RECETAS Y COCINA


Gastronomía de Cantabria - España

Cocina para paladares exigentes

Cantabria, por su privilegiada situación geográfica en la zona central de la cornisa cantábrica, ocupa un espacio influenciado por un entorno natural verdaderamente excepcional, donde parajes y ecosistemas se alterna para albergar la más selecta relación de materias primas gastronómicas.

El mar Cantábrico con sus finos pescados y delicados mariscos.

Los ríos rápidos y caudalosos que en sus cuencas altas y medias cobijan al rey de la pesca fluvial, el salmón, y la delicada trucha terciada. Los pastos cántabros, siempre verdes, alimentan a una ganadería bovina de exquisito sabor y pequeños rebaños ovinos y caprinos. Las pequeñas huertas familiares y las plantaciones de frutales ofrecen una amplia gama de productos, que cocinados al modo tradicional de los cántabros, obtienen como resultado una de las gastronomías más ricas y de mayor personalidad del país.

Gastronomia de Cantabria

recetas de esta regionProductos y elaboraciones tradicionales

En Cantabria podemos encontrar muchos y muy diversos productos típicos, cuya elaboración ha llegado hasta nuestros días tal y como se realizaba hace cientos de años. Algunos de estos productos tienen el distintitvo de denominación de origen.

Quesos muy cántabros

Podemos encontrar tres quesos con denominación de origen: Queso de Cantabria, Quesucos de Liébana y Queso Picón Bejes-Tresviso.

Aguardiente de orujo

El aguardiente de orujo con Denominación Geográfica Orujo de Liébana es otro de los productos cántabros que gozan con mayor reconocimiento dentro y fuera de Cantabria.

Gastronomia de Cantabria

Excelencia en carnes y embutidos

Las carnes y embutidos de Cantabria, están amparadas bajo del distintivo de Indicación Geográfica protegida; procede del ganado vacuno nacido, criado y sacrificado en Cantabria, incluidas las razas de alta montaña como la Tudanca, la Monchina y la Pardo-Alpina, alimentado con pastos naturales, que le confiere un sabor extraordinario a la carne. Otras carnes como el cerdo, cuya matanza (matacía), rito festivo tradicional que se celebra en la mayoría de los pueblos de Cantabria y del que se obtienen excelentes embutidos, especialmente en la comarca de Liébana, que debido a su microclima y altitud, favorece el secado de los derivados de la matanza.

Gastronomia de Cantabria

Gran tradición conservera

Las conservas de pescado, se han convertido en el último siglo en una de las grandes industrias de la región. Laredo, Santoña y Castro Urdiales son localidades en las que se produce mayoritariamente la semiconserva de la anchoa, acaparando entre las tres localidades el 80% de la producción nacional. Su calidad la convierte en la mejor anchoa del mundo. Otras conservas realizadas en Cantabria, como el bonito, el atún, la sardina y otras variedades menores cuentan con gran fama.

Gastronomia de Cantabria

Y por supuesto, postre para los más golosos

Asimismo, Cantabria es una región de gran tradición repostera. La excelente calidad de la leche y sus derivados, han sido durante siglos la base de la repostería artesana cántabra, con dulces tan exquisitos como la “Quesada pasiega” o el universal “Sobao pasiego”.

El hojaldre también es una de las estrellas de la repostería de la región, y dependiendo de la zona en la que se elabore, recibe unos nombres u otros; así en Unquera y San Vicente de la Barquera, reciben el nombre de “corbatas”, en Torrelavega “polkas”, “sacristanes” en Liérganes o “pantortillas” en Reinosa.

Otros deliciosos dulces son los frisuelos y el canónigo lebaniego, los “palucos” de Cabezón de la Sal, los “corazones” de Liérganes y La Cavada. También tienen gran tradición el arroz con leche, la leche frita o las natillas.

Gastronomia de Cantabria

Una gastronomía tradicional

La gastronomía de Cantabria es, en líneas generales, una cocina que huye de las preparaciones complejas o demasiado sofisticas, con carácter tradicional busca siempre la sencillez y la naturalidad, siendo primordial la obtención de los jugos propios de los ingredientes.

Los mariscos, los pescados, las carnes y otros productos de la tierra se guisan de distintas formas, pero siempre buscando los sabores más puros de cada uno de los ingredientes.

Gastronomia de Cantabria

Gastronomia

Alfoz de Lloredo

Limones de Novales

Respecto a la gastronomía, Alfoz de Lloredo cuenta con tres productos autóctonos fundamentales: el queso y la miel elaborados en el monasterio de La Trapa, en Cóbreces, y los limones de Novales, Los limones de Novales se han convertido en uno de los productos más conocidos y apreciados de la región.que forman parte de las vida de este pueblo, en el que se calcula que existen alrededor de 11.000 limoneros. Su cultivo supone una importante fuente de ingresos para muchos novaliegos y su calidad les ha convertido en uno de los productos más conocidos y preciados de la región. Varias razones justifican la presencia de limoneros, más propios de zonas del Mediterráneo, en un lugar como Novales. En primer lugar, el suelo de esta localidad es rico en hierro y magnesio, y, en segundo, el pueblo está protegido de los vientos por una ‘muralla’ natural, dando lugar a un particular microclima. Además, el hecho de que la mayoría de las plantaciones se encuentren a sólo un kilómetro y medio de la costa, es otro factor que favorece su evolución, pues evita verse afectadas por las bajas temperaturas, uno de los enemigos más devastadores de los cítricos. Además, de los limonares, se pueden encontrar prácticamente en todo el municipio, aunque en menor proporción, naranjos.

Gastronomia de Cantabria

Ampuero

Queso de ‘Las Garmillas’

Con excelente cocina, en Ampuero se pueden degustar excelentes angulas o salmón procedentes del río Asón. Destaca también el queso de ‘Las Garmillas’, conocido fuera de la región por su extraordinaria calidad en sus dos variedades –fresco y curado–. Las alubias son también un plato protagonista, como la olla ampuerense. Para finalizar una buena comida, nada mejor que el anís de Udalla.

Anievas

Nueces

Uno de los productos típicos del municipio de Anievas son las nueces, un fruto con gran contenido de ácidos grasos Omega 3 y Omega 6. Concretamente, su cultivo procede del pueblo de Barriopalacio, donde existe una importante plantación de nogales. La recolección se realiza desde finales de septiembre a finales de octubre, siendo durante el periodo navideño, por lo general, cuando más suele aumentar el consumo.

