ROSCA MADRILEÑA

Table of Contents

ROSCA MADRILEÑA

Rosca madrileña. Alimento Base: Ternera, Pondréis la carne de ternera (no importa tanto que sea de una parte "nobilísima" del animal cuanto que la res sea sabrosa y no insípida, como suele. Insistid al carnicero para que os la pique fino) junto...
Tiempo de preparación 1 h
Tiempo total 1 h
Plato Ternera
Cocina Madrid
Raciones 4 comensales

Ingredientes
  

  • 800 gr. de carne de ternera picada muy fina 2 o 3 veces
  • 4 dientes de ajo
  • 1 1/2 vasos de vino blanco
  • 2 huevos duros
  • 1 huevo fresco
  • 50 gr. de jamón picado fino
  • 50 gr. de jamón cortado en tiras finitas
  • 50 gr. de tocino picado fino
  • 2 hermosas migas de pan blanco de anteayer
  • 50 gr. de aceitunas verdes deshuesadas
  • 1 cebolla
  • 1/2 vaso de leche
  • 1 dl. de aceite de oliva virgen 0
  • 30 gr. de fécula de patata
  • 8/10 tiras de pimiento colorado de bote
  • 3/4 de litro de caldo o pastilla de concentrado
  • Perejil
  • Harina
  • Sal

Elaboración paso a paso
 

  • Pondréis la carne de ternera (no importa tanto que sea de una parte "nobilísima" del animal cuanto que la res sea sabrosa y no insípida, como suele. Insistid al carnicero para que os la pique fino) junto con el perejil, 2 dientes de ajo bien picados y 1/2 vasito de vino y dejaréis macerar todo durante 1 hora.
  • Transcurrida la cual, añadiréis las migas de pan y la fécula remojadas en leche, el jamón picado y el tocino.
  • Amasaréis y le daréis forma cilíndrica (lo del "rosco" es sólo una licencia coloquial).
  • Hecho lo cual, incrustaréis en la superficie las aceitunas cortadas en mitades, las tirillas de pimiento y las de jamón, y lascas de los huevos duros.
  • Batid el otro huevo y mezcladlo con la harina para preparar un rebozo.
  • Bañad el "rosco" en él y llevadlo a una olla capaz, donde previamente habréis puesto el aceite bien caliente.
  • Una vez frito, y ya envuelto de un rebozo de color dorado, sacadlo y reservad.
  • En el mismo aceite de la olla -sacando de ésta una parte de aquél- aunque a mucha menos temperatura, sofreíd la cebolla cortada en rajitas.
  • Cuando esté transparente, añadid 2 dientes de ajo cortado en lascas finas, perejil y 1 vaso de vino blanco, así como los 3/4 de litro de caldo.
  • Subid el fuego, y cuando empiece a hervir suavemente, meted el "rosco" para que se cueza en esa salsa, controlando de tiempo en tiempo la sal.
  • Cuando ya esté muy tierno (a partir de 45, vigilad) sacadlo.
  • Servid a la mesa entero o cortado en lonchas, acompañado, eso sí, de la salsa.
  • Como guarnición, unas patatas fritas a la española (en bastones) o en cuadraditos.