Domplines ahogados en queso: Receta fácil y rápida

domplines ahogados en queso

Table of Contents

Los domplines son en términos generales, tortas de masa que se fríen y su consumo es parecido al de un pan. Usualmente son rellenos con carnes, vegetales o en otros casos se sirven ahogados en queso.

El  origen de los domplines proviene de Jamaica, donde originalmente eran llamados dumplings debido a la influencia inglesa que tenían. Se caracterizan por tener una textura suave y esponjosa, a pesar de ser cocidos en aceite hasta dorar. También esta receta tiene raíces en China, pero se ha adaptado enormemente a la gastronomía de una amplia variedad de países en el mundo.

Por todo lo mencionado anteriormente, a continuación te compartiremos una receta para elaborar domplines ahogados en queso de forma fácil y rápida, para poder sorprender a nuestros familiares y amistades. 

¿Qué necesitas para preparar domplines ahogados en queso de manera fácil?

Para la elaboración de los domplines ahogados en queso necesitamos ciertos ingredientes, los cuales se recomienda que estén frescos y en óptimas condiciones para poder aprovechar mejor los sabores del resultado final:

  • Harina de trigo: La harina de trigo es uno de los protagonistas de esta receta, siendo la base de nuestros domplines y también otorgando textura y consistencia a la crema de queso, donde los mismos serán ahogados. Se recomienda que sea harina con leudante.
  • Mantequilla: La mantequilla es la materia grasa que permitirá la formación de los domplines al elaborar la masa. Se recomienda que esté a temperatura ambiente.
  • Queso cheddar: El queso cheddar es el ingrediente que va a proporcionar el delicioso sabor, a la crema con la que serán bañados y ahogados. Debe ser un queso cheddar de buena calidad y en óptimas condiciones, para un mayor provecho de sus sabores.
  • Leche: La leche es un ingrediente que aporta macronutrientes y micronutrientes. Funciona como el diluyente del queso cheddar y permite jugar con la textura del mismo.
  • Cebolla: La cebolla se utiliza para añadir sabor a nuestro resultado final. Es rica en vitaminas, minerales y antioxidantes.
domplines ahogados en queso

DOMPLINES AHOGADOS EN QUESO

Para la elaboración de los domplines ahogados en queso, necesitamos una lista de ingredientes y unos pasos a seguir para obtener el resultado que queremos. Se recomienda usar ingredientes de calidad y frescos.
Tiempo de preparación 1 h
Tiempo total 1 h
Plato domplines
Cocina Jamaica, Japón, República Dominicana
Raciones 5 comensales

Ingredientes
  

  • 300 gr de harina de trigo leudante
  • 2 cdas de mantequilla
  • ½ l de aceite vegetal
  • 1 cebolla grande
  • ½ l de leche
  • 300 gr de queso cheddar
  • 1 lata de maíz dulce
  • 1 taza de agua caliente
  • 10 gr de azúcar
  • Sal al gusto

Elaboración paso a paso
 

  • El primer paso a seguir, es cernir la harina de trigo para posteriormente colocarla en un bol hondo y amplio. Se realiza un hueco en el centro en forma de volcán, se derrite la mantequilla y se integra a la harina. Le agregamos la sal, el agua, el azúcar y removemos.
  • Cuando obtengamos de toda esta mezcla un resultado espeso estilo papilla, el cual no pueda ser removido con herramientas (cucharilla, tenedor) optamos por utilizar las manos. De esta forma lo haremos por aproximadamente cinco minutos, hasta que se convierta en una masa homogénea y suave.
  • Vamos a reservar nuestra masa en el refrigerador, cubierta con un paño y dejamos reposar por un par de horas.
  • Mientras dejamos reposar, procedemos a elaborar la crema de queso. Cortamos la cebolla en cuadros pequeños, cortamos el queso y llevamos a una olla donde también añadimos la leche y el maíz de lata. Vamos a dejar cocinar todo por un buen rato, hasta que se forme una crema espesa. Probamos y adicionamos sal de ser necesario.
  • Para cuando el tiempo de la masa haya transcurrido, la sacamos del refrigerador y la dividimos en aproximadamente 20 porciones del mismo tamaño.
  • Aplastamos cada una de las porciones con la mano, hasta obtener una forma de torta.
  • Procedemos a calentar una sartén con aceite vegetal y vamos colocando los domplines hasta que se cocinen bien por ambas caras. Deben estar dorados al momento de retirarlos del calor.
  • Los dejamos escurrir y añadimos los domplines a la crema de queso. Cocinamos por unos cinco minutos y listo. Tenemos unos deliciosos domplines ahogados en queso para disfrutar.
Keyword domplines, domplines ahogados en queso, dumplings

Tips para hacer los mejores domplines ahogados en queso

Para elaborar los mejores domplines ahogados en queso, existen algunos tips y consejos que podemos tener en cuenta. Mencionamos a continuación los más importantes, para un resultado final delicioso y adecuado a nuestras expectativas:

  • Utilizar ingredientes frescos y de calidad, permitirá un mayor provecho de los sabores presentes en esta receta. Además, aseguramos nuestra salud gastrointestinal y el tiempo de vida útil del platillo.
  • Derretir la mantequilla antes de adicionar a la harina, permitirá que la integración sea más sencilla y reducimos los riesgos de que se formen grumos.
  • Escurrir los domplines después de cocinarlos en aceite y luego colocarlos en papel absorbente, permitirá una reducción mayor de la cantidad de aceite que puedan obtener en el proceso de freír. Nos dará un mejor resultado en la textura y sabor.
  • Si es la primera vez que los realizas, se puede modificar la forma de los domplines haciendo pequeños tubitos que faciliten su cocción y absorban mejor los sabores de la crema de queso realizada.
  • Esta receta es sumamente versátil, por lo que se puede consumir desde el desayuno hasta la cena, según sea el gusto del consumidor.
  • Utilizar agua caliente o tibia al momento de amasar, permitirá mejores resultados y reducirá el riesgo de que se deshagan al momento de cocinar. 

Variaciones de la receta de los domplines ahogados en queso

Las variaciones son opciones, que permiten la sustitución de técnicas e ingredientes en caso de no tener disponibilidad. Mencionamos a continuación, algunas opciones para no dejar de realizar los deliciosos domplines ahogados en queso:

  • Hervir: Si no queremos freír nuestros domplines o no tenemos disponibilidad de suficiente aceite, podemos optar por cocinar en agua hirviendo. Se adicionan cuando el agua comience a hervir y se dejan cocinar por un tiempo aproximado de quince minutos.
  • Crema de leche: Podemos sustituir la leche por crema de leche, obteniendo de esto una textura más espesa y cremosa debido a la naturaleza del ingrediente. La crema de leche debe estar fresca y en óptimas condiciones.
  • Rellenos: Los domplines pueden ir rellenos para dar más sabor. Podemos agregar vegetales, carnes o incluso más queso dentro de los mismos al momento de armarlos y antes de cocinar.
  • Levadura: En caso de no tener harina de trigo leudante, podemos adicionar un poco de levadura a la masa. Eso permitirá que crezca y sea mucho más suave y deliciosa.
  • Queso mozzarella: Si no tenemos disponibilidad de queso cheddar, podemos optar por usar mozzarella. El sabor es más suave, pero sumamente delicioso y cremoso. 

Tipos de domplines

A partir de todas las variaciones posibles para realizar domplines, existen recetas diferentes e independientes que también podemos probar para realizar. Mencionamos a continuación algunas:

  • Dumplings de manzana: Esta versión de los domplines es dulce. Se utiliza azúcar, canela, nuez moscada, manteca y se rellenan con trocitos de manzana, que al ser horneados se cocinan y caramelizan para obtener un resultado delicioso y jugoso.
  • Dumplings de patata: Esta versión de domplines o dumplings, se realiza utilizando la patata como parte de la masa, incorporando todo con huevos, harina y un poquito de polvo para hornear. Se cocinan hervidos y se combinan de diferentes formas.
  • Bori-bori: En esta versión de los domplines se utiliza harina de maíz, queso fresco y consomé de pollo para humedecer. Se hacen bolitas y se cocinan hervidos. Son sumamente deliciosos y fáciles de realizar.
  • Dumplings japoneses: Esta versión de domplines es rellena con carne de cerdo y se cocinan al vapor. Son originarios de Japón como su nombre lo indica y es un platillo sumamente consumido en la gastronomía asiática.
  • Domplines dominicanos: Los domplines dominicanos tienen una forma diferente y su masa es elaborada con mantequilla, harina y huevos. Se adiciona tocino, queso y en muchos casos se ahoga en salsa con bacalao.
  • Domplines puertorriqueños: Los domplines puertorriqueños son cocidos en aceite. Se realizan con forma de arepa y se pueden hacer dulces o salados, dependiendo del gusto del consumidor.
  • Domplines con pacofish con coco: En esta receta se utiliza harina de trigo, agua, aceite y mantequilla. Se realiza una salsa con sardinas, tomates, ají y cebolla. 

Refrigeración y almacenaje de los domplines ahogados en queso

Para la conservación y almacenamiento de los domplines ahogados en queso, existen ciertos factores y elementos que debemos tener en cuenta para poder cuidar su calidad y sabor al momento de consumir. Mencionamos a continuación algunos de los más importantes a tener en cuenta:

  • Para almacenar: Para almacenar y conservar los domplines ahogados en queso, debemos guardar en envases de vidrio o plástico bien sellados para evitar la contaminación de olores, sabores y agentes externos. Se deben mantener a temperatura de refrigeración (de 3° a 5°C), debido a la naturaleza de los ingredientes. En estas condiciones los domplines se pueden preservar por un período de tiempo de aproximadamente 72 horas.
  • Para refrigerar: Para prolongar el tiempo de vida útil de los domplines, se puede optar por congelar (-18°C). Deben estar bien sellados para evitar que se quemen con las bajas temperaturas. En estas condiciones se pueden mantener por unos quince días, conservando su calidad y sabor.

Si quieres aprender a realizar otros deliciosos platos, acá te compartimos algunas recetas que te encantarán: