Conservacion de setas en sal

Table of Contents

Se trata de una forma muy antigua de conservar las setas. Se utilizan ejemplares limpios y previamente secos, colocándose en un recipiente hermético, alternando capas de sal con camadas de setas, de modo que la última capa sea de sal. Se necesitan, aproximadamente, unos 50 g de sal por cada medio kilo de setas. Las mejores setas para conservar en sal son los boletos y los níscalos.