MERMELADA DE NÍSPEROS

Table of Contents

MERMELADA DE NÍSPEROS

Mermelada de nísperos. Alimento Base: Nísperos, 1.- Lava los nísperos de www.lasnaranjasdelduque.es y córtalos en cuatro partes y sácandole las semillas. Como la fruta se oxida muy rápido, procésala inmediatamente. Haz lo mismo con la manzana....
Tiempo de preparación 50 min
Tiempo total 50 min
Plato Nísperos
Cocina Mediterráneo
Raciones 4 comensales

Ingredientes
  

  • 1 kg. de nísperos sin semilla
  • 650 gr. de azúcar
  • zumo de un limón
  • una manzana

Elaboración paso a paso
 

  • 1.- Lava los nísperos de www.lasnaranjasdelduque.es y córtalos en cuatro partes y sácandole las semillas. Como la fruta se oxida muy rápido, procésala inmediatamente. Haz lo mismo con la manzana.
  • 2.- Cocemos a fuego lento los nísperos y la manzana en una olla mediana y añadimos el zumo de limón. Cuando comience a hervir vertemos el azúcar y removemos lentamente hasta que la mezcla tenga aspecto de mermelada. Dependiendo de la acidez de la fruta puedes variar la cantidad de azúcar. Sin embargo, no debes utilizar nunca menos del 60% en relación a la cantidad de fruta, ya que es a esa concentración que el azúcar elimina la mayoría de las bacterias y hongos.
  • 3.- Remueve para que el azúcar y la fruta no se peguen en el fondo de la olla. El azúcar comienza a disolverse, se forma el almíbar y comienza a hervir. Baja la temperatura y deja cocinar durante 20 minutos removiendo de vez en cuando con una cuchara de madera. Verás como la fruta se comienza a suavizar.
  • 4.-Se introduce en un vaso de licuadora para triturar la fruta. Debes hacerlo con mucho cuidado ya que el almíbar está muy caliente y al prender la licuadora se te puede rebosar y derramar el líquido. Licua a velocidad máxima durante tres minutos. Verás que la consistencia de la mermelada ahora es espesa y muy brillante.
  • 5.- Para ver si la mermelada está lista, coloca una pequeña muestra de la mermelada en un plato llano y lleva éste al congelador, solo para que se enfríe rápidamente y tengas una prueba de la consistencia. Si todavía está muy líquida, cocina por unos minutos más y repite la prueba hasta que tengas la consistencia deseada. Mientras menos tiempo la cocines, más preservarás las vitaminas de la fruta.