CARPACCIO DE CANGURO CON VINAGRETA DE QUESO DE CABRA Y MODENA

Table of Contents

CARPACCIO DE CANGURO CON VINAGRETA DE QUESO DE CABRA Y MODENA

Carpaccio de canguro con vinagreta de queso de cabra y modena. Alimento Base: Canguro, Para el carpaccio: El lomo de canguro hay que congelarlo para facilitar el corte en la máquina corta fiambres (se puede llevar a la carnicería para que lo corten...
Tiempo de preparación 20 minutos
Tiempo total 20 minutos
Plato Canguro
Raciones 4 comensales

Ingredientes
  

  • Canguro.
  • Aceite de oliva virgen.
  • Queso de cabra para untar Soignon.
  • Trufa negra.
  • Balsámico de Modena.
  • Parmesano.
  • Loyorosso.
  • Hoja de roble.
  • Escarola.
  • Achicoria.
  • Cebollino.

Elaboración paso a paso
 

  • Para el carpaccio:
  • El lomo de canguro hay que congelarlo para facilitar el corte en la máquina corta fiambres (se puede llevar a la carnicería para que lo corten allí).
  • El corte debe ser de un grosor muy fino, más o menos entre 1 y 1'5 centímetros.
  • Tendremos que ir poniéndolo directamente en el plato para que se descongele sobre él y no en la mano para que no se deforme.
  • Para la vinagreta:
  • Ponemos en un bol el queso de untar Soignon y lo cortamos con un poco de aceite de oliva.
  • Con esta mezcla es con la que aliñaremos, en principio, la carne de canguro.
  • Por otro lado, le añadimos un tercio del queso parmesano rallado, preferentemente con un rallador americano.
  • El resto del queso lo sacamos en lascas para ponerlo en último lugar entre las hojas de lechugas como decoración.
  • Las lechugas las cortaremos en trozos pequeños para poder jugar con ellas a la hora de decorar el plato.
  • Estas lechugas deben ir aliñadas con una vinagreta de aceite de oliva, balsámico y sal.
  • Deben tener bastante volumen, ya que la idea es que el plato quede como un pequeño bouquet de lechugas de diferentes colores.
  • Montaje:
  • Una vez colocada la carne con su vinagreta, el queso rallado en el plato y las lechugas colocadas junto con las lascas de queso, hacemos un cordón con el balsámico reducido, lo decoramos con un bastón de cebollino y un poco de vinagreta alrededor.