Arenas de Iguña

La Reserva de Caza del Saja asegura en Arenas de Iguña una provisión de especies, entre las que se encuentra el venado. Para cocinar este plato hay que macerar la carne en vino tinto con verduras. Después ambos materiales se cocinan juntos. La carne asada se sirve fileteada y regada con la salsa que se haya obtenido.

Gastronomia de Cantabria

Argoños

Almejas (amayuelas)

Los platos tradicionales de Argoños dan cuenta de la excelente materia prima que llega desde el mLos vecinos de Argoños obtienen las Almejas en la vecina marismaar y sobre todo de la cercana marisma. Una de las especies más populares de la cocina local son las almejas ya bien cocidas en la sartén, con poco aceite, ajo machacado y perejil, ya bien rellenas, ya bien acompañadas de alubias cocidas.

Navajas (muergos)

También de la vecina marisma obtienen los vecinos de Argoños los muergos (navajas), ingrediente de otra suculenta receta local que los combina con arroz. Este sencillo plato se obtiene cociendo ambos materiales con ajo, pimiento verde tomate frito y vino blanco.

Gastronomia de Cantabria

 

Arnuero

Langosta

Los langosteros de Isla figuran entre los más populares de la región y han hecho de este cruLa langosta es uno de los platos preferidos entre los visitantes de Arnuerostáceo uno de los platos preferidos entre los visitantes de Arnuero. Su carne, muy rica en sodio, se prepara asada, a la parrilla o cocida, una de las formas más populares de cocinarla. Se recomienda hacerlo en abundante cantidad de agua mezclada con un chorro de vinagre, laurel y sal gorda.

Pimientos y tomates

Además de por los criaderos de crustáceos, Isla es también célebre por los productos que crecen en sus huertas, sobre todo los pimientos y los tomates.

Arredondo

El salmón del Asón

La gastronomía tradicional de la zona está basada en las carnes de animales de pasto o caza, con fabulosos guisos de cordero y cabrito de la zona de Asón, Rocías y Alisas, aunque destacan también el salmón y la trucha pescados en el río Asón, así como las setas. No pueden olvidarse tampoco algunos de los platos típicos que se degustan en toda la comunidad autónoma como es el caso del cocido montañés.

Gastronomia de Cantabria

Astillero

Los vecinos de El Astillero gustan de preparar el cachón en su tinta, achón en su tinta

Es, junto con el calamar, uno de los productos de la mar que es fácil de encontrar durante la primavera en zonas próximas a la costa, mientras que en otoño está en aguas más profundas. Los vecinos de El Astillero, al igual que en otras zonas de Cantabria, gustan de prepararlo con su tinta. De característico sabor, el cachón en su tinta posee un alto valor energético cercano a las 70 calorías por cada 100 gramos.

Bárcena de Cicero

Almejas (amayuelas)

Los platos tradicionales de Bárcena dan cuenta de la excelente materia prima que llega desde la cercana marisma. Una de las especies más populares de la cocina local son las almejas, bien cocidas en la sartén, bien rellenas, bien servidas de acompañamiento de legumbres.

Bárcena de Pie de Concha

La trucha

La pesca de río es una práctica muy habitual en el término de Bárcena de Pie de Concha, siendo la trucha la especie dominante. Es por ello que se puede citar éste como uno de los productos gastronómicos característicos de la zona. Asimismo, el pan de maíz o borona goza de gran tradición en Cantabria, especialmente en este municipio. De hecho, en Pie de Concha aún existe un antiguo molino maquilero en funcionamiento, que da fe de la artesanía de la panificación de maíz, siendo uno de los pocos que quedan en la región.

Gastronomia de Cantabria

Bareyo

Paella de marisco

Este plato de origen mediterráneo, el más famoso de la cocina española fuera de la península, se ha convertido en uno de más populares del Bareyo. Los numerosos restaurantes de la localidad gozan de una merecida fama gracias a esta, en apariencia sencilla, receta que se elabora con arroz sazonado con azafrán y cocinado con gambas, mejillones, gambas, langostinos, calamares y otros productos de la mar.

Cabezón de la Sal

Palucos de Cabezón

En Cabezón de la Sal hay también una enorme tradición culinaria, con productos variados como pueden ser el chuletón de vaca tudanca, el cocido montañés, las alubias con codornices, el lechazo al horno y los guisos de trucha, salmón o venado. Pero, desde hace algún tiempo, destaca un producto: los palucos de Cabezón, un dulce elaborado con coco, azúcar, miel y huevos, entre otros ingredientes.

Cabezón de Liébana

Frisuelos

El sábado anterior al miércoles de ceniza se llamaba ‘frisuelero’, ya que esa mañana se desayunaban los típicos frisuelos lebaniegos. Consisten en una tortilla de una masa ligera hecha de leche y harina, revuelta y frita en aceite. Era una forma de anticiparse al Carnaval.

Gastronomia de Cantabria

Cabuérniga

Cocido montañés

Una parte importante y fundamental del conocimiento de un pueblo es su gastronomía. Cabuérniga no desmerece y en torno a su rica cocina se ha establecido un importante crecimiento del turismo. El guiso por excelencia de este lugar es el cocido montañés, acompañado de la carne de la zona, ya sea de la raza tudanca o de piezas de caza. La trucha recién pescada del río Saja es otro de los manjares.

Camaleño

Té del puerto

El famoso ‘té del puerto’ es una planta silvestre de las tierras altas de Liébana, que principalmente se encuentra en los puertos de Áliva. Goza de gran prestigio gracias a su agradable aroma y suave gusto. Combinada con el orujo de Potes, sirve para hacer más ligeras las digestiones. También la manzanilla que crece por los prados y montes cercanos es muy apreciada. Ambas infusiones se pueden adquirir en el mercado de Potes que se celebra cada lunes.

Camargo

El cachón

A los vecinos de Maliaño se les denomina popularmente ‘cachoneros’, por su antigua dedicación a la captura de este cefalópodo con el que se elaboran apreciados platos. La manera más habitual de preparar el cachón es guisarlo en su tinta con cebolla y en ocasiones añadiendo patatas, aunque progresivamente se van introduciendo nuevas formas de cocinarlo. Desde hace cinco años la Junta Vecinal organiza cada primavera el Festival del Cachón, orientado a la difusión de este producto. El programa de actos incluye degustación popular, salida al mar, elección del Cachonero Mayor, concurso de pintura infantil y unas jornadas gastronómicas.

