Sangría: Receta fácil y rápida

sangria

Table of Contents

La sangría es una bebida refrescante conocida y consumida a nivel mundial. Se caracteriza por ser un cóctel elaborado con frutas y vino tinto, el cual se deja macerando por un cierto periodo de tiempo que permite la integración adecuada de todos los sabores presentes.

El origen de esta bebida parece remontarse al año 1800, donde fue creada por campesinos de España y Portugal. El nombre lo obtuvo de su coloración característica, a la que en esos tiempos se asociaba con sangre. 

Por todo lo anteriormente mencionado, en el siguiente artículo hablaremos de cómo elaborar de forma fácil y rápida una deliciosa y refrescante sangría con ingredientes que probablemente tengamos en la alacena de nuestro hogar.

¿Qué necesitas para preparar sangría de manera fácil?

Para la elaboración de la sangría necesitamos una lista de ingredientes frescos y de calidad, que nos permitan obtener el resultado que deseamos. Mencionamos a continuación los más importantes:

  • Vino tinto: El vino tinto es el ingrediente más importante de esta sangría, siendo el medio para obtener todos los sabores en un cóctel. Debe ser de buena calidad y buen sabor para no alterar nuestro resultado final ni desarrollar efectos secundarios con su consumo.
  • Naranja: La naranja es una fruta cítrica caracterizada por su delicioso sabor y contenido de vitaminas y antioxidantes. Se utiliza para aportar su contenido de jugo y para decorar con rodajas.
  • Manzana: La manzana es una fruta deliciosa y con una gran cantidad de micronutrientes. Se adiciona para la integración de sabor y volumen, utilizando la manzana favorita del consumidor, sea roja o verde.
  • Gaseosa: La gaseosa se adiciona para obtener una efervescencia que será característica y deliciosa para la refrescante sangría. Se recomienda utilizar un sabor de fruta cítrica como limón o naranja.
  • Canela: La canela es una especia que confiere una gran cantidad de beneficios y un sabor sumamente característico a nuestra sangría. Se recomienda que esté en rama para un mejor provecho.
sangria

SANGRÍA

Para la elaboración de la deliciosa sangría, necesitamos una lista de ingredientes y pasos a seguir que nos va a asegurar obtener el resultado que deseamos.
Tiempo de preparación 25 min
Tiempo total 25 min
Plato Vino Tinto
Cocina España
Raciones 6 comensales

Ingredientes
  

  • 1 l de vino tinto
  • 6 naranjas grandes
  • 1 limón
  • 2 manzanas
  • 2 cdas de azúcar
  • 1 gaseosa de limón
  • Hielo
  • 1 rama de canela

Elaboración paso a paso
 

  • El primer paso que debemos realizar es preparar nuestras frutas. Se lavan, se pelan y se cortan en trozos, cuidando siempre de guardar alguna naranja para la decoración final.
  • En una jarra adicionamos el hielo y agregamos las frutas en las cantidades de nuestra preferencia.
  • Para adicionar el azúcar se hace un almíbar, diluyendo la misma en agua y llevándola a calentar hasta obtener un jarabe homogéneo que sea fácil de añadir a nuestra sangría.
  • Dejamos enfriar y lo integramos junto con el vino a nuestra jarra.
  • También añadimos la canela y dejamos entre tres y cuatro horas todos estos ingredientes juntos para su maceración.
  • Le añadimos la gaseosa y las rodajas de naranja justo antes de servir y listo. Tenemos una deliciosa y refrescante sangría para disfrutar.
Keyword coctel con vino, sangria, vino tinto

Tips para hacer la mejor sangría 

Para la obtención de la mejor sangría, existen algunos tips y consejos que podemos tener en cuenta al momento de la elaboración. Mencionamos a continuación los más importantes:

  • Utilizar ingredientes frescos y de calidad permitirá obtener un resultado delicioso y sin riesgo a desarrollar efectos secundarios como dolores de cabeza.
  • Utilizar un vino de calidad nos permitirá obtener el resultado que deseamos y no desentonar con la combinación adecuada de todos los sabores presentes en la sangría.
  • La elaboración del almíbar es clave para adicionar adecuadamente la azúcar a nuestra sangría, sin que exista el riesgo de una dilución inadecuada. Se debe dejar enfriar bien antes de añadir. 
  • Respetar el tiempo de maceración, es importante para la absorción e integración adecuada de todos los sabores, permitiendo obtener la mejor versión de nuestra sangría. Mientras más tiempo, mejor. 
  • Se puede decorar añadiendo rodajas de limón y naranja, y escarchando los vasos donde se va a servir. Se recomienda servir con bastante hielo.

Variaciones de la receta de la sangría

Toda receta tiene posibles variaciones, que permiten la sustitución de ingredientes o añadir sabores a nuestra sangría. Mencionamos a continuación las principales opciones que podemos tener en cuenta:

  • Otras frutas: Se puede adicionar una amplia cantidad de frutas según el gusto del consumidor, contemplando como opciones los melocotones, la piña, la banana, peras e incluso, se pueden utilizar frutas en conservas y enlatadas.
  • Esencias: Si queremos podemos añadir alguna esencia que le otorgue un sabor diferente a nuestra sangría. Se puede intentar con naranja, coco, avellanas o vainilla, dependiendo del gusto del consumidor.
  • Vermut: Si queremos añadir un poco más de fuerza con el alcohol, podemos adicionar 50 ml de Vermut a nuestra sangría. En algunos casos también se añade brandy o coñac.
  • Endulzante: En caso de no tener disponibilidad de azúcar o querer un resultado mucho más natural, podemos optar por añadir otro tipo de endulzantes como miel. La cantidad dependerá del gusto del consumidor.
  • Bebida carbónica: En caso de no tener disponibilidad de gaseosas, podemos añadir cualquier otra que pueda aportar el efecto efervescente como la soda. 

Tipos de sangría

Partiendo de todas las posibles variaciones que se pueden aplicar a la sangría, existen recetas nuevas e independientes que también podemos intentar para sorprender a nuestros amigos y familiares. A continuación te mencionamos los tipos de sangría que se pueden realizar:

  • Sangría de cerveza, cava y frutos rojos: Para la elaboración de esta refrescante sangría se utiliza cerveza, licuado de frutos rojos y cava rosada. Se obtiene una combinación deliciosa como resultado.
  • Sangría ganxó: Esta versión utiliza cava brut, naranjas, melocotón, brandy, hielo,  gaseosas de limón y naranja, permitiendo la obtención de un resultado refrescante y delicioso.
  • Sangría tropical: La sangría tropical cuenta con jugo de limón, jugo de naranja y jugo de toronja. Se añade azúcar y trozos de piña para aumentar el volumen, sabor y contenido nutricional. 
  • Sangría a la francesa: Esta versión es realizada con vino rosado, brandy, limón, naranjas, azúcar, canela y cubitos de hielo. Se obtiene un resultado suave, delicioso y refrescante.
  • Sangría flamenca: Para la sangría flamenca se utiliza vino tinto jóven, azúcar, naranja, limón y vino dulce PX (Pedro Ximenez). Esta combinación de sabores cítricos y dulces permite obtener un resultado refrescante y delicioso. 
  • Sangría de cava de Palafrugell: En esta versión se utiliza una botella de cava brut, naranja y melocotón troceado, gaseosas de naranja y limón, brandy, Cointreau y cubitos de hielo para enfriar bien nuestro resultado.
  • Gelatina de sangría blanca: Para esta deliciosa gelatina se utiliza vino blanco, gelatina sin azúcar, jugo de limón, jugo de naranja, uvas sin semilla, fresas y kiwi. Se obtiene un resultado increíble. 

Refrigeración y almacenaje de la sangría

Para la refrigeración y conservación adecuada de la sangría, existen algunos consejos y factores que debemos tener en cuenta para cuidar su sabor y calidad. Mencionamos a continuación los más importantes:

  • Para almacenar: Para almacenar y conservar adecuadamente la sangría es importante utilizar un envase de vidrio o plástico bien cerrado, para evitar la contaminación de sabores externos. Debido a la naturaleza de los ingredientes, se recomienda utilizar temperaturas de refrigeración (de 3° a 5°C). En estas condiciones la sangría se puede preservar en óptimas condiciones por unos cinco días.
  • Para refrigerar: Si queremos prolongar el tiempo de vida útil de la sangría podemos optar por congelar (-18°C) en envases bien sellados. Se recomienda descongelar lentamente para no afectar la textura y sabor de las frutas. En estas condiciones se puede preservar por al menos veinte días.

Si quieres realizar otras deliciosas bebidas, acá te compartimos algunas recetas fáciles y rápidas que te encantarán: