TORTELLINI DE POTENZA

Table of Contents

TORTELLINI DE POTENZA

Tortellini de potenza. Alimento Base: Tortellini, Corte en cubitos el lomo de cerdo y la pechuga de pavo, después dórelos en la mantequilla, déjelos cocinar por unos 10 minutos. Pase dos veces todo por la trituradora de carne junto con el jamón...
Tiempo de preparación 55 min
Tiempo total 55 min
Plato Tortellini
Cocina Italia
Raciones 5 comensales

Ingredientes
  

  • Para la pasta:
  • 300 g de harina
  • 3 huevos.
  • Para el relleno:
  • 200 g de parmesano rallado
  • 100 g de lomo de cerdo
  • 100 g de mortadela de bologna
  • 100 g de jamón crudo
  • 50 g de pechuga de pavo
  • 20 g de mantequilla
  • 2 huevos
  • Nuez moscada
  • Sal
  • Pimienta
  • 2 litros de caldo de carne.

Elaboración paso a paso
 

  • Corte en cubitos el lomo de cerdo y la pechuga de pavo, después dórelos en la mantequilla, déjelos cocinar por unos 10 minutos.
  • Pase dos veces todo por la trituradora de carne junto con el jamón y la mortadela, dejando caerlos sobre una fuente.
  • Incorpore los huevos, la sal y la pimienta necesaria, una pizca de nuez moscada y 150 g de parmesano.
  • Mezcle muy bien los ingredientes, hasta obtener una preparación homogénea.
  • Coloque sobre la tabla la harina y ahueque el centro, añada los huevos y amase enérgicamente por aproximadamente 15 minutos.
  • La masa debe ser bastante dura.
  • Con el uslero estire una pasta sutile y con el cuchillo corte cuadraditos de 3 cm de lado o, también, saque discos con un vaso.
  • Al centro de cada cuadrado coloque un poco de relleno, después pliegue la masa en dos haciendo converger los bordes y presione bien con los dedos para evitar la pérdida del relleno.
  • Pliegue después el tortellino en torno al dedo índice y sobreponga las dos puntas, presionando para que quede bien unido.
  • Ponga al fuego la olla con el caldo y cuando hierva añada los tortellini, revuelva con delicadeza y cuézalos por 2 -3 minutos.
  • Se sirven al dente, acompañándolos con parmesano rallado.
  • Se pueden servir secos, pero siempre cocidos en el caldo, condimentándolos con ragú de carne.