Gastronomia de Cantabria

Campoo de Enmedio

Carne de montaña

Los productos de la tierra y los animales que pastan en ella son la base de la cocina campurriana. La carne de montaña goza de merecida fama, sobre todo la de vacuno, que cuenta con una marca registrada de denominación, pero también la de potro, lechazo y cabrito. Asimismo, las setas (Boletus edulis) y las truchas completan las especialidades gastronómicas del municipio.

Campoo de Yuso

Pan de Orzales

Las hogazas de pan de pueblo de Orzales, y también de La Población, son de sobra conocidas en toda la comarca y uno de los productos más característicos del municipio por su elaboración tradicional, mediante la cocción en vetustos hornos de leña. Precisamente este obrar artesano ha dado fama y prestigio a varias panaderías de la zona. Por otra parte, la abundante cabaña vacuna proporciona sabrosa carne.

Cartes

Cerezas

Hubo un tiempo en el que las cerezas de Cartes gozaron de gran fama por su calidad y abundancia, sobre todo en los pueblos altos del municipio, como son Cohicillos y Mercadal. Aunque hoy en día se encuentran en menor proporción, sigue siendo uno de los productos que más se identifica con este lugar, no sólo por el toque de distinción que aporta esta fruta a la repostería sino también por el bello espectáculo que ofrecen los cerezos en flor, al engalanarse con florecillas blancas.

Gastronomia de Cantabria

Castañeda

Castañas

El municipio de Castañeda, como lo evidencia su propio nombre, ha sido tierra de castaños. De ahí que su fruto sea uno de los productos más característicos de este lugar. En la actualidad, aún se mantienen en este término, como en otros muchos de la región, las tradicionales magostas, típicas reuniones en las que se reparten castañas asadas al calor de las brasas para festejar la llegada del otoño.

Castro Urdiales

Caracoles de San Andrés

Los caracoles de tierra preparados con una receta picante y el besugo a la prebe son el plato típico de la festividad de San Andrés (30 de noviembre).

Por otra parte, hay que señalar cómo la vecindad con Euskadi ha favorecido la incorporación de recetas vascas a la cocina castreña. Los más populares son los chipirones en su tinta.

Cieza

Avellanas

La abundancia de avellanales en esta zona de la región convierten este fruto en uno de los productos más característicos y fáciles de encontrar. Como en otros municipios de Cantabria, en Cieza es frecuente también la recogida de castañas, dada la existencia de un gran número de castaños en los bosques de los montes que lo rodean.

Cillorigo de Liébana

Cebollas de Bedoya

En las huertas del municipio de Cillorigo de Liébana se cultivan todo tipo de hortalizas y legumbres, pero sin duda son las cebollas de Bedoya las que se han ganado una merecida fama. Los turistas acuden el mercadillo de Potes, que tiene lugar todos los lunes, a adquirir una ‘ristra’ de cebollas.

Gastronomia de Cantabria

Colindres

Ventresca de bonito

La relación de este municipio con el mar y la ubicación en su término de empresas dedicadas a las conservas de pescado hace que el visitante pueda degustar una excelente vestresca de bonito. Otros productos típicos de Colindres han sido, tradicionalmente, los respigos y un amplio abanico de frutas, entre las que destacan las uvas de las que, antiguamente, existía una cierta producción para elaborar chacolí.

Comillas

Erizo de mar

La costa comillana es un lugar donde abunda el erizo de mar, de gran calidad y sabor. A los lugareños les gusta comerse sus huevas crudas, a veces con unas gotas de limón. Admite un sinfín de preparaciones, pero un plato típico es el erizo de mar gratinado, elaborado con cebolla, mantequilla, crema de leche y un chorro de cava, mezcla que sirve de relleno y se gratina al horno. Otro posible plato sería el congrio a la cazuela.

Corrales de Buelna (Los)

Estelucas de Buelna

Un producto gastronómico representativo del municipio, aunque de reciente creación, son las Estelucas de Buelna. Se trata de un dulce a base de harina de trigo, harina de almendra y huevos, relleno de praliné –pasta de almendra y cacao–, decorado con una estela de Cantabria de chocolate y todo ello espolvoreado con azúcar en grano.

Un producto gastronómico representativo del municipio, aunque de reciente creación, son las Estelucas de Buelna. Se trata de un dulce a base de harina de trigo, harina de almendra y huevos, relleno de praliné –pasta de almendra y cacao–, decorado con una estela de Cantabria de chocolate y todo ello espolvoreado con azúcar en grano.

Corvera de Toranzo

Quesadas y quesos

Fruto de la industria alimentaria y la dedicación agropecuaria de la zona, la gastronomía de este municipio presenta magníficos exponentes de derivados lácteos. Destacan de forma singular los quesos, de reconocida tradición histórica, y las quesadas de Ontaneda. En general, la comarca del Pas se caracteriza por su exquisita repostería casera, ocupando un lugar privilegiado los famosos sobaos pasiegos.

Gastronomia de CantabriaEntrambasaguas

Bacalao y mollejas a la trasmerana

Es fácil encontrar en el municipio excelentes platos de bacalao, al estilo de Cantabria, preparado con cebolla, ajo, laurel, perejil, limón y vino blanco, así como también mollejas a la trasmerana. El bacalao ha pasado de ser considerado comida de pobres a gozar en la actualidad de una envidiable consideración social.

Escalante

Coliflor

Escalante no sólo es célebre por las recetas realizadas a base de los mariscos y pescados capturados en la marisma y en la costa cantábrica cercana, también son excelentes los platos elaborados con los productos de sus huertas. Entre ellos destaca la coliflor preparada con bechamel gratinada.

Guriezo

Caricos

Los caricos (alubias rojas) crecen en las huertas del valle y pueden degustarse en restaurantes de todo Guriezo. Por otro lado, esta zona es una de las pocas de Cantabria en donde han sobrevivido los pomares, antes el frutal más popular de la región. Su producto se destina principalmente a la fabricación de sidra. También son de destacar dos plantas: el antojil y el té del puerto, que crecen en distintos puntos de Guriezo. La primera es un helecho que se toma con vino blanco y sirve para soldar huesos; la segunda, una popular infusión que, a veces, se considera exclusiva de Liébana.

