AREPAS VENEZOLANAS

Table of Contents

AREPAS VENEZOLANAS

Arepas venezolanas. Alimento Base: Maíz, Selección y lavado del maíz crudo. Se extiende el kilogramo de maíz blanco pilado sobre una mesa y se asegúrese de retirar cualquier partícula extraña que pueda tener. Posteriormente, traslade los...
Tiempo de preparación 50 min
Tiempo total 50 min
Plato Maíz
Cocina Venezuela
Raciones 8 comensales

Ingredientes
  

  • Una olla grande para cocer el maíz mínimo 5 litros de capacidad, con tapa (las esmaltadas son ideales).
  • Una hornilla del mismo diámetro o muy aproximado a la base de la olla (Nota: también se suele improvisar fogones en el patio o en un kiosco)
  • Una olla de agua hirviendo mínimo 2 litros de capacidad, para reemplazar el volúmen que se evapora o es absorbido por el maíz durante el cocimiento.
  • Una cuchara de madera o de goma las de metal tienden a romper mucho el grano
  • Una Kitchen aid con los aditamentos muelas para moler bien fino. También sirven las máquinas para moler manuales (de mesa), pero es más cansado y fastidioso.
  • Un colador fino pequeñito 10 cm de diámetro
  • Un colador grande pascón como los utilizados para drenar espaguettis
  • Una bolsa limpia de polietileno mediana
  • 1 kg de maíz blanco pilado o quebrado white cracked corn, en USA o maíz blanco cascado, en casi toda centroamérica.
  • 7 cucharadas de sal.

Elaboración paso a paso
 

  • Selección y lavado del maíz crudo.
  • Se extiende el kilogramo de maíz blanco pilado sobre una mesa y se asegúrese de retirar cualquier partícula extraña que pueda tener.
  • Posteriormente, traslade los granos a la olla grande de 5 litros, se llena de agua y se revuelve el maíz con las manos.
  • Con el colador pequeñito se recogen y se botan todas las partículas que floten.
  • Se drena y repite este último procedimiento varias veces, hasta que el agua salga limpia.
  • Una vez escogido y lavado el maíz crudo, se llena la olla con agua hasta unos 7 cm sobre el nivel seco de los granos.
  • Se tapa y se pone a ebullir sobre la hornilla a fuego alto.
  • Simultáneamente, se pone a hervir agua en la otra olla de 2 litros y se mantiene hirviendo mientras dure todo el proceso de coción del maíz.
  • Una vez cocido, el maíz pude hasta triplicar su volúmen en la olla, por esta razón debe asegurarse que esta sea suficientemente grande y espaciosa.
  • A medida que el agua empiece a evaporarse y a ser absorbida por el maíz, debe reemplazar este mismo volúmen con agua hirviendo de la otra olla de 2 litros.
  • Recuerde restituir el volúmen servido, llevarlo de nuevo a ebullición y mantenerlo así.
  • Debe levantar regularmente la tapa de la olla y vigilar que el nivel de agua esté siempre alto, manteniéndolo con agua hirviendo.
  • No es conveniente revolver el maíz durante el proceso de coción porque puede liberar más almidón de la cuenta y tenderá a apelotarse y pegarse al fondo de la olla.
  • Si mantiene siempre alto el nivel de agua es suficiente para que todo le salga bien.
  • Una vez que el maíz esté cercano a triplicar su volúmen en la olla, vaya probándolo hasta que lo sienta de una consistencia parecida a la de un petitpois.
  • Cuando tenga la consistencia deseada, agréguele las 7 cucharadas de sal y revuélvalo una única vez con la cuchara de madera.
  • Deje hervir por 1 o 2 minutos más y proceda con el siguiente paso.
  • Retire las ollas del fuego, con mucho cuidado drene el agua del maíz cocido en una batea.
  • Proceda a recoger porciones del maíz cocido con un tazón y deposítelo en el colador para espaguettis en una batea o en el lavaplatos.
  • Abra el grifo y deje que el agua fluya sobre el maíz, lo enfrie y lave el exceso de almidón liberado durante la coción, puede revolver con las manos de vez en cuando.
  • Drene bien y deposítelo en la bolsa de polietileno limpia.
  • Repita este procedimiento hasta haber enfriado y lavado todo el maíz.
  • Una vez frío y drenado el maíz, proceda a armar su molino.
  • Coloque las muelas mas estrechas para asegurarse que le quede una masa muy fina.
  • Agregue porciones pequeñas con una tasita hasta moler todo el grano.
  • Si nota que los granos resbalan y retroceden en el molino, puede incorporarle cucharaditas de agua, para que las muelas logren atrapar y hacer fluir libremente la masa por el otro extremo del aparato.