Arazá, cocona y copoazú tres frutos delicias exóticas del amazonas

Table of Contents

Arazá, cocona y copoazú son tres frutos del Amazonas que se comercializan en pulpa, néctares y mermeladas.

Recetas para aprovechar estos productos. No se equivocan quienes afirman con orgullo que Colombia es un país privilegiado en su riqueza natural. Además de sus extensas selvas y su variedad en flora y fauna, hay que añadir su bien y rentable producción de frutas. Ahora último tres exóticos frutos se están comercializando.

Sus nombres, un poco raros para algunos y de lengua aborigen, seguro comenzarán a ser familiares para todo el mundo cuando estén al nivel de frutas como el lulo, la guayaba, el tomate de árbol, etc. Se trata de Arazá, cocona y copoazú, nuevos en el país, pero que se han sembrado a gran escala en algunas regiones de Venezuela y Brasil.

Estos frutos, cultivados en terrenos no mayores a 60 hectáreas, son ampliamente conocidos en el Putumayo, Caquetá y Amazonas donde pequeños agricultores se han alimentado de ellos por años.

Hoy, gracias a empresas privadas y de varias organizaciones de pequeños productores de la región, es que las frutas se pueden distribuir y comercializar para que, a cientos de kilómetros de distancia, otras personas tengan la oportunidad de disfrutarlos en forma de pulpa, néctares y mermeladas.

En Bogotá, actualmente se están comercializando alrededor de tres mil kilos de arazá, cinco mil de cocona y 600 de copoazú en restaurantes, colegios…

Los tres, de sabor exquisito y un tanto indefinible son frutos con gran valor nutricional.

_MG_1440

Arazá es rico en vitamina A, B y C y contiene proteína, fibra, potasio y calcio. Cocona, familiar del lulo es rico en vitamina B5, proteínas, grasas, calcio, fósforo y caroteno. Copoazú, pariente del cacao, por su elevado contenido de pectina y acidez facilita la fabricación de néctares, gelatinas, compotas y dulces.

Algunas recetas que se pueden hacer con estos frutos son recomendadas por Eduardo Martínez, quien desde hace dos años trabaja un particular concepto gastronómico en el restaurante Minimal de Bogotá.

“Nuestra propuesta busca recoger toda la riqueza del país, a través de un fresco ejercicio de interpretación gastronómica contemporáneo, donde la creatividad es el elemento central”, dice.

No se trata de preparar comida típica sino de aprovechar los sabores que tiene Colombia. Eduardo es un conocedor de ello. Su profesión de agrónomo le permitió viajar por varias regiones del país. Terminó cocinando porque en cada lugar se reunía con la gente a compartir ideas gastronómicas.

Vivió tres años en el Pacífico, un año en el Chocó, nueve meses en la Sierra Nevada de Santa Marta y un año en el Amazonas.

Ahora él ha adoptado, al lado de otras personas que han creído en su proyecto, las nuevas frutas amazónicas. En su carta ya figuran los nombres de arazá, cocona y copoazú como ingredientes especiales de algunos platos. “La gente está dispuesta a probar y en un porcentaje muy alto les ha gustado estos nuevos sabores”.

cocona

Pie de arazá y ricota

(Puerto Asís)
Este es un postre que recoge la suavidad del queso ricota y la intensidad misteriosa del arazá.

Ingredientes para la base
36 Galletas integrales de miel
½ taza de aceite
1 clara de huevo
1/3 de taza de agua

Preparación
Machacar las galletas y mezclarlas con la clara de huevo, el aceite y el agua hasta obtener una masa suave. Forrar un molde desmontable para pie con esta masa y llevar al congelador por media hora

Ingredientes para el relleno
500 grs Ricota o requesón sin sal
350 grs de pulpa de arazá
½ taza de azúcar
2 huevos

Preparación
Bata el requesón con el azúcar hasta que quede cremoso, luego agregue los huevos y continúe batiendo. Añada poco a poco la pulpa sin dejar de batir para que no se corte la mezcla. Vierta el contenido sobre la base de galleta. Horneé por 25 minutos a 300º o hasta que al introducirle un cuchillo éste salga limpio.

Ingredientes para la salsa
2 yemas de huevo
2 tazas de leche
¼ de taza de azúcar
1 cucharadita de maizena
gotitas de esencia de vainilla

Procedimiento
Revuelva las yemas con el azúcar y la maizena. Agregue la leche previamente calentada y ponga toda la mezcla a fuego moderado sin dejar que hierba. Adicione unas cuantas gotitas de esencia de vainilla. Finalmente bañe el pie con esta salsa y decore con crema de leche batida.

Meritos en salsa de cocona

(Putumayo)copoazu
Ingredientes
½ cebolla cabezona cortada en anillos
2 meritos (pescado) de 120 grs c/u
2 coconas cortadas en rodajas de ½ cm
4 cucharadas de azúcar
2 cucharada de mantequilla
2 limones
sal y pimienta al gusto

Preparación
Ponga el pescado en un recipiente y exprima el jugo de los dos limones, agregue sal y pimienta, deje una a dos horas. Poca sal para que no pierdan líquido los peces. Luego coloque las rodajas de cocona en capas en un recipiente, intercalando rodajas de la fruta con el azúcar. Deje también dos horas.
Aparte en un sartén ponga a derretir una cucharada de mantequilla y dore los anillos de cebolla. Baje del fuego y reserve.
En otro sartén con tapa derrita una cucharada de mantequilla y ponga a dorar el pescado por todos los lados hasta que tomen un bonito color caramelizado. Agregue sobre los pescados las rodajas de cocona con azúcar y los anillos de cebolla.
Cubra la sartén con una tapa y espere unos cinco minutos a que los pescados se terminen de hacer en las rodajas de cocona con los anillos de cebolla.
Finalmente sirva con arroz con coco, una ensalada de lechugas que lleve vinagreta de aceite de ajonjolí, limón, azúcar morenas, hojas hierbabuena y menta y semillas de comino tostadas.

Kulfi de Copoazú y cardamomo

(Indias occidentales)
Una receta de helado en la que los hindúes regularmente usan mango y polvo de curry, siendo uno de los postres tradicionales de esta cocina, esta vez el mango se cambia por copoazú.

Ingredientes

1 kilo de pulpa de copoazú
una lata de leche condensada de 400 cc
3 vainas de cardamomo

Procedimiento
Saque la pulpa del congelador. Caliente la leche condensada con las vainas de cardamomo, sin dejar hervir. Incorpore esta preparación a la pulpa descongelada. Es muy importante, para obtener una textura suave, que la pulpa se descongele completamente, sino quedaran cristales que disminuyen la calidad final del helado.
La mezcla se pone en la licuadora o batidora y luego se lleva en un recipiente al congelador por una hora. Después debe sacar el recipiente del congelador y tiene que volver a batir la mezcla para que se rompan los cristales.
Lleve nuevamente al congelador en una refractaria o recipiente pando, de tal forma que se haga una capa delgada de centímetro y medio más o menos.
La idea es que cuando el helado haya congelado se puedan cortar pedazos cuadrados, triángulos o la forma que usted quiera, para esto puede utilizar moldes de galletas con formas. Para decorar puede realizar plantillas con bisturí sobre un cartón que le van a servir para hacer siluetas con azúcar pulverizada sobre el plato donde va a servir el helado.

>>>Recetas típicas de Colombia CLIC AQUÍ

Votación: Visitas totales:
31