Gastronomia de CantabriaHazas de Cesto

Rabo de buey

En este municipio trasmerano, en el cual la agricultura y la ganadería juegan todavía un destacado papel como fuente de ingresos, sobresalen las recetas elaboradas con productos de las huertas y con el ganado que se cría en la zona. Entre los platos más afamados se cuentan el pastel de calabacín y el rabo de buey, un sencillo guiso que se basa en la calidad de la materia prima.

Hermandad Campoo de Suso

Miel y mermeladas

La Hermandad de Campoo de Suso posee buenos artesanos del queso y de la miel, de las mermeladas y las confituras silvestres.
La miel se obtiene por las abejas a partir del néctar de las flores de las montañas y valles de la región, procedentes de colmenas móviles. Es frecuente ver en las carreteras regionales los dujos, tradicionales colmenas confeccionadas con el tronco hueco de un roble.
Por otro lado, son famosos los productos relacionados con la matanza del cerdo, así como el excelente pan de pueblo de alguna de las panaderías de la zona, como el pan de Abiada o las tortas de Argüeso.

Herrerías

Salmón del Nansa

Las aguas del río Nansa, uno de los principales de Cantabria, que atraviesa casi en su recta final el municipio de Herrerías, ha sido tradicionalmente un hábitat ideal para el salmón. Así, los aficionados han pescado abundantes ejemplares de esta especie en los cotos de Los Olivos y Béjar. Por eso uno de los platos más suculentos que se pueden degustar en esta zona es el salmón al horno, aunque la trucha escabechada es otra sabrosa opción.

Lamasón

Nueces y castañas de Lamasón

Uno de los productos típicos del municipio son las castañas, así como las nueces, un fruto éste con gran contenido de ácidos grasos Omega 3 y Omega 6. La recolección se realiza desde finales de septiembre a finales de octubre, siendo durante el periodo navideño, por lo general, cuando más suele aumentar el consumo.

Asimismo, la gastronomía de la comarca combina el cocido montañés y el lebaniego, que se acompaña de carne de animales de pasto y de postres derivados de la leche.

Gastronomia de CantabriaLaredo

Pollo marinero y marmita

Se trata de dos maneras de preparar el bonito fresco, en ambos casos cortado en tacos. En la primera receta, el pescado se reboza y cocina en una salsa de verduras (cebolla, ajo, pimientos verde y rojo y zanahoria). La marmita es la manera más popular de hacer este pescado, con patatas y tomate. Como curiosidad culinaria recordar la cita que hace el Arcipreste de Hita de los famosos congrios de Laredo.

Liendo

Alubias blancas

Las huertas del valle de Liendo proporcionan excelentes materias primas para elaborar suculentos y sencillos platos tradicionales. Uno de los más apreciados son las alubias blancas, que, acompañadas de una ración de productos obtenidos de la matanza del cerdo, constituyen una entrada extraordinaria muy tradicional.

Liérganes

Sacristanes de Liérganes

Estos dulces, también llamados corazones, están elaborados con harina, mantequilla, sal y azúcar y constituyen una de las especialidades más conocidas del municipio. Además, en Liérganes es típico el chocolate con churros, que se sirve en casi todos los bares y cafeterías, así como también los pastelillos de hojaldre y diversos productos lácteos como quesos frescos no prensados.

Limpias

Chocolate con picatostes

En Limpias la gastronomía es muy variada y combina, dada su cercanía a la costa, productos de la huerta y del mar, como pueden ser las berenjenas rellenas de marisco. Pero quizá lo más típico es degustar raciones de chocolate con picatostes.

Luena

Queso y sobaos

La influencia pasiega también alcanza al ámbito gastronómico, por eso Luena es un municipio que destaca por los productos típicos de la comarca. Su cabaña ganadera proporciona leche de gran calidad con la que se elaboran exquisitos quesos, mantequillas y otros derivados lácteos, sin olvidar, claro, la repostería pasiega, caracterizada por sus famosos sobaos y quesadas.

Gastronomia de Cantabria

Marina de Cudeyo

Almejas y navajas

Las almejas y navajas de Pedreña son muy apreciadas por su calidad y sabor. Es habitual encontrar en los establecimientos hosteleros de la zona exquisitos platos de almejas a la marinera y las navajas, también llamadas ‘morgueras’ o ‘muergos’, cuyo consumo es muy apreciado por su sabor muy concentrado. Éstas suelen prepararse por lo general a la plancha y servirse rociado con refrescantes gotas de limón.

Mazcuerras

Las setas

En los montes de Mazcuerras crecen numerosas variedades de setas. Igual de numerosos son los platos que con ellas pueden prepararse, uno de los más populares es el sencillo revuelto de huevos. Esta receta puede enriquecerse con un sofrito de ajo o de panceta curada o con hierbas aromáticas. Otros platos que pueden degustarse en Mazcuerras son aquellos preparados con las suculentas piezas de caza cobradas en la Reserva de Caza del Saja.

Medio Cudeyo

Alubias rojas ‘caricos’ de Solares

Esta variedad de alubias rojas de pequeño tamaño pero exquisita textura son uno de los platos típicos que pueden degustarse en el municipio. Se preparan con pimiento verde y se añade un sofrito de ajo machacado y pimentón. Junto a ello, destacan los distintos platos de carne de vacuno de gran calidad procedente de la zona y el agua mineromedicinal del manantial de Fuencaliente, en Solares.

Meruelo

Leche frita

La receta de esta especialidad gastronómica de Meruelo es sencilla y se prepara con harina, leche, huevos, canela, azúcar y mantequilla. Otro plato típico de este municipio son las alubias rojas, llamadas ‘caricos’, elaboradas con productos de la huerta, cebolla, ajo, laurel y sazonadas con sal, pimentón y harina.

Miengo

Angulas

Las angulas que se pescan en la desembocadura del Pas constituyen uno de los platos más apreciados y característicos de esta zona de la región. Asimismo, la riqueza piscícola y marisquera que albergan las costas que baña el mar Cantábrico proporciona una gran variedad de pescados y mariscos que constituyen un auténtico placer culinario (lenguado, jargo, centollo, nécoras, cámbaros, bogavantes, etc).

Miera Ensalada de berros con patatas El municipio de Miera es muy conocido por la calidad de las verduras y hortalizas que se cultivan en sus huertas. Entre ellas sobresale el berro, una de las más típicas de esta zona, que se guisa en ensalada con patatas cocidas, mayonesa y nueces. Junto a ello, destacan también las alubias rojas a la montañesa, cocinadas a fuego lento con cebolla, ajo y un refrito a base de harina y pimentón.

Molledo

Miel

La principal especialidad del municipio de Molledo desde el punto de vista gastronómico es la producción de miel y sus derivados, tales como la jalea real, la miel de Brezo o el orujo con miel.

Noja

Nécoras

En los municipios de la costa de Trasmiera se puede degustar marisco de primera calidad, capturado tanto en los entornos marismeños como en su accidentada costa. En Noja son célebres, entre otros moluscos, las nécoras, un crustáceo recogido en temporada estival que se preparara cocido en agua salada.

Penagos

Guisado de romería

Este plato cocinado a base de falda de ternera, patatas, verduras y champiñones es típico en este municipio junto a otros cocinados con verduras de las huertas. Este guisado de romería se prepara rehogando las verduras a las que se añade la carne troceada, vino blanco y caldo. A ello se añaden las patatas junto con los guisantes y los champiñones y se deja cocer hasta que el guiso esté en su punto.

Peñarrubia

Cabra montés

La cabra montés es una de las numerosas especialidades culinarias de Peñarrubia. Capturada en batidas de caza practicadas en los accidentados parajes de los cotos del municipio, se aprecia sobre todo el cuello, la pierna y la paletilla. Una de las maneras de cocinarla es guisada con verduras (el conocido ragú). También destacan las recetas preparadas con el salmón capturado en las aguas del Deva.

Pesaguero

‘Toribiucas’ de Liébana

A partir de la receta de ‘la abuela Julia’ –Julia Doce–, de Lomeña, nacieron las ‘Toribiucas’ de Liébana, unas rosquillas artesanas realizadas con harina de trigo, manteca, azúcar, huevos, orujo de Liébana y esencia de vainilla. La gastronomía de Pesaguero, como la del resto de la comarca lebaniega, se caracteriza por la artesanía de sus productos, elaborados a partir de ingredientes naturales. Destacan así las legumbres de sus huertas, los productos lácteos, principalmente el queso, y el famoso orujo.

Gastronomia de Cantabria

Pesquera

Quesos

Desde el punto de vista gastronómico, quien conoce Pesquera alaba sin lugar a dudas sus quesos. La numerosas cabañas ganaderas de producción láctea existentes en la zona dieron lugar a la proliferación de queserías campurrianas, al igual que ocurrió también en Campoo de Suso y Valderredible. Este producto se ha convertido en uno de los más representativos de Pesquera, y en torno a él se celebra la feria anual mediante la cual el pueblo rinde homenaje al buen hacer de los artesanos del queso y aboga por el mantenimiento de la cultura agroalimentaria.

Piélagos

Barca de angulas

La riqueza angulera del río Pas ofrece en el municipio su plato más típico: las angulas. Tras cocer las angulas, se prepara un aliño de aceite, zumo de limón, sal y pimienta, en el que se introducen las angulas, y se las deja en reposo diez minutos. Con un diente de ajo se untan las rebanadas de pan tostado formando montoncitos con las angulas, que se ponen sobre las rebanadas de pan.

Polaciones

Patatas

El cultivo de patatas forma parte de la vida de los purriegos. Por ello, es normal que uno de sus platos típicos esté conformado por este tubérculo, acompañado de tocino frito, torreznos. Otras especialidades importantes en la gastronomía de la comarca es el cocido compuesto por garbanzos, así como la carne, tanto de animales de pasto como de caza, pero sobre todo el cordero.

Polanco

Potaje de legumbres

El potaje de legumbres (lentejas, alubias o garbanzos), una de las especialidades de la cocina casera regional, es también uno de los platos más tradicionales y característicos del municipio de Polanco. Por tanto, también éste en un lugar idóneo para degustar un sabroso cocido montañés.s

Potes

Orujo y tostadillo

Sin duda, lo más destacado de la gastronomía de Potes son los famosos licores de elaboración artesanal: el orujo y el tostadillo. El orujo, complemento ideal para otras bebidas como puede ser el té del puerto, se fabrica en alquitaras con la cosecha de las numerosas viñas de la zona. El tostadillo, en cambio, se trata de un vino dulce, oloroso y suave al paladar, con larga crianza en soleras de roble americano.

Puente Viesgo

Patatas al estilo Puente Viesgo

Este plato fue recuperado hace años por Juan José García, de la Cofradía ‘El Zapico’. Los ingredientes empleados son seis puerros, cuatro choricillos ahumados, cuatro dientes de ajo grandes, un kilogramo de patatas, tomate, dos huevos cocidos picados, manteca de cerdo o aceite, pimienta, sal y perejil picado.

Ramales de la Victoria

Salmón.

En los cursos que atraviesan el municipio de Ramales de la Victoria abundan los ejemplares de salmón, pescado azul, muy graso, de carne rosada. Son muchas las formas de preparar esta popular especie: a la parrilla, al vapor, al horno, marinado en sal y azúcar o crudo como sushi; y otras tantas las maneras de presentarlo y acompañarlo: con verduras, con pasta, con setas, con legumbres.

Rasines

Huevos

Uno de los ingredientes básicos de la cocina universal, el huevo, es protagonista de una anécdota que se cuenta de cuando Carlos V pasó por el lugar, allá por el año 1522. Se dice que camino a Burgos paró en Rasines y le sirvieron unos huevos; al ir a pagar, la posadera le pidió un duro por cada uno. Extrañado por el precio exigido, inquirió a la mujer, quien le dijo que los huevos abundan pero los reyes no tanto.

Gastronomia de Cantabria

Reinosa

Pantortillas

De reconocida fama son las pantortillas, un hojaldre que hace las delicias de quienes visitan la capital campurriana y que se ha convertido en uno de los productos típicos más atrayentes de la repostería de Reinosa, junto con las rosquillas del Ebro, el arroz con leche y las empanadas. Pero, además, este municipio goza de una gran riqueza gastronómica, en la que sobresalen los platos de caza mayor (jabalí, venado y corzo), los chuletones, el cocido campurriano y el queso, entre otras especialidades.

Reocín

Comida casera

Como en la mayoría de los municipios de la región, la comida de la cocina tradicional cántabra constituyen las principales especialidades culinarias de Reocín. De esta forma, destacan las recetas de legumbres, siendo cocido montañés el rey de los guisos. Las carnes de vacuno, así como la pesca fluvial, son las materias primas a partir de las cuales se elaboran deliciosos platos.

