Huevos a la rusa: Receta fácil y rápida

huevos a la rusa

Table of Contents

Los huevos son un alimento sumamente versátil a la hora de cocinarlos, además de presentar una increíble capacidad de combinarse fácilmente con una amplia cantidad de recetas. Son de origen animal y aportan componentes nutricionales de alta calidad biológica.

En este sentido, los huevos a la rusa tienen un origen desconocido, pero parecen tener algún tipo de vinculación con la ensalada rusa, sólo que esta versión es considerada una entrada por ser una receta sencilla, práctica y ligera. La ensalada rusa, por su parte, nace en las cocinas de Francia de la mano de Charles Elmé Francatelli en los años 1845.

Por tal razón, en el siguiente artículo te compartiremos una receta fácil y rápida para preparar huevos a la rusa, donde utilizamos  ingredientes frescos y de calidad que nos permitan obtener un resultado delicioso. 

¿Qué necesitas para preparar huevos a la rusa de manera fácil?

Para la elaboración de los huevos a la rusa, necesitamos ingredientes frescos que nos den un resultado increíble y delicioso. Mencionamos a continuación los principales protagonistas de esta fácil y práctica receta:

  • Huevos: Los huevos de gallina son una fuente de proteína y micronutrientes. Son parte de los alimentos más consumidos a nivel mundial, sobre todo en desayunos y cenas. Son los protagonistas de esta receta, adaptándose fácilmente a los sabores de los ingredientes acompañantes.
  • Mayonesa: La mayonesa otorgará sabor y cremosidad a nuestra receta, además de permitir la integración de todos los ingredientes a la hora de mezclarlos. Es una emulsión elaborada a base de aceite vegetal y yema de huevo. 
  • Zanahoria: La zanahoria es una de las hortalizas más utilizadas y reconocidas a nivel mundial. Su textura y sabor se ven modificados al ser cocida, por lo que es aprovechable de ambas formas. Otorgará, además, un toque de color a nuestros huevos a la rusa.
  • Papa: Las papas son un tubérculo y fuente de carbohidratos que aportan una textura suave y un sabor delicioso. Son parte del cuerpo de esta receta y además agregan volumen al resultado final. 
  • Tomates: Los tomates son ricos en micronutrientes y antioxidantes. Deben estar frescos y firmes para poder ser cortados adecuadamente y servir para la decoración de nuestro plato. 
huevos a la rusa

HUEVOS A LA RUSA

Para la elaboración de esta deliciosa y sencilla receta, debemos seguir varios pasos y contar con ciertos ingredientes, que mencionaremos a continuación, lo que nos permitirá un resultado final indiscutiblemente delicioso y llamativo.
Tiempo de preparación 35 min
Tiempo total 35 min
Plato Huevos
Cocina Rusia
Raciones 6 comensales

Ingredientes
  

  • 8 huevos duros (hervidos, sancochados)
  • 2 tazas de papas cocidas y cortadas en trocitos
  • 1 taza de zanahoria cocida y cortada en trocitos
  • 1/2 taza de arvejas hervidas
  • 3 tomates
  • 1/2 taza de mayonesa
  • Hojas de lechuga
  • Sal y pimienta al gusto
  • Mayonesa y kétchup al gusto

Elaboración paso a paso
 

  • Como primer paso, vamos a buscar un bowl con suficiente capacidad para mezclar todos nuestros ingredientes.
  • Procedemos a colocar nuestras verduras cocidas (los cubos de papa y zanahoria), las arvejas cocidas y mezclamos.
  • Luego añadimos la taza de mayonesa y salpimentamos al gusto.
  • Le quitamos la cáscara a nuestros huevos duros y le retiramos la yema con una cuchara pequeña.
  • Posteriormente, rellenamos con la mezcla previamente elaborada y reservamos.
  • Con partes iguales de la salsa kétchup y la mayonesa, preparamos una salsa golf para decorar y emplatar.
  • Colocamos primero las hojas de lechuga, previamente lavadas y escurridas, luego nuestros huevos a la rusa y decoramos con las rodajas de tomate y la salsa golf. ¡Listos nuestros huevos a la rusa para servir y disfrutar!
Keyword huevos, huevos a la rusa, recetas con huevos

Tips para preparar los mejores huevos a la rusa

Para obtener un increíble resultado en nuestros huevos a la rusa, existen varios factores que podemos tener en cuenta para el desarrollo y elaboración de nuestra receta. Mencionaremos a continuación varios tips para tenerlos en cuenta y consideración:

  • Los huevos deben estar bien cocidos para evitar que se rompan o desarmen en el proceso de rellenarlos. Esto nos dará una mejor presentación en nuestro resultado final. Se recomienda que sean hervidos por un tiempo mínimo de 15 minutos. 
  • Huevos frescos y grandes permitirán un mejor rendimiento, además de la reducción de riesgos de infecciones gastrointestinales o indigestión.
  • Cuando cocinemos nuestras verduras, es importante cuidar el tiempo y la textura para evitar que al momento de mezclar todo en el bowl se deshagan y obtengamos un resultado diferente al que deseamos. 
  • Para evitar alterar el sabor de nuestros huevos a la rusa, es recomendable utilizar una mayonesa y kétchup de calidad que no rompa con la armonía de nuestra receta.
  • Si utilizamos papas grandes para esta receta, la obtención de los cubos será más sencilla y pareja, por lo que nuestro resultado final será mucho más atractivo visualmente. 
  • Para que el retiro de la piel de nuestras verduras (papa y zanahoria) sea más sencillo y práctico, podemos cocinarlas con esta, es decir, con la piel. Posteriormente, dejamos enfriar y retiramos con algún utensilio de cocina o incluso nuestras propias manos. 
  • En caso de tener una vaporera a nuestro alcance, es recomendable utilizarla a la hora de cocinar nuestras verduras, ya que de esta forma podremos preservar mucho más el contenido nutricional de las mismas, así como la firmeza y textura de nuestro producto final. 

Variaciones de la receta de huevos a la rusa

Todas las recetas tienen ciertas variaciones que podemos permitirnos, sobre todo en caso de no tener disponibilidad de alguno de los ingredientes. Mencionamos a continuación, algunas opciones o posibilidades para no dejar de hacer nuestros huevos a la rusa:

  • Batatas: En caso de no tener disponibilidad de papas a nuestro alcance, podemos sustituirlas fácilmente con batatas. La principal variación que existirá, es que estas tienen un sabor mucho más dulce, pero también son un tubérculo que aporta carbohidratos y son bastante versátiles de combinar. 
  • Huevos cortados a la mitad: Si se nos hace un poco complicado rellenar nuestros huevos a la rusa, podemos simplemente abrirlos por la mitad y retirar la yema. Posteriormente servimos dentro de ellos nuestra mezcla de verduras y arvejas, para emplatar y disfrutar.
  • Mayonesa casera: Si no tenemos disponibilidad de mayonesa o queremos una receta mucho más elaborada y dedicada, podemos realizarla nosotros mismos en casa. Utilizaremos aceite vegetal y la yema de un huevo, emulsionando efectivamente en un procesador o licuadora. 
  • Aceite de oliva: Si queremos añadir un toque un poco más sofisticado y personal, agregar aceite de oliva como parte de la decoración o al momento de mezclar nuestros ingredientes en el bowl, es bastante acertado y beneficioso. Además, el aceite de oliva mejora nuestra salud intestinal. 
  • Remolacha: Si deseamos sustituir la zanahoria o enriquecer nutricionalmente mucho más nuestros huevos a la rusa, la remolacha es una muy buena opción para ello. Debemos añadirla cocida y cortada en trocitos, parecidos a los de la papa y zanahoria, para evitar perder la armonía de nuestro resultado final.
  • Mostaza: Una de las variantes más utilizadas en nuestros huevos a la rusa, es la adición de una cucharada de mostaza a la mezcla de nuestras verduras cocidas, arvejas y mayonesa, agregando así su delicioso sabor característico que se encuentra entre picante y ácido.
  • Guisantes: Otro ingrediente que se puede incluir dentro de nuestra receta fácilmente son los guisantes. Se adaptan a los sabores incluidos y permiten un aporte de fibra y vitaminas.
  • Proteína: En caso de querer que nuestros huevos a la rusa pasen de ser una simple entrada y se conviertan en un plato fuerte, podemos añadirle pollo desmenuzado o atún a nuestra receta. Estos sabores combinarán perfectamente con todos los ingredientes y aportarán nutrientes de calidad.
  • Textura: Si queremos añadir un toque crujiente a nuestra receta podemos añadir cebolla o manzana, dependiendo de la preferencia de los consumidores. Sabemos que la cebolla tiene un sabor bastante fuerte y característico, que no siempre es agradable, por lo que un sustituto podría ser la manzana, obteniendo así un resultado más dulce y suave.

Refrigeración y almacenaje de los huevos a la rusa

Para la conservación de los huevos a la rusa, es importante tener en cuenta una cantidad de factores, permitiendo así conservar el sabor y la calidad de la preparación. Mencionaremos a continuación varios consejos que nos llevarán a lograrlo efectivamente.

  • Para almacenar: Para almacenar y conservar por períodos de tiempos cortos, es recomendado guardar los huevos a la rusa en envases de plástico o de vidrio bien cerrados, evitando así la contaminación de agentes externos o de olores y sabores. Debido a la naturaleza de nuestra receta, es importante que sea en temperaturas de refrigeración (de 3 a 5°C) , por períodos de entre 24 y 48 horas. Se recomienda conservar por separado y armar o emplatar al momento de consumir, ya que el huevo es un alimento muy fácil de alterar.
  • Para refrigerar: En caso de querer conservar los huevos a la rusa por un período de tiempo más prolongado, podemos optar por la congelación (-18°C). Debe ser también en envases de vidrio o plástico sellados, para evitar la contaminación y que nuestro producto se queme con el frío. El sabor y la calidad de nuestros huevos a la rusa podrán mantenerse por al menos una semana, cuidando de descongelar con un proceso poco invasivo, para proteger así  las texturas y estructuras de nuestros ingredientes.

Si quieres realizar otras preparaciones con huevos, acá te compartimos algunas recetas fáciles y rápidas que te encantarán: