Ir al contenido

Recetas, Gastronomía y Cocina

El Ajo. Color, olor, sabor… ¿y qué más?

El ajo. No solo beneficioso...

 

Resulta difícil hablar del ajo sin ponerlo dentro del contexto donde es uno de los reyes indiscutibles: la cocina.

Podemos dar la vuelta completa al mundo culinario, nos dará igual, porque lo encontraremos siempre, de una salsa a una sopa, de un pescado a un guiso, como protagonista o como acompañante; los amantes de los sabores fuertes de múltiples países se benefician de su uso, sin hablar del papel importantísimo que tiene en la cocina mediterránea, donde está presente como ingrediente en la mayor parte de sus platos.

Porque es bastante cierto que, a pesar de su olor fuerte y persistente hasta resultar penetrante y a resultar bastante pesado de digerir, proporciona a cualquier guiso, cocido o rehogado un sabor característico y personal, un cierto toque indefinible que realza con personalidad propia el sabor de cualquier plato.

Sin embargo, antes de emplearlos, es conveniente cerciorarse de que están en óptimas condiciones:

Deben ser duros y apretados, sin manchas de moho o aspecto arrugado y para que sus detractores lo usen sin miedo al olor, un truco muy eficaz consiste en pelarlo debajo del grifo del agua corriente. Si además, bebemos un zumo de limón o masticamos un poquito de hinojo o perejil después de comerlo, este molesto problema habrá desaparecido por completo.

Pero si ponerse ha hablar de la importancia del ajo en la cocina es fácil, lo es más si pasamos al tema de la salud. Porque para enumerar las propiedades medicinales del ajo, rico en sales minerales, enzimas y vitaminas, necesitaríamos ejercitar toda la paciencia de nuestros lectores (cosa que no pretendemos), de manera que nos limitaremos a mencionar algunas de ellas.ajos-picados

Lo primero es señalar que estas propiedades están derivadas de un aceite muy volátil que, gracias a ello, es capaz de llegar y ser absorbido por cualquier tejido del organismo. Su importancia como agente bactericida, eficaz para curar las heridas y empleado como tal desde tiempos inmemoriales, procede de la existencia en él de una sustancia, la alicina, con propiedades antisépticas. Además, previene la acumulación de grasa en las arterias, ayuda a equilibrar el colesterol en la sangre y, por su acción vasodilatadora, actúa benéficamente contra la hipertensión.

Y si esto les parece poco, también activa la digestión, es una magnífica ayuda en casos de diabetes y previene que aparezcan gusanos en el intestino. Si a todo esto añadimos que es útil para prevenir infecciones, el catarro e incluso la tos…..

¿Necesitan algo más sus detractores para "pasarse" al lado contrario y convertirse en incondicionales?. Seguramente no.

Recetas con ajo:

CAMARONES CON AJO Y LIMÓN

BERENJENAS AL AJO Y CHILES PICANTES

ACEITE DE AJO

COLIFLOR CON AJO Y PIÑONES

TORTILLA DE AJO PORROS

AJO PRINGUE ANDALUZ

MOJO ROJO CANARIO

CONEJO AL AJO CABAÑIL CARTAGENERO

CONGRIO CON AJO PESCADOR

RAPE AL AJO QUEMADO

PASTA DE AJO PRINGUE

ALL-I-OLI ESPAÑOL

AJOS TIERNOS CON MOLLEJAS

SOPAS DE AJO CASTELLANA

AJOS BLANCOS EXTREMEÑOS ASADOS AL MICROONDA

Share on LinkedInShare on Facebook
Share on TwitterPin it on Pinterest

Votación:
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Votos: 12) 5,00 sobre 5
Loading...
Visitas totales: 19


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Blog | Anúnciese en Arecetas | Mapa Web | Contactar | Información legal | Política de Cookies

Arecetas 2002 - 2020 Síguenos en: facebook twitter blogger
Nuestros portales: Arecetas.com | Tnrelaciones.com | Publiboda.com