Ir al contenido

Recetas, Gastronomía y Cocina

Carencia de Vitaminas y Minerales: Los principales nutrientes

Deficiencias de minerales y vitaminas

 

El organismo en su perfecto funcionamiento, precisa de todos los nutrientes necesarios para poder llevar a cabo con éxito todas sus funciones.

La carencia o baja cantidad de ellas puede provocar desajustes corporales de lo más variado.

El aumento de la vida sedentaria, unido al culto por cuerpos cada vez más delgados, ha conducido a la población occidental a ingerir cada vez menos alimentos o ha hacerlo de forma más deficiente.

Ahora, por las prisas del quehacer diario, se come rápido y mal, lo que repercute de manera directa en un aumento de las deficiencias en cuanto a los minerales y vitaminas necesarios para el organismo.

vitaminas-dieta-equilibrada

 

LA VITAMINA A
Se encuentra en las espinacas, tomates, cereales integrales, espárragos, champiñones o frutos secos.

Su carencia puede producir deficiencias visuales, que las uñas y el cabello se vuelvan quebradizos, insomnio, dificultades respiratorias, ansiedad, dolores de cabeza y envejecimiento prematuro.

LAS VITAMINAS DE LA FAMILIA B
Se encuentran en los frutos secos, perejil, ajo, cereales integrales, miel, y en general la mayoría de las frutas y verduras frescas.

Su carencia puede provocar problemas digestivos o en el sistema nervioso, anemia, piel escamosa, constipados y trastornos hepáticos.

LA VITAMINA C
Se encuentra sobre todo en los cítricos y las frutas y verduras sin madurar.

Su carencia provoca problemas óseos y dentales, la debilidad de los vasos sanguíneos y la celulitis.

LA VITAMINA D
Se encuentra y es proporcionada por el sol, las frutas y verduras frescas así como por la miel.

Su carencia provoca problemas de huesos y dentales, desarrollo anormal del tejido cartilaginoso, pérdida de fuerza muscular y cansancio sin motivo aparente.

LA VITAMINA E
Se encuentra en la harina de trigo integral, lechuga o los berros.

Su carencia produce dificultades en la reproducción, tanto femenina como masculina, eczemas y esclerosis.

LA VITAMINA K
Se encuentra en tomates, naranjas, cereales integrales, espinacas o zanahorias.

Su carencia ocasiona anemia y debilidad de los vasos sanguíneos.

LA VITAMINA P
Se encuentra en abundancia en pimientos y naranjas frescas.

Su carencia provoca debilidad, endurecimiento de los vasos sanguíneos y el mal funcionamiento del hígado.

EL AZUFRE
Se encuentra. Puede ingerirse con ajo, cebolla, puerro, maíz, almendras, coliflor, albaricoque, fresas o huevos.

Su carencia provoca vulnerabilidad frente a las infecciones, enfermedades de la piel y debilidad bronquial..

EL CALCIO
Se encuentra. Abunda en el perejil, ajo, zanahorias, cereales integrales, espinacas, coliflor, uvas, cebollas, legumbres y frutos secos entre otros,

Su carencia. El calcio favorece los huesos, dientes y músculos además de favorecer las defensas. Por lo tanto cuando no se encuentra en cantidad suficiente, son estos los órganos más afectados.

LA CLOROFILA
Se encuentra en todas las verduras verdes o frutos y plantas que en su proceso de crecimiento hayan pasado por una fase verde.

Su carencia. Su consumo, evita las infecciones, la anemia, la debilidad cardíaca, muscular y nerviosa, así como el cansancio.

LOS FERMENTOS
Se encuentra en frutas y verduras crudas, miel y quesos. Al cocinar un producto por encima de los 50º, los fermentos se pierden.

Su carencia. Los fermentos ayudan en la asimilación de los alimentos y su transformación. Su falta afecta a estos procesos.

EL FÓSFORO
Se encuentra en lentejas, almendras, espinaca, coliflor, manzana, yema de huevo, hortalizas y harinas, favoreciendo la lechuga su asimilación.

Su carencia puede provocar insuficiencias óseas, nerviosas y depresiones.

EL HIERRO
Se encuentra en legumbres y frutos secos principalmente.

Su carencia provoca anemia, problemas de crecimiento, constipados y disminución de las defensas en general.

EL MAGNESIO
Se encuentra en las espinacas, avena, coliflor, mandarina, plátanos y frutos secos.

Su carencia se evidencia en debilitamiento, trastornos degenerativos, nerviosos y anemia.

EL POTASIO
Se encuentra en las lentejas, plátanos, naranja, ajo, tomate, coliflor y frutos secos.

Su carencia. Su uso previene las contracciones musculares y calambres.

EL SÍLICE
Se encuentra. Abunda en los cereales integrales y en la piel de frutas y verduras.

Su carencia causa endurecimiento de los vasos sanguíneos, arteriosclerosis, trastornos óseos, dentales y musculares así como problemas renales, cardíacos y diabetes.

EL YODO
Se encuentra en algas, ajo, cebolla, espinacas, espárragos, champiñones, arroz integral, zanahorias, cereales y puerro.

Su carencia. Su uso recomendado para evitar problemas de tiroides, tendencia a congestionarse y en general una disminución de las defensas del organismo.

Share on LinkedInShare on Facebook
Share on TwitterPin it on Pinterest

Votación:
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Votos: 1) 5,00 sobre 5
Loading...
Visitas totales: 6


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Blog | Anúnciese en Arecetas | Mapa Web | Contactar | Información legal | Política de Cookies

Arecetas 2002 - 2019 Síguenos en: facebook twitter blogger
Nuestros portales: Arecetas.com | Tnrelaciones.com | Publiboda.com | Ablysex.com