Ribamontán al Mar

Percebes

Al nacer es una larva a la deriva; cuando madura, este crustáceo se agarra a las rocas merced a un pedúnculo carnoso (parte comestible) que protege una piel oscura. Forma grupos o piñas y se alimenta del fitoplancton que baten las olas (son mejores los de aguas muy agitadas). Su preparación es sencilla: tan sólo han de cocerse, en agua de mar o en agua a la que se añade un puñado de sal gorda. Se sirven, a poder ser, calientes.

Ribamontán al Monte

Flan de leche

Los municipios de la antigua Junta de Ribamontán son célebres por sus importantes explotaciones de ganado vacuno. La leche, uno de los productos básicos de la cocina mundial, es base de miles de recetas, algunas tan sencillas como este flan que se prepara llevando un litro de leche a ebullición (procurando que se consuma la mitad), añadiendo cuatro huevos y tres yemas y cociendo el resultado al baño maría en el horno.

Rionansa

Cocido montañés

Vinculados al modelo de la economía tradicional en el medio rural están los guisos que han constituido una de las bases de la cocina clásica en Cantabria. Entre ellos destaca el cocido montañés, una preparación repleta de ingredientes sobrios cuyo origen está en la huerta y en la matanza del cerdo.

Gastronomia de Cantabria

Riotuerto

Torrijas con miel y sacristanes

El municipio tiene una importante variedad de postres, entre los que destacan las torrijas con miel. Éstas se elaboran con pan, leche, huevos, azúcar, corteza de limón, canela en palo, anís, aceite de oliva y miel. También son tradicionales en Riotuerto dulces conocidos como sacristanes, que en la actualidad, y tras desaparecer los obradores que había en el municipio, se elaboran en pastelerías de Liérganes.

Rozas de Valdearroyo (Las)

Pastel de col y venado

Este plato, junto a la carne de Campoo guisada de diferentes formas, dada la excelente calidad del ganado en la zona, resultan típicos en el municipio. El pastel de col se elabora con venado, tocino, cerdo, repollo, huevos, cebolla, frutos secos, sal, pimienta y brandy. Una vez cocidos todos los ingredientes, se coloca en un molde de horno una capa de repollo y otra de carne de venado hasta rellenarlo.

Ruente

Carne de caza

Ruente es un municipio de intensa actividad cinegética, por lo que la caza mayor es uno de los platos más suculentos de su gastronomía, que guisan de diferentes maneras. Además, otra especialidad del valle es el cocido montañés, el guiso cántabro por excelencia compuesto de alubias, berza y ‘compagno’ del cerdo. Los cocineros de esta zona dan a el plato un ‘toque personal’ con el que han conseguido crearle gran fama.

Ruesga

Ragú de jabalí

El guiso con la sabrosa carne de este animal es muy apreciado en este municipio. El ragú se elabora hirviendo el animal troceado y deshuesado en vino tinto y dejándolo marinar durante dos días. En una cazuela se rehogan las verduras que se añaden a la carne y se deja cocer. A ello se agrega el caldo de caza y se cuece una hora más a fuego lento. Finalmente, se fríen patatas y se añaden al jabalí.

Ruiloba

Rodaballo

Algunas de las especialidades de este municipio costero, además de la comida casera tradicional y los derivados lácteos, son los pescados, especialmente los rodaballos, con los que se pueden preparar suculentas recetas. Este pescado blanco plano de cuerpo circular con el dorso pardo grisáceo, que ofrece el mar Cantábrico, es una de las especies que mejor se han adaptado a la cría y cultivo en piscifactorías, como pone de manifiesto la ubicada en el término ruilobano.

San Felices de Buelna

Nueces, avellanas y castañas

La llegada del otoño trae consigo una serie de frutos típicos de esta época del año como son las nueces, las avellanas y las castañas. San Felices de Buelna alberga una gran riqueza arbórea, sobre todo en el Monte Tejas, donde abundan los avellanos. Esto hace que la recogida de este tipo de productos sea una práctica muy habitual a partir del mes de octubre entre los vecinos del municipio, pero también de otros próximos que acuden a éste con la misma finalidad.

San Miguel de Aguayo

Asadurilla de cabrito

Las carnes de vacuno y la asadurilla de cabrito son los platos más típicos consumidos en este municipio en el que las carnes son de gran calidad. La asadurilla de cabrito se elabora con el hígado, el chofle del animal, tomate, cebolla, ajo, vino tinto, aceite, sal y pimienta. Tras rehogar el ajo y la cebolla se añaden el resto de los ingredientes, excepto el hígado, que se agrega cinco minutos antes de finalizar el guiso.

San Pedro del Romeral

Sobaos y quesadas

Tanto los sobaos como las quesadas son los mejores embajadores de la cultura pasiega. Elaborados con mantequilla o margarina, las quesadas tienen sabores y texturas diferentes. Junto a esta típica repostería del municipio, cabe resaltar en la gastronomía de San Pedro del Romeral las carnes de vacuno acompañadas de diferentes guisos, junto a otros productos de la zona, como alubias estofadas y queso fresco.

Gastronomia de Cantabria

San Roque de Riomiera

Queso

La elaboración y venta de productos lácteos ha sido una de las principales ocupaciones de los pasiegos. El queso tradicional se elaboraba con leche recién ordeñada, a la cual se añadía la presura (cuajo natural) y se dejaba en un lugar templado. Al cabo de un par de horas se cortaba la cuajada con la gusta (una especie de arpa metálica), se separaba el suero y se ponía en un molde cerámico, al tiempo que se iba salando y moldeando a mano.

San Vicente de la Barquera

Sorropotún

Bonito, patata y cebolla son los principales ingredientes con los que se elabora el sorropotún, el típico plato marinero de San Vicente de la Barquera, protagonista fundamental del ‘Día del Mozucu’, jornada en la que se reparten en torno a las cinco mil raciones. Para la preparación de este gigantesco guiso se precisan 1.700 kilos de patatas, 700 de bonito, 200 kilos de cebolla roja y 80 litros de aceite de oliva como condimentos básicos.

Santa Cruz de Bezana

Calamares

Santa Cruz de Bezana no sólo puede presumir de la belleza de su costa, sino también de los pescados y mariscos que le dan vida y que forman parte de su gastronomía más característica. Las langostas, los centollos y, sobre todo, los calamares son algunos de los reclamos más solicitados para dar un capricho al paladar en lugares como Soto de la Marina, tan frecuentados durante los fines de semana de la época estival.

