Tallarines chinos con pollo: Receta fácil y rápida

tallarines chinos con pollo

Table of Contents

Los tallarines son un plato que consiste en una masa alargada de forma chata, que se consume como una pasta. Su origen es Italiano pero se ha regado por el mundo, adaptándose a las diferentes costumbres gastronómicas de cada país. Se pueden consumir con salsas, vegetales e incluso soya.

Los tallarines chinos con pollo por su lado, se consideran junto con el arroz uno de los platos más consumidos en el país (China). Son elaborados y consumidos desde el siglo XIII, siendo reconocidos como una parte importante de su cultura y gastronomía.

Por todo lo anteriormente mencionado, en el siguiente artículo hablaremos de cómo elaborar de forma fácil y rápida unos deliciosos tallarines chinos con pollo, con los que podemos sorprender a nuestros amigos y familiares. 

¿Qué necesitas para preparar tallarines chinos con pollo de manera fácil?

Para la elaboración de los tallarines chinos con pollo, es indispensable tener ingredientes frescos y de calidad que nos permitan obtener los resultados que deseamos. Mencionamos a continuación los más importantes:

  • Tallarines: Los tallarines son un tipo de pasta larga y ancha que se utiliza usualmente en recetas con origen italiano y chino. Son una fuente de carbohidratos y se recomienda cocinar el tiempo adecuado. 
  • Pollo: El pollo es una fuente de proteína que se utiliza mucho, debido a su versatilidad para combinarse con ingredientes y sabores. Debe estar fresco y en óptimas condiciones.
  • Salsa de ostras: La salsa de ostras es una salsa que se caracteriza por ser espesa y de color oscuro. Se prepara con caldo de ostras y contiene una amplia cantidad de micronutrientes. 
  • Huevo: El huevo también es una fuente de proteína de alta calidad biológica, el cual debe estar fresco y en óptimas condiciones. Aporta un sabor muy característico, textura y volumen.
  • Salsa de soya: La salsa de soya es una salsa oscura y líquida que contiene una alta cantidad de minerales como el sodio. Es salada y aporta un sabor bastante característico a los alimentos. Se usa mucho en recetas chinas.
tallarines chinos con pollo

TALLARINES CHINOS CON POLLO

Para elaborar los tallarines chinos con pollo, es importante tener una lista de ingredientes y pasos a seguir que nos permitirán obtener los resultados que deseamos.
Tiempo de preparación 40 min
Tiempo total 40 min
Plato Tallarines
Cocina China
Raciones 5 comensales

Ingredientes
  

  • 300 gr de tallarines
  • 1 cebolla grande
  • 1 pimiento
  • 250 gr de pechuga de pollo
  • 2 dientes de ajo
  • Salsa de ostras
  • Salsa de soya
  • 1 huevo hervido
  • Aceite vegetal
  • Sal y pimienta

Elaboración paso a paso
 

  • El primer paso para la elaboración de los tallarines chinos con pollo, es cortar nuestra pechuga en cuadros pequeños, sazonar con sal y pimienta para proceder a dejarla en refrigeración una hora.
  • Salteamos los cuadros de pechuga en un sartén caliente con un poco de aceite vegetal y dejamos hasta dorar.
  • Cortamos la cebolla y el pimiento en julianas muy delgadas.
  • Salteamos la verdura con el pollo, agregamos los dientes de ajo y dejamos dorar un poco más.
  • Por otra parte, hervimos agua y le agregamos un poco de sal. Le adicionamos los tallarines y dejamos cocinar por un tiempo aproximado de ocho minutos.
  • Mezclamos todos los ingredientes (tallarines y pollo) y añadimos el huevo hervido cortado en rodajas. Le añadimos la salsa de soja y la salsa de ostras.
  • Dejamos absorber y cocinar por dos minutos más y servimos.
  • ¡Y listo!, tenemos unos deliciosos tallarines chinos con pollo para disfrutar y compartir.
Keyword comida china, tallarines, tallarines chinos con pollo

Tips para hacer los mejores tallarines chinos con pollo

Para obtener los mejores tallarines chinos con pollo, existen algunos tips y consejos que podemos tener en cuenta al momento de cocinar. Mencionamos a continuación algunos de los más importantes:

  • Utilizar ingredientes frescos y de calidad nos permite obtener excelentes resultados, prolongar el tiempo de vida útil del plato y cuidar la salud gastrointestinal de nuestros consumidores. 
  • Cocinar por el tiempo adecuado los tallarines, permitirá obtener la textura que deseamos. Si  cocinamos demás pueden quedar muy suaves, justo como la pasta. 
  • Colocar agua fría o fresca sobre nuestros tallarines permitirá cortar la cocción y obtener los resultados que deseamos. 
  • Podemos añadir un poco de aceite vegetal al agua donde se cocinen nuestros tallarines, ya que evitará que se queden pegados al momento de sacarlos del agua y servirlos. 

Variaciones de la receta de los tallarines chinos con pollo

Toda receta tiene posibles variaciones, que podemos utilizar para sustituir ingredientes y añadir sabores nuevos. Mencionamos a continuación algunas opciones que podemos tener en cuenta en la preparación de los tallarines chinos con pollo:

  • Salsa inglesa: Sustituir la salsa de soya por la salsa inglesa es una increíble opción, sobre todo para los consumidores a los que no les es tan agradable el sabor de la misma.
  • Cerdo:  En caso de no disponer de pollo podemos sustituir por carne de cerdo. La cocinamos, cortamos en trozos pequeños e integramos para disfrutar con nuestros tallarines.
  • Zanahoria: Si queremos incrementar el volumen y valor nutricional de la receta, podemos añadir zanahoria cocida o cruda dependiendo del gusto del consumidor. La zanahoria es responsable de aportar micronutrientes y antioxidantes.
  • Cebollín: El cebollín es un ingrediente clave para recetas de la gastronomía china. Se recomienda adicionar justo al final y recién cortado, para aprovechar al máximo su sabor y nutrientes.
  • Paprika: La paprika se integra como una especia con capacidad de añadir sabores picantes y fuertes. Se puede adicionar para aderezar nuestra proteína. 

Tipos de tallarines 

Partiendo de las posibles variaciones que se pueden aplicar a los tallarines chinos con pollo, existen otras recetas totalmente nuevas e independientes que también podemos intentar. Mencionamos algunas a continuación:

  • Tallarines a la boloñesa: Esta receta es acompañada de forma clásica por una salsa boloñesa realizada con tomates, puerros, zanahorias y cebollas.
  • Tallarines a la criolla: Para esta deliciosa receta se utilizan ingredientes como pechuga de pollo, arvejas cocidas, maíz desgranado, espinacas, pimiento y dientes de ajo. 
  • Tallarines a la huancaína: Para este tipo de tallarines se debe contar con ingredientes como el queso de cabra, leche evaporada, huevo duro, galleta de soda, perejil y ají. 
  • Tallarines a la primavera: En estos tallarines se utiliza pechuga de pollo, verduras primavera, mayonesa, sal y aliños. Se mezcla todo y se sirve para disfrutar. 
  • Tallarines a la Isabella: Para estos tallarines necesitamos contar con dientes de ajo, cebolla picada, salchichas, crema de queso, leche, pimientos, salsa inglesa y tallarines cocidos.
  • Tallarines a la Romana: En la elaboración de esta receta se utilizan tomates maduros, tocino de jamón, champiñones, queso parmesano, cebolla, dientes de ajo, vino blanco, sal y pimienta.
  • Tallarines a lo Alfredo: Estos tallarines utilizan la conocida salsa Alfredo que cuenta con jamón picado, crema de leche, mantequilla, vino blanco, queso parmesano y nuez moscada.
  • Tallarines a las tres carnes: Para esta receta utilizamos carne de pollo, carne de ternera y carne de cerdo cortadas en tiras finas. Se integran con cebolla, pimientos, dientes de ajo y salsa de soja. 
  • Tallarines con atún: Esta fresca receta es elaborada con cebolla, dientes de ajo, puré de tomate, leche evaporada, una lata de atún y queso tipo manchego rallado. 

Refrigeración y almacenaje de los tallarines chinos con pollo

Para la conservación y almacenamiento de los tallarines chinos con pollo, existen algunos consejos y factores que podemos tener en cuenta para prolongar su tiempo de vida útil y calidad. Mencionamos a continuación los más importantes:

  • Para almacenar: Para almacenar y conservar los tallarines chinos con pollo, recomendamos utilizar envases bien sellados de vidrio o plástico que reduzcan las posibilidades de que agentes externos intervengan en la calidad y sabor de nuestro resultado. Deben estar a temperatura de refrigeración (de 3° a 5°C), para mantenerse por aproximadamente 72 horas en óptimas condiciones.
  • Para refrigerar: Si queremos prolongar por más tiempo los tallarines chinos con pollo, podemos optar por congelar (-18°C) utilizando envases bien sellados de vidrio o plástico. Se deben descongelar de forma lenta para no alterar la textura de nuestros tallarines, aunque recomendamos consumirlos frescos para aprovechar mejor los sabores y texturas.

Si quieres disfrutar de otros deliciosos platos, acá te compartimos algunas recetas fáciles y rápidas que te encantarán: