El Poteo en Bilbao

Table of Contents

En esta ruta recorreremos algunas de las zonas de “poteo” de Bilbao, una ciudad activa, plural y muy acogedora, que seguro agradará al visitante. Comenzamos en el centro de la capital vizcaína; la calle García Rivero y la cercana plaza de Campuzano, así como la zona de Estraunza son lugares de culto. A poca distancia de allí, la calle Licenciado Poza, en su cruce con Dr. Areilza, es un hervidero de gente algo más joven.

La calle Diputación, en el centro de la Gran Vía y la nueva zona comercial del Ensanche, atrae por su peatonalización y la especialización de sus bares en pintxos creativos de alta calidad. Precisamente, la práctica del “poteo” suele ir muy ligada al consumo de pintxos, auténticas obras culinarias en miniatura. En muchas barras exhiben con orgullo sus propias creaciones, y es casi imposible no sucumbir a la tentación de probar algunas de estas banderillas o tapas.

de poteo por bilbao

La calle Ledesma y la cercana Arbieto, también peatonalizada junto a los Jardines de Albia, conservan una afluencia masiva de público al caer la tarde. El “efecto Guggenheim” y la calidad de sus locales están convirtiendo en nueva zona de poteo la calle Iparraguirre y su transversal Ajuriaguerra, en las proximidades de la calle Heros.

Queda para el final el núcleo por antonomasia de esta costumbre, el Casco Viejo. Destaca en su interior, todo un mundo a descubrir: la Plaza Nueva, con sus terrazas y su ambiente relajado, en unmarco señero, y la confluencia de la calle del Perro con la de Santa María, donde se amontonan los bares de pintxos, algunos de ellos con destacada mención en la Guía Michelín.

Fuente: Euzkadi Saboreala. Eusko Jaurlaritza – Gobierno Vasco
turismoa.euskadi.net