Santa María de Cayón

La tarta pasiega de Cayón

El origen de esta repostería se encuentra en el entorno de la factoría de Nestlé, donde los empleados tenían fácil acceso a la leche condensada, unido a la cercanía de los sobaos. Elaborada con manzana, avellanas tostadas, mantequilla, sobaos pasiegos y medio kilo de leche condensada, esta tarta enseguida se comenzó a hacer con piña que podía conseguirse a lo largo de todo el año.

Gastronomia de Cantabria

Santander

Marisco y pescado

No hay ciudad costera que se precie que no aproveche su riqueza en especies marinas para complementar la gastronomía tradicional y dar prestigio a su cocina. En Santander son muy variadas tanto las especies de pescados (bocartes, besugo, merluza, bonito, chicharro, lubina, lenguado, sardinas, etc.) y las formas de prepararlos, como las de marisco (almejas, mejillones, muergos o navajas, berberechos, nécoras, maseras, centollos, cambaros, erizos, percebes, quisquillas, caracolillos, cigalas, bogavantes, langostas, etc.), los máximos protagonistas de la mesa regional.

Santillana del Mar

Tableta con leche

La existencia en Santillana del Mar de ganadería de leche ha hecho que éste sea uno de los alimentos tradicionales de mayor importancia. Para acompañar, tableta, un bizcocho casero hecho simplemente con huevos, harina, azúcar y una corteza de limón.

Santiurde de Reinosa

Miel de brezo

Como en otros municipios vecinos de la comarca campurriana, también en Santiurde de Reinosa puede degustarse miel de brezo, un producto 100% natural, extraído de colmenas situadas en los montes, entre 900 y 1.400 m de altitud. Resulta una miel difícil de cosechar, intensamente floral, de color oscuro, marrón rojizo, sabor fuerte y persistente.

Santiurde de Toranzo

Bizcocho

En el año 1589 los molinos del valle de Toranzo se pusieron al servicio de la Corona y estuvieron dedicados a moler trigo para elaborar bizcocho, con el que abastecer las naves de la Armada. El popular bizcocho que se prepara en la actualidad poco tiene que ver con aquél, dieta básica del marino de la Edad Moderna, que consistía en una dura y seca torta de pan, cocida dos veces a fin de que se conservara.

Santoña

Anchoas

Las anchoas son el producto ‘estrella’ de las empresas conserveras de Santoña. Su método de elaboración fue introducido a finales del siglo XIX por italianos inmigrantes. Se elabora con boquerones y el proceso, cuyos pasos básicos se realizan a mano, supone dejar que el pez limpio permanezca enterrado en sal durante varios meses, perdiendo agua y grasa; al término del plazo, se filetea y envasa en aceite.

Gastronomia de Cantabria

Saro

Truchas en papillote

La existencia en el río Pisueña del coto de pesca Puente del Diablo y, más recientemente, de una piscifactoría en Saro, ha hecho que la trucha tenga una arraigada tradición culinaria. Entre los ingredientes de esta receta, además, se incluyen hortalizas cultivadas en las pequeñas huertas de los carredanos, como el puerro y la zanahoria, y la crema de la leche de sus vacas, utilizada también, en forma de mantequilla, para elaborar los famosos sobaos pasiegos.

Selaya

Quesadas

La cocina tradicional de Selaya es similar a la pasiega, de ahí, que sus productos más característicos coincidan con los de los municipios de la comarca. En este sentido gozan de gran fama y prestigio los derivados lácteos y, especialmente, la repostería pasiega, representada por sus inconfundibles sobaos y quesadas. Además, de su gastronomía tradicional no hay que olvidar tampoco las legumbres y las carnes de pasto, sobre todo de vacuno, aunque también de caprino, ovino y porcino, condimentos fundamentales de sus platos más reconocidos.

Soba

Tostadas

En este municipio se conoce por este nombre a las populares torrijas. Este sencillo plato se prepara con trozos de pan remojados en leche y huevo batido que se fríen en aceite y después se rebozan con miel o azúcar. En las casas de Soba también se elaboran otros postres y dulces sencillos, como el arroz con leche, la leche frita o las castañas peladas y cocidas en leche azucarada.

Solorzano

Pisto

Las huertas de Solórzano proporcionan las materias primas con las cuales preparar este plato. La receta más popular hace uso de calabacines, pimiento verde y tomates (a ser posible que hayan madurado en la rama), a los cuales se echan los huevos. Las verduras se sazonan con pimienta y sal. También se puede añadir berenjena y utilizar otras especias para enriquecerlo (albahaca, ajo, estragón, tomillo...).

Suances

Marisco 

En primavera se celebran desde mediados de los noventa las acreditadas Jornadas del Marisco de Suances. Durante esos días el visitante tiene la oportunidad de degustar mariscadas de langosta, cigalas, centollos, langostinos, cangrejos, maseras... ofrecidas por los restaurantes de la localidad a precios interesantes. Antes de este certamen culinario se organizan otras jornadas dedicadas al molusco.

Gastronomia de Cantabria

Tojos (Los)

Jabalí estofado

Uno de los mayores reclamos turísticos del municipio de Los Tojos, junto con la belleza de su medio natural y el conjunto histórico-artístico de Bárcena Mayor, es su gastronomía. Se basa, además de en el popular cocido montañés, en los platos de caza, destacando aquellos que contienen jabalí, venado y corzo, procedentes de las batidas que los cazadores llevan a cabo por la Reserva Nacional de Caza de Saja.

Torrelavega

Polkas

Este dulce de hojaldre es una de las joyas de la repostería regional, muestra del buen hacer de los maestros artesanos de Torrelavega, cuya clave reside en la selección de los mejores ingredientes naturales (harina, mantequilla pura, agua y sal). Su origen se remonta a comienzos del siglo XX y con el paso del tiempo ha ido ganando fama y adeptos, hasta convertirse en toda una delicia para el paladar representativa de la capital del Besaya, y, como tal, uno de los productos más demandados por turistas y visitantes a su paso por ella.

Tresviso

Solomillo al queso de Tresviso

Elaborado con carne, queso picón, mantequilla y crema de leche, se prepara cocinando a la parrilla el solomillo cortado en trozos gruesos. Después se pone un cazo con mantequilla al fuego y se añade el queso que se deja fundir y se agrega la crema. Esta salsa se agrega sobre la carne.

