BROCHETAS DE SETAS CON SALSA DE ANACARDOS

Table of Contents

BROCHETAS DE SETAS CON SALSA DE ANACARDOS

Brochetas de setas con salsa de anacardos. Alimento Base: Boletus, Limpias y cortas las setas en láminas gruesas... si son lo bastante pequeñas, las dejas enteras, y las ensartas en el palito. Reserva unas cuantas (dos o tres grandecitas) para...
Tiempo de preparación 30 minutos
Tiempo total 30 minutos
Plato Boletus
Cocina España
Raciones 4 comensales

Ingredientes
  

  • Setas (por supuesto) ¿cuantas? Depende de lo que quieras comer
  • 100 gramos de anacardos. un puñado
  • Ajo pimienta
  • dos o tres copitas de Oporto
  • Leche un vaso

Elaboración paso a paso
 

  • Limpias y cortas las setas en láminas gruesas... si son lo bastante pequeñas, las dejas enteras, y las ensartas en el palito.
  • Reserva unas cuantas (dos o tres grandecitas) para la salsa.
  • Ya ensartadas en las brochetas, pones las setas en un cazo amplio con la leche, un diente de ajo picadito, un poco de pimienta negra molida, y un chorrito de Oporto, junto con las que habías reservado, hechas a trocitos pequeños... y un chorro de agua para que cubra.
  • A fuego lento para que se hagan bien las setas.... que están en su punto.. deben hacerse tiernas, tiernas, y el caldo reducirse mucho.
  • Mientras tanto, pasas por el mortero un puñado de anacardos, los machacas hasta hacer una especie de harina gruesa.
  • Cuando estén hechas las brochetas, las sacas del caldo, las pones en una fuente de horno, y sujetas unas tiras de queso semi-curado, de forma que cubran las setas artísticamente.
  • Si es preciso las sujetas con un palillo para que no caigan y las pones a gratinar unos instantes...
  • Vamos a la salsa, al caldo que habia quedado en el cazo, (poco, que debe haber reducido mucho) añadimos un poco de leche y de Oporto, la harina de anacardo, y una pizca de sal. y lo dejas reducir de nuevo.....
  • Esto mejor que lo dejes para el final, por que esta salsa está buena calentita, fría pierde mucho.
  • Sirves un par de brochetas por plato y la salsa bien caliente por encima, acuérdate de decirle a tus comensales que tienen palillos ocultos por la salsa si se los pusiste para sujetar el queso.