Truco para las tartas albaricoque

Table of Contents

Cuando prepares una tarta de albaricoque, córtalos por la mitad, quítales el hueso y disponlos en el fondo de la tarta con la parte de la piel en contacto con la masa. Si no lo haces así, el jugo que sueltan durante la cocción reblandecerá la masa, mientras que con este procedimiento el jugo queda retenido en el cuenco del hueso.