Crema catalana: Receta fácil y rápida

crema catalana

Table of Contents

La crema catalana es un postre con origen Catalán, como su nombre lo indica. Es bastante parecida a la creme brulee, con la diferencia de que en esta se encuentran presentes sabores y aromas cítricos como naranja y limón. Es considerada incluso, un postre de fiestas.

Sus primeras apariciones se remontan al siglo XVI, por lo que es considerada de los postres más antiguos del continente europeo. La crema catalana se realiza con yema de huevo y en algún momento de la historia se utilizó harina de maíz, como parte de sus ingredientes principales.

Por todo lo mencionado anteriormente, en el siguiente artículo hablaremos de cómo elaborar de forma fácil y rápida una deliciosa crema catalana para deleitar a nuestros amigos y familiares.

¿Qué necesitas para preparar crema catalana de manera fácil?

Para obtener una deliciosa crema catalana, es importante utilizar ingredientes frescos y de calidad. Mencionamos a continuación los más importantes a tener en cuenta en esta preparación: 

  • Yemas de huevo: Las yemas de huevo son de los ingredientes más importantes de esta deliciosa receta. Son una fuente de proteína, siendo clave que se encuentren frescas y en óptimas condiciones.
  • Leche: La leche es una fuente de vitaminas, minerales y antioxidantes. Es además un ingrediente que permite la integración de todos los elementos presentes en la receta.
  • Maicena: La maicena es un ingrediente con propiedades espesantes, por lo que es el responsable de aportar la textura y consistencia de nuestra crema catalana. 
  • Limón: El limón es una fruta cítrica que interviene en esta receta para aportar aromas y sabores deliciosos y particulares. Cabe destacar, que el limón es una fuente de vitaminas y antioxidantes para los consumidores.
  • Canela: La canela es una especia que aporta también propiedades aromáticas y un sabor bastante particular. Es una fuente de antioxidantes y micronutrientes, por lo que también beneficia la salud de sus consumidores.
crema catalana

CREMA CATALANA

Para elaborar la crema catalana es importante tener en cuenta los ingredientes que necesitamos y ciertos pasos a seguir, los cuales nos permitirán obtener los resultados que deseamos.
Tiempo de preparación 35 min
Tiempo total 35 min
Plato Leche
Cocina Cataluña, España
Raciones 6 comensales

Ingredientes
  

  • 800 ml de leche entera
  • 5 yemas de huevo
  • 30 gr de maicena
  • 1 rama de canela
  • 1 limón
  • 100 gr de azúcar

Elaboración paso a paso
 

  • Para comenzar, debemos quitar con mucho cuidado la piel del limón. La agregamos en una olla junto a la leche y la canela para calentar y dejar hervir. Retiramos del fuego.
  • En un bowl mezclamos las yemas de huevo, el azúcar y la maicena hasta obtener una mezcla cremosa y homogénea.
  • Colamos nuestra leche y adicionamos lentamente a la mezcla en el bowl, removiendo bien hasta que todo se integre y pasamos nuevamente a la olla.
  • Llevamos a fuego bajo y removemos constantemente hasta que nuestra mezcla se espese y listo, podemos retirar del fuego.
  • Mientras esté caliente pasamos la crema catalana a moldes o un plato hondo y dejamos reposar, hasta que adquiera una temperatura fresca y podamos refrigerar en la nevera.
  • ¡Y listo!, tenemos una deliciosa crema catalana para disfrutar y compartir con nuestros seres queridos.
Keyword crema catalana, creme brulee, flan

Tips para hacer la mejor crema catalana

Para obtener la mejor crema catalana, existen algunos tips y consejos que podemos tener en cuenta al momento de la elaboración Mencionamos a continuación varios de los más importantes:

  • Utilizar ingredientes frescos y de calidad es sumamente importante para obtener el resultado que deseamos, además de prolongar el tiempo de vida útil de nuestro producto final y cuidar la salud de los consumidores. 
  • Respetar las cantidades de esta receta, será clave para obtener la textura y espesor que deseamos de la crema catalana.
  • Pelar los limones con cuidado, permitirá no extraer la parte blanca que aporta un sabor amargo y puede alterar nuestro resultado final.
  • Mezclar bien los ingredientes secos con las yemas de huevo, evitará que aparezcan grumos al momento de añadir la leche y llevar a cocinar nuevamente.

Variaciones de la receta de la crema catalana

Toda receta tiene posibles variaciones, que nos permiten sustituir ingredientes o añadir sabores que deseamos. Mencionamos a continuación algunas opciones que podemos intentar:

  • Harina de maíz: En caso de no contar con maicena, podemos utilizar una variación que fue parte de la receta por mucho tiempo: la harina de maíz. Modificará el sabor y la textura, pero se mantendrá siendo una auténtica crema catalana.
  • Endulzantes: En caso de no querer utilizar azúcar procesada o no poder consumirla, podemos utilizar endulzantes naturales como la miel o edulcorantes. La cantidad dependerá del gusto del consumidor.
  • Esencias: Si queremos añadir un sabor diferente o intensificar otros, podemos añadir esencias como por ejemplo limón, naranja, mantecado, nata, vainilla, entre otros.
  • Colorantes: Si queremos obtener un resultado más llamativo y divertido, podemos añadir algún colorante alimentario que no altere nuestro sabor o textura. 
  • Naranja: Si no tenemos disponibilidad de limón podemos sustituir con naranja. Incluso podemos combinarlos adecuadamente para obtener un delicioso y equilibrado resultado final. 

Tipos de crema catalana

Partiendo de todas las posibles variaciones que podemos aplicar en esta receta, nacen otras nuevas y totalmente independientes que también podemos intentar. Mencionamos a continuación algunos tipos de crema catalana:

  • Crema catalana al microondas estilo Ginestar: Esta receta es bastante parecida a la original utilizando ingredientes como limón, yemas de huevo, azúcar, leche y canela. La diferencia está en que se hace una capa de caramelo con azúcar.
  • Crema catalana de Arenys de Munt: Para esta deliciosa preparación se utilizan yemas de huevo, canela en rama, azúcar para caramelizar, azúcar para la mezcla, leche, huevos enteros y harina de maíz.
  • Crema catalana de Espluga de Francolí: En esta preparación se utiliza maicena, canela en rama, azúcar, yemas de huevo, leche y canela en polvo para espolvorear y decorar nuestro resultado final.
  • Crema catalana de Les Borges Blanques: Esta receta también es semejante a la original, utilizando variaciones en las cantidades de huevo, limón, leche, azúcar, canela y almidón como espesante.
  • Crema catalana de LLagostera: Para esta receta utilizamos yemas de huevo, azúcar, leche, canela y la corteza del limón. Mezclamos y cocinamos todos los ingredientes, hasta obtener una deliciosa crema.
  • Crema catalana muy fácil de Ripoll: Esta receta se caracteriza por ser muy práctica utilizando leche, huevos, azúcar, almidón, azúcar para caramelizar y ralladura de limón. Se bate todo y luego se cocina removiendo constantemente.
  • Crema catalana de melocotón: Para esta deliciosa receta se utiliza melocotón en almíbar que aportará un particular sabor. Se añade leche, huevo, harina de maíz, azúcar y canela, sin olvidar la piel del limón.
  • Crema catalana de Guissona: En el caso de esta crema de Guissona utilizamos leche, huevo, azúcar, harina de maíz, canela y una corteza de limón, obteniendo un delicioso y muy cremoso resultado.

Refrigeración y almacenaje de la crema catalana

Para la conservación y almacenamiento de la crema catalana, existen algunos factores y consejos que debemos tener en cuenta para cuidar su sabor y calidad en el tiempo. Mencionamos a continuación los más importantes:

  • Para almacenar: Para almacenar y conservar la crema catalana debemos utilizar envases que podamos sellar (de vidrio o plástico preferiblemente), para poder evitar la contaminación de sabores y olores externos. Debido a la naturaleza de los ingredientes, se recomienda mantener en temperaturas de refrigeración (de 3° a 5°C). En estas condiciones se mantiene en óptimo estado por unos cinco días.
  • Para refrigerar: Si queremos prolongar el tiempo de vida útil de nuestra crema catalana podemos optar por congelar (-18°C), en envases bien sellados de vidrio o plástico para evitar que las bajas temperaturas afecten nuestro resultado final. Cabe destacar, que descongelar de forma lenta es lo más recomendable para cuidar su textura.

Si quieres disfrutar de otros deliciosos postres, acá te compartimos algunas recetas fáciles y rápidas que te encantarán: