¿Has cocido la pasta y te acabas de dar cuenta de que te han quedado salada?

Table of Contents

No te preocupes tiene solución: escurre la pasta como lo haces siempre y luego sumérgela en agua limpia y deja correr un poco de agua corriente un rato. Déjalo así hasta que pierda el exceso de sal.