Carles Abellán

Carles Abellan, con una estrella Michelin por el restaurante Comerç,24, y estrecho colaborador de Ferran Adrià (elBulli) durante 16 años, ha tenido siempre el objetivo de ofrecer buen producto tratado con respeto y maneras de alta escuela.

Carles Abellán no tenía vocación de cocinero cuando empezó a estudiar en la Escuela Superior de Hostelería de Barcelona. Su paso por El Bulli fue lo que le motivó a no abandonar los fogones.

Carles AbellanEn 1985, un veinteañero Carles entró a la Escola de Restauración y Hosteleria de Barcelona. Combinó los estudios con el trabajo en restaurantes como Els Pescadors, L'Odissea, La Dama y el Hotel Meli, y conoció a una figura determinante en su trayectoria posterior, Ferran Adrià. Éste le acogió en el Bulli primero para un stage y luego en su equipo, encomendándole siete años después la dirección -desde el minuto cero- del Talaia del Port Olímpic barcelonés, y más tarde la puesta en marcha de la cocina del hotel Hacienda Benazuza en Sanlúcar la Mayor (Sevilla).

Nuestro chef, que en Cala Montjoi había descubierto por fin su vocación, acabó regresando a la Ciudad Condal para aventurarse como propietario en un local situado en la calle Comerç número 24. Su objetivo desde entonces es desacralizar la alta gastronomía y ofrecerla en un escenario contemporáneo a precios razonables, sin renunciar por ello ni a la creatividad constante ni al buen producto.

La piedra angular de su propuesta tiene el formato de tapa, y ésta surge del gusto de la memoria y de una actitud abierta a lo mejor de cada cultura culinaria.

Comerç 24

Comerç 24 es un sueño hecho realidad que ha mostrado al mundo por fin la verdadera dimensión y personalidad de Carles Abellán como cocinero y ha servido de base a sus posteriores propuestas: un bar de tapas en el más estricto sentido de la palabra, tapaÇ 24 (Diputació, 269); y en un futuro no muy lejano, la responsabilidad de llevar adelante la propuesta gastronómica de uno de los establecimientos míticos de la hostelería barcelonesa, el Velódromo, que se encuentra todavía en proceso de restauración.

¿Cuál es la filosofía de Comerç24?

Todo empezó buscando un punto intermedio entre un bar de tapas y un restaurante, siempre ha habido esta fina línea intermedia. Realmente es un restaurante, pero un restaurante con un concepto de tapas ideado para compartir, para poner muchas cosas en el medio de la mesa para que se repartan. En Comerç24 hay trozos de barra donde la gente está en taburetes como si fueran mesas.catering 24

Comerç 24 es a la vez el fruto y el estandarte de lo que Abellán denomina, "cocina glocal". Este neologismo de su invención establece la pertenencia a un grupo de cocineros radicados en el espacio concreto de la Barcelona contemporánea como base interpretativa para una cocina

inevitablemente global por las inquietudes, conocimientos y materias primas que recoge del mundo entero. No hay fronteras en el planeta en el que vivimos que impidan a los productos más exóticos y a las técnicas más distantes llegar hasta la cocina de Comerç 24, pero sí hay una visión curiosa, abierta y expectante que su cocinero comparte con otros profesionales barceloneses educados en las mismas raíces, conscientes todos ellos de su pertenencia a un entorno concreto, de la mirada común que proyectan en cada uno de sus platos.

¿Con la estrella Michelín tampoco pasará?

No, porqué la estrella Michelín me la tomo como un reconocimiento a un trabajo hecho ya que no quiere decir que un año seamos buenos y el año que viene seamos malos, a pesar de que nos la pueden quitar. Pienso que es un reconocimiento a un estilo, pero sobre todo a un saber hacer, a una técnica de cocina interesante, un servicio, un contexto lógico, que tiene sentido dentro de los baremos que ellos marcan y en los que básicamente se fijan en la cocina.

Bravo 24

Los jóvenes cocineros modernos que hemos hecho cocina creativa somos los únicos que estamos haciendo cocina tradicional: Albert Raurich, Fermí Puig, Carles Gaig, etc. La tradición no la hemos perdido nunca pero hay un discurso muy malintencionado de gente que quiere ponerse en contra de la cocina creativa para estar a favor de la tradicional, cosa totalmente absurda. Por una vez que vamos a comer a un restaurante creativo, vamos 50 veces más a uno de tradicional.

Bravo 24

Restaurante situado en la segunda planta del hotel W Barcelona, a pie de playa. Pureza en el espacio y una línea de cocina en la que priman la esencia del producto y su calidad. La carta ofrece tapas con D. O., arroces, ostras de Marennes-Oléron, mariscos, carnes afinadas y pescados de la Llotja de la Barceloneta a la brasa de encina. Más de 400 referencias en la bodega y, cuando hace buen tiempo, terraza con vistas al mar y la costa.

Catering 24

Servicio exclusivo, como un traje hecho a medida, para fiestas particulares, eventos sociales, reuniones de empresa... Servido en los reservados interiores o en la terraza del restaurante Bravo24. El producto como protagonista y el resultado de alta cocina de Carles Abellan.

Bart-terraza: Entorno de ambiente mediterráneo, para desayunar al aire libre con el mar de fondo, comer tranquilamente, comenzar la noche cenando y alargarla tomando una copa. Selecta variedad de arroces, marisco, pescado de la Llotja y carnes con D. O. a la brasa de encina, a maridar con alguno de los más de 400 vinos de la bodega. Y cócteles, clásicos e innovadores.

Contacto

www.projectes24.com/

www.comerc24.com

Dirección: C/ Comerç, 24. 08003 Barcelona - España

www.carlesabellan.com/tapac24/

Dirección: Diputació, 269 con paseo de Gràcia. - España

www.projectes24.com/bravo24/

 

También te puede interesar:



Secciones