de estos productos también se utilizan directamente la pulpa y el agua del coco.

La pulpa blanca del fruto maduro es comestible, se puede ingerir cruda, entera o rallada, sola o formando parte de diversas recetas. Esta pulpa es más consistente, tiene menos agua pero con más nutriente, es rica en proteínas, hidratos de carbono y minerales, destacando el potasio y el fósforo. Cuando el coco aún está verde la pulpa es más gelatinosa, se consume igualmente aunque sus nutrientes están menos concentrados y son menores.

El agua de coco es el líquido que se halla en el interior de la pulpa, cuanto menos maduro esté más abundante será y también más rico en nutrientes. Se considera una bebida isotónica natural, por lo que la FAO ha patentado el proceso para conseguir mantener en el agua de coco sus nutrientes: sales minerales, azúcares y vitaminas (estas propiedades se pierden cuando este líquido entra en contacto con el aire).

El agua de coco es un fresco jugo muy apreciado en los países tropicales, donde se toma extrayéndolo directamente del fruto.

Recetas con COCO:

DELICIOSAS GALLETAS DE AVENA

COQUITOS SUPER FACILES

TARTA DE COCO Y ARÁNDANOS

TARTA FRIA DE COCO Y CIRUELA

SEB NARIYAL CHATNI (CHUTNEY DE MANZANA Y COCO)

TARTA TROPICAL DE PLÁTANO, COCO Y CHOCOLATE

RICAS CACHAPAS DE MAÍZ AL AROMA DE COCO

TILAPIA AHOGADA EN AGUA DE COCO

TARTA PEZ DE CHOCOLATE, COCO Y M&M

COCADAS SANTABARBERAS

COPITAS DE DULCE DE BATATA, COCO Y JENGIBRE

GUISO VEGANO HINDÚ A LA MASALA

Guardar

Guardar

Share on LinkedInShare on Facebook
Share on TwitterPin it on Pinterest

Votación:
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Votos: 17) 4,88 sobre 5
Loading...
Visitas totales: 16


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Blog | Anúnciese en Arecetas | Mapa Web | Contactar | Información legal | Política de Cookies

Arecetas 2002 - 2020 Síguenos en: facebook twitter blogger
Nuestros portales: Arecetas.com | Tnrelaciones.com | Publiboda.com | Ablysex.com