Tudanca

Chuleta de tudanca

La vaca tudanca, que toma su nombre de este municipio, está perfectamente adaptada al medio montañoso. Utilizadas tradicionalmente para los trabajos agrícolas, son recias, ágiles, fuertes y pequeñas. Sin embargo, en producción láctea se ven claramente aventajadas por la raza frisona. Esto ha supuesto que las tudancas se destinen a carne, de sabor único y gran calidad por la naturalidad con que son criadas. Esta raza ostenta el distintivo de ‘Indicación Geográfica Protegida’.

Udías

Garbanzos con chirivías

La chirivía es una planta de tallo acanalado y hojas similares a las del apio, flores pequeñas y amarillas y raíz blanca o rojiza, carnosa y comestible. Se parece a la zanahoria y tiene sabor dulce (en tiempos de los romanos era tan populares como lo son hoy en día las patatas). En Udías es costumbre prepararlas con garbanzos y carne de cerdo.

Val de San Vicente

Corbatas de Unquera

Este dulce de hojaldre es, sin duda, el producto gastronómico por excelencia de este término y especialmente de la localidad de Unquera, donde existen varios obradores dedicados a la elaboración tradicional de este postre con forma de pajarita o corbata, de unos 15 cm de largo por 4 cm de grosor, cuya capa superior está recubierta por un baño de glasa real con almendras. El origen de este producto se remonta a 1951, año en el que sus creadores, Ramón y Manuel Canal, inventaron, mientras desarrollaban ideas para moldear el hojaldre, la forma de este afamado dulce que recibió el nombre de la prenda a la que se asemejaba.

Valdáliga

Carne de pasto

Su tradición agropecuaria ha definido la gastronomía típica de Valdáliga, basada en los productos de la tierra, combinados con carnes de pastos naturales y excelentes pescados, al tratarse éste de un municipio donde tiene cabida de forma combinada la Cantabria ganadera y la marinera. Fruto de la primera de ellas son también los postres derivados de la leche (arroz con leche, leche frita, quesos de oveja, etc) que complementan el alto valor culinario del municipio.

Valdeolea

Olla ferroviaria

Este plato fue creado por los empleados en el ferrocarril de La Robla, cuyas máquinas paraban a repostar en Mataporquera, momento que era aprovechado para comer. Con el paso del tiempo, los maquinistas, fogoneros y guardafrenos idearon ingeniosos sistemas para cocinar sobre la marcha. Así nació la olla ferroviaria, un artilugio que se utiliza en la preparación de una suculenta receta de carne con patatas.

Valdeprado del Río

Lechazo asado

La cría de la oveja sacrificada al mes de nacer es conocida popularmente como lechazo o lechal. Al haberse alimentado exclusivamente con la leche de la madre, su carne es tierna, pues acumula mucha grasa. Asarlo es la más popular y sencilla manera de prepararlo, pues no requiere más que la pieza de animal y grasa con que untarla. Durante el proceso habrá de prestarse atención y mantener la humedad en el horno.

Valderredible

Patatas

En el aspecto gastronómico, las patatas de Valderredible, salidas de sus tierras de secano, son el producto que goza de mayor popularidad por su extraordinaria calidad. Están consideradas como las mejores de Cantabria y su cultivo es muy abundante en esta zona de la región. Por ello, en los mejores platos de la cocina del municipio no pueden faltar sus deliciosas patatas, ya sean guisadas, a la riojana o a la panadera.

Valle de Villaverde

Vino verde

Se trata de un vino joven, blanco y ligeramente espumoso que era habitual en Cantabria oriental, en particular en los valles del Asón y el Agüera. Se fermenta sin ollejo o piel, con uvas poco maduras en un proceso que dura de dos a tres semanas y se produce a temperaturas inferiores a los 18ºC. No es habitual que este tipo de vinos se someta a crianza, si bien puede hacerse en barricas de roble.

Vega de Liébana

Cocido lebaniego

Sin duda, el plato más representativo de la comarca de Liébana es su famoso cocido, que se diferencia del montañés en que se elabora con garbanzos. Carne, chorizo, cecina, tocino, repollo, patatas y otros condimentos son otros de los ingredientes. Primero se sirve una sopa de fideos y se continúa con los garbanzos, el relleno y el compango.

Vega de Pas

Quesadas y sobaos

La afamada gastronomía de la comarca, especializada sobre todo en los postres lácteos, es fruto de la gran calidad de la leche que, desde antiguo, ha proporcionado el ganado pasiego y que ha hecho que el prestigio y la popularidad de sus típicos sobaos, quesadas y quesos, elaborados artesanalmente, hayan traspasado los límites regionales, gozando de reconocido prestigio en toda la geografía española.

Villacarriedo

Mantequilla

La predominancia de la ganadería como actividad económica, al igual que en toda la zona de influencia de la pasieguería, supone que los derivados lácteos sean una de las bases de la alimentación tradicional del municipio. Entre ellos destaca la mantequilla, elaborada artesanalmente a partir de la crema de la leche. Con ella se hacen luego postres, como los famosos sobaos.

Villaescusa

Legumbres

Los mejores productos que pueden disfrutarse en Villaescusa proceden de sus huertos. Las legumbres se cuentan entre los principales cultivos de estas pequeñas plantaciones que pueden verse junto a muchas de las casas del valle. Entre las más populares se cuentan los caricos (alubias rojas), y las alubias blancas, las dos materia prima de algunos de los platos más populares de Cantabria.

Villafufre

Queso de oveja

La elaboración del queso de oveja ha sido recuperada con éxito en Villafufre merced a la instalación de una quesería artesana en el término, que ha logrado hacer de sus productos una de las principales aportaciones que Villafufre hace a la gastronomía regional. Asimismo, es de destacar entre los productos típicos del municipio algunas especies frutales como los higos y las cerezas, abundantes en Ojuriego.

Voto

Almejas

La marisma de Rada proporciona excelentes materias primas a la cocina. Entre los mejores se cuentan numerosos moluscos como las almejas, especialmente célebres las capturadas frente a Carasa. Además de los productos de la Reserva, también son de primer orden aquellos que se recogen en las huertas de la antigua junta trasmerana, entre ellos las alubias rojas, conocidas en Cantabria oriental como caricos.

buscar hoteles buscar restaurantes buscar salones y haciendas

También te puede interesar:




Blog | Anúnciese en Arecetas | Mapa Web | Contactar | Información legal | Política de Cookies

Arecetas 2002 - 2014 El contenido de esta web está bajo licencia Creative Commons. Síguenos en: facebook twitter blogger