RECETAS Y COCINA


Bulimia. Origen de la enfermedad

¿Qué es la bulimia?

En el origen de esta enfermedad intervienen factores biológicos, psicológicos y sociales que desvirtúan la visión que el enfermo tiene de sí mismo y responden a un gran temor a engordar. El enfermo siempre se ve gordo, aun cuando su peso es normal, pero no puede reprimir sus ansias de comer. Generalmente la bulimia se manifiesta tras haber realizado numerosas dietas dañinas sin control médico. La limitación de los alimentos impuesta por el propio enfermo le lleva a un fuerte estado de ansiedad y a la necesidad patológica de ingerir grandes cantidades de alimentos. Hasta el momento se desconoce la vulnerabilidad biológica implicada en el desarrollo de la enfermedad y son más conocidos algunos factores desencadenantes relacionados con el entorno social, las dietas y el temor a las burlas sobre el físico. Muchos de los factores coinciden con los de la anorexia, como los trastornos afectivos surgidos en el seno familiar, el abuso de drogas, la obesidad, la diabetes mellitus, determinados rasgos de la personalidad y las ideas distorsionadas del propio cuerpo.

¿Cómo se realiza el diagnóstico de bulimia?

El diagnóstico de la bulimia resulta complicado ya que los episodios de voracidad y vómitos se ocultan con facilidad. Además, algunos síntomas pueden ser confundidos con los de otras patologías. Para un diagnóstico adecuado es necesaria una entrevista psiquiátrica que desvele la percepción que el enfermo tiene del propio cuerpo y la relación que mantiene con la comida. Asimismo, es necesaria una exploración física completa para detectar los trastornos fruto de su comportamiento alimenticio. Los objetivos del tratamiento son corregir los trastornos alimenticios y psicológicos de la enfermedad.

¿Cúal es el tratamiento para la bulimia nerviosa?

La forma más popular de tratamiento es la terapia psicológica, a menudo psicoterapia de grupo o terapia cognitivo comportamental. Las anoréxicas y bulímicas suelen seguir los mismos tipos de tratamiento y es habitual verlas juntas en los grupos de terapia. Esto es así porque la anorexia y la bulimia tienen una gran relación, y es probable que las afectadas pasen de un desorden a otro. La terapia se centra en los hechos subyacentes que causan que la paciente desarrolle estos comportamientos, así como en los síntomas alimenticios actuales.El tratamiento es más efectivo si se produce en las etapas iniciales del desorden. Por desgracia, como es un desorden fácil de ocultar y menos visible físicamente, el diagnóstico y tratamiento suelen llegar demasiado tarde. Antes, las personas con bulimia eran hospitalizadas y dadas de alta cuando los síntomas remitían. En la actualidad esto es infrecuente ya que sólo resuelve la superficie del problema y poco después reaparece el desorden de forma severa, o incluso peor, de la que tenían en un principio.

¿Cuáles son las causas de la bulimia?

En el origen de esta enfermedad intervienen factores biológicos, psicológicos y sociales que desvirtúan la visión que el enfermo tiene de sí mismo y responden a un gran temor a engordar. El enfermo de bulimia siempre se ve gordo, aun cuando su peso es normal, pero no puede reprimir sus ansias de comer. Generalmente la bulimia se manifiesta tras haber realizado numerosas dietas dañinas sin control médico. La limitación de los alimentos impuesta por el propio enfermo le lleva a un fuerte estado de ansiedad y a la necesidad patológica de ingerir grandes cantidades de alimentos. Hasta el momento se desconoce la vulnerabilidad biológica implicada en el desarrollo de la enfermedad y son más conocidos algunos factores desencadenantes relacionados con el entorno social, las dietas y el temor a las burlas sobre el físico. Muchos de los factores coinciden con los de la anorexia, como los trastornos afectivos surgidos en el seno familiar, el abuso de drogas, la obesidad, la diabetes mellitus, determinados rasgos de la personalidad y las ideas distorsionadas del propio cuerpo.

¿Cuáles son las consecuencias clínicas de la bulimia?

Arritmias que pueden desembocar en infarto, deshidratación, colon irritable y megacolon, reflujo gastrointestinal, hernia hiatal, pérdida de masa ósea, perforación esofágica, roturas gástricas, pancreatitis, desequilibrio químico y electrolítico causado por el uso de laxantes, diuréticos y el vómito, insuficiencia cardíaca debido a la pérdida excesiva de potasio y sodioInflamación y ruptura del esófago causado por el vómito, ulceras.

¿Cuáles son los factores de riesgo de la bulimia nerviosa?

Los factores de riesgo para la bulimia son similares a los de otros desórdenes alimenticios como la anorexia nerviosa: edad entre 10 y 25 años, atletas, estudiantes con gran carga de trabajo, quienes han sufrido eventos traumáticos en su vida como abusos en la infancia y/o sexuales, personas de alto nivel socioeconómico, perfeccionistas, muy inteligentes o con altas expectativas de éxito. Aunque estos se consideran los grupos de más riesgo, el desorden puede ocurrir en personas de todas las edades y ambos sexos. El número de hombres afectados a los treinta, cuarenta y más allá no puede precisarse debido a la vergüenza que les produce reconocer su comportamiento. Además, en el caso de personas mayores con la enfermedad, los síntomas pueden no haber sido tratados durante años o décadas, lo que resulta en comportamientos cada vez más férreos y difíciles de afrontar.

¿Cuáles son los signos visibles de la bulimia?

Dolores de cabeza y mareos, hinchazón del rostro por el aumento de las glándulas salivales y parótidas, problemas con los dientes, machas, caries... Pérdida de cabello y debilidad, irregularidades menstruales bruscos aumentos y reducciones de peso, estreñimiento o defecación crónica debido al uso de laxantes marcas de dientes en los nudillos de las manos.

bulimia

¿Cuáles son los síntomas de la bulimia?

Episodios recurrentes de atracones de comida. Una sensación de pérdida del autodominio durante los atracones de comida, uso regular de vómito autoinducido, laxantes o diuréticos, dieta estricta o ayuno, o ejercicio muy energético para evitar el aumento de peso. Un mínimo de dos episodios de atracón de comida a la semana durante al menos tres meses. Preocupación exagerada por la figura y el peso corporal. Las bulímicas están continuamente obsesionadas por su aspecto y trabajan duro para ser lo más atractivas posibles. Antecedentes de dietas frecuentes. Muchos estudios han revelado que casi todas las personas que desarrollan bulimia han realizado frecuentes intentos de controlar su peso, síntomas de depresión que incluyen pensamientos melancólicos o pesimistas, ideas recurrentes de suicidio, escasa capacidad de concentración o irritabilidad creciente. Excesivo temor a engordar. En un estudio reciente, el 92 por ciento de las pacientas bulímicas encuestadas dijeron que sentían pánico o mucho temor a engordar. Comer en secreto o lo más inadvertidas posible. Mantenimiento de al menos un estándar normal mínimo de peso. Adiferencia de las anoréxicas, las bulímicas no tienen una figura demacrada que las traicione. Por supuesto, muchas mujeres con anorexia también desarrollaran bulimia.

¿Cuáles son los síntomas psicológicos de la bulimia?

Cambios en el carácter: depresión, fuertes sentimientos de culpa, repudio de sí mismo, en algunos casos hay alternancia entre euforia y depresión, autocrítica severa, imperiosa necesidad de recibir la aprobación de los demás, el nivel de autoestima es inversamente proporcional al peso (ej.:se odia por haber aumentado tan sólo algunos gramos). Dificultad de concentración y aprendizaje, vida social intensa con intervalos de aislamiento, actividad sexual que oscila de la abstinencia a la promiscuidad, abuso de alcohol y drogas.

La información aquí contenida no intenta ser un substituto del CONSEJO MÉDICO PROFESIONAL, por lo que se recomienda al Usuario buscar siempre el consejo de su médico particular u otro profesional de la salud cualificado antes de comenzar cualquier nuevo tratamiento o ante cualquier inquietud relacionada a su salud o condición médica.

Particularmente, el Usuario no debe descartar nunca el consejo médico profesional así obtenido por alguna información que hubiera podido hallar en este Sitio.

También te puede interesar:



Social







Secciones


Blog | Anúnciese en Arecetas | Mapa Web | Contactar | Información legal | Política de Cookies

Arecetas 2002 - 2014 El contenido de esta web está bajo licencia Creative Commons. Síguenos en: facebook